NOTA DE TAPA
03/11/2020
Frente de Todos: dichos y hechos que provocan la grieta interna
Más allá de la carta de Cristina, la alianza gobernante atraviesa momentos difíciles puertas adentro en medio de la crisis económica y sanitaria. Cómo afecta la divergencia en temas centrales y el optimismo oficial basado en un trípode donde no puede fallar ninguna pata
El viernes, Alberto Fernández reeditó la última foto que se sacó antes de que Cristina anunciara su candidatura a Presidente. Había sido el 17 de mayo de 2019 en Lomas de Zamora, junto a intendentes del Conurbano, en el quincho del Parque de Lomas. La nueva postal, ampliada con otros funcionarios -entre ellos, el gobernador Kicillof-, se leyó como un gesto de apoyo de los alcaldes después de la carta de la vicepresidenta, de la ausencia de Máximo en el acto que el jefe de Estado encabezó para recordar a Néstor Kirchner, de los cruces por la toma en el campo de los Etchevehere y de otras cuitas que averiaron la salud de la alianza gobernante.

El Frente de Todos es muy amplio como para homogeneizar opiniones, y hasta son lógicas las diferentes posturas; el problema es que las divergencias empiezan a surgir en cuestiones centrales que no dan margen a que unos digan blanco y otros negro dentro del mismo espacio. Esto, condimentado con un creciente cuestionamiento a funcionarios del gabinete y a una zigzagueante relación entre la Rosada y quienes mandan en el Congreso. En el fondo se discute quién conduce. Mientras en el entorno de Alberto sostienen que él es la garantía para que el espacio llegue unido a las elecciones, cada tribu tiene su jefe, y cada jefe su postura frente a políticas centrales, y no siempre son coincidentes.

La carta de Cristina fue un cimbronazo para varias de esas tribus, y tuvo impacto en el Ejecutivo, sobre todo cuando el Presidente y la vice llevan varias semanas sin cruzar opiniones. Hay quienes piensan que con la misiva, la expresidenta se corrió de la escena para dejar a Alberto librado a su suerte. Es difícil creer que Cristina, con la centralidad que le encanta ejercer aun cuando parece estar fuera de radar, se haya retirado a cuarteles de invierno cuando llega la temporada estival, no sólo en lo climático sino también en lo político, con una elección por delante. En 2021, ella jugará sus fichas, sin dudas. “Cristina, siempre está, aunque no se la vea”, suele repetir un cristinista con poder territorial en la Provincia.

Más allá de la carta, en Balcarce 50 preocupa la falta de coordinación interna para evitar cruces innecesarios, provenientes en muchos casos de segundas líneas o de librepensadores. Estos son muchos, del más variado pelaje, y todos se sienten parte y con derecho a opinar de lo que sea. “Más que fuego amigo, lo que vemos es una verborragia bastante elocuente y desordenada producto del frente que somos”, reconoció un vocero del Gobierno. Agregó: “Los librepensadores instalan lo de las expropiaciones, cuando somos el primer Gobierno que no para de asistir a las empresas, incluso pagándoles el sueldo a los empleados”.



Pese a las grietas internas, los albertistas son optimistas sobre la posibilidad de surfear la crisis económica, sanitaria, social y, ahora también, en cierto modo, política. “Está claro que la lapicera y la responsabilidad del momento la tiene el Presidente, y también está claro que la vicepresidenta les avisa a todos que el Presidente necesita hablar con todos los sectores; o sea que los extremos tampoco se ofendan si nos juntamos con la UIA, los empresarios o con espacios que supuestamente combaten al empresariado. Todos son todos”, aseguran cerca de Alberto Fernández. Eso sí, admiten que “es cierto que los distintos posicionamientos sobre diferentes temas generan ruido y confunden”.

El trípode donde se asienta el optimismo para ganar las elecciones intermedias es la pronta aparición de la vacuna contra el COVID, sostener la unidad del espacio y mostrar recuperación económica. “Nada razonable impide ver que esas cosas, que son fundamentales para tener un 2021 exitoso electoralmente, no las puedas tener”, se entusiasman. Es muy grande la apuesta a un cronograma de vacunación para empezar a aplicar dosis llegadas desde Rusia antes de fin de año. También están convencidos de que van a mantener la unidad, e incluso con una alianza ampliada: “El Frente de Todos se agrandó con el PJ de Córdoba, con movimientos sociales, y se va a seguir agrandando”, dicen. Sobre lo económico se espera un crecimiento del PBI, promedio, del 5% para 2021, y creen que habrá un incremento sostenido.

Esa postura optimista de la Rosada contrasta con la de otros sectores del espacio, donde gana la preocupación por el rumbo del Gobierno y desde donde se cuestiona la pericia del gabinete y hasta del propio jefe de Estado. En el entorno presidencial minimizan la discontinuidad de los almuerzos de los martes entre el Presidente, Máximo Kirchner, Sergio Massa, Santiago Cafiero y Eduardo de Pedro, y aseguran que es por un tema de agenda. Pero la última vez que compartieron mesa Alberto con el hijo de la vicepresidenta y el jefe de bloque de Diputados fue el 12 de octubre, en un mano a mano en el mediodía de Olivos. Con Massa, en tanto, comió el martes de la semana pasada, luego de la carta de Cristina. Además de Massa, ese día Alberto se dejó fotografiar con Vilma Ibarra, Cecilia Todesca y Juan Pablo Biondi, núcleo duro del albertismo que Cristina cuestionó en su misiva.

En el massismo reconocen también discrepancias con otros sectores del frente, y mientras enarbolan “banderas que Sergio no va a dejar nunca, como el tema de la propiedad privada”, aseguran que “él está en el Frente de Todos, sigue estando en el Frente de Todos, quiso estar ahí y elige estar ahí”. El tigrense, ya había programado el lanzamiento de su Escuela de Gobierno y el congreso del Frente Renovador para este mes, antes de la aparición de la carta. Creyó conveniente entonces iniciar su discurso el pasado viernes con una promesa de no dejar la alianza gobernante, e incluso colaborar para ampliarla. En paralelo, desde el massismo descartan un posible desembarco del presidente de la Cámara de Diputados en el gabinete.

La carta de Cristina expuso más el constante sismo interno que agrieta al propio oficialismo y que, entre otros condimentos, tiene el recelo de los intendentes del Conurbano con el Gobernador bonaerense, las diferencias que no sólo desde el área de Seguridad de Nación se muestran con el ministro provincial Sergio Berni, la postura tozuda de La Cámpora en temas puntuales y un Presidente que, como dicen a su alrededor, “permite muchísimo las discusiones internas, no las censura ni las castiga, y eso es un modo de actuar diferente”.




Atilio Borón, Politólogo - Sociólogo
“El Presidente debería ponerse a la cabeza y fijar una línea de acción”

Atilio Borón analizó la multiplicidad de opiniones dentro de la coalición de gobierno y, en diá- logo con La Tecla, señaló: “Me parece que el Gobierno tiene que encontrar otro camino para fortalecer su inserción en el sistema político, porque está siendo muy atacado”. Respecto al presente de la coalición gobernante, el sociólogo sostuvo que están “a la defensiva”. Agregó en tal sentido: “Tendrían que estar mucho más fuertes, planteando de manera más clara sus objetivos y evitar que haya una judicialización de la política en cuestiones sociales, como lo que pasó en Guernica o con los campos de los Etchevere. La vía judicial es conservadora y favorece a los sectores dominantes de nuestra sociedad y no a los sectores que nuestro Gobierno quiere favorecer”. Sobre el rol de Alberto Fernández afirmó que “el Presidente no puede permitir que se llegue a los extremos, como ocurrió en Guernica con un desalojo violento; más allá que hubo algunos grupos que enturbiaron la cosa, estos surgieron como una inacción del Gobierno, que dejó que las cosas llegaran a ese punto”. En referencia a los diferentes posicionamientos de los distintos actores de la coalición del Frente de Todos expresó: “Cada uno está haciendo su juego. El problema es que no hay una conducción firme de todo este conglomerado de alianza, y creo el Presidente debería ponerse a la cabeza y fijar una línea de acción, una ruta o un rumbo para encuadrar a la tropa. Hay demasiada discusión interna, y eso conspira contra una acción coherente que el Gobierno pueda encarar en distintos campos, y eso hay que corregirlo”.

Carlos Germano, analista político
“Con la carta hubo un antes y un después en el Gobierno”

Carlos Germano analizó el presente de la actual coalición de gobierno. En diálogo con La Tecla afirmó que ve “un escenario complejo”. En este punto remarcó la reciente misiva de la vicepresidenta y afirmó: “El dato político claro fue la carta de Cristina. Me parece que ahí hubo un antes y un después en el Gobierno de Alberto Fernández. Fue un punto de inflexión, donde iremos viendo los efectos políticos”. En esta línea sostuvo: “La carta de Cristina me hizo acordar al ADN kirchnerista con respecto a lo que sucedió en la provincia de Santa Cruz con los gobernadores Sergio Acevedo y Carlos Sancho, que terminaron renunciando, o Daniel Peralta, que fue aislado por el Gobierno de Cristina. Mirar esa historia y entender cómo se fueron desarrollando los hechos políticos es clave para entender la carta con respecto al tema Fernández”. Del mismo modo, Germano no dejó fuera de su análisis a la influencia del territorio bonaerense: explicó que “tiene mucho que ver la provincia de Buenos Aires y, fundamentalmente, el Conurbano, donde se ven situaciones de mayor convulsión. El ejemplo fue Guernica, donde se vieron imágenes con una efervescencia de violencia muy fuerte. Hay una clase política que es peronismo, que le cuesta mucho contener al Conurbano bonaerense. El ejemplo Guernica tiene que ser un llamado de atención. También se deben entender las diferencias de Cristina Fernández y su liderazgo con respecto a lo que está pasando en el Gobierno nacional”. Acerca de la figura del mandatario nacional expresó: “El Presidente, en la medida que no se anime a poder sacar todo el volumen que significa estar al frente del país, es un actor secundario; y es lo que veo en Sergio Massa y en otros dirigentes. Cuando Cristina llama a un diálogo para trabajar en los temas centrales, veo que lo hace para Mauricio Macri y para ella”.



Jorge D’Onofrio, diputado por el FdT
“No todos tenemos el mismo abordaje sobre los temas”

El diputado massista del Frente de Todos Jorge D’Onofrio dialogó con La Tecla acerca del presente de la coalición de gobierno, como así también sobre la coexistencia de opiniones dentro del espacio. Al respecto expresó: “Todos manifestamos nuestras opiniones, tanto para apoyar como para disentir en algunos temas. Cristina, con su carta, es un miembro más del Frente de Todos que expone su punto de vista sobre determinados temas”. En esta línea añadió: “No todos tenemos el mismo abordaje sobre los temas, pero encontramos la forma de charlarlo y resolverlo. Esto se va a ver en medidas concretas para la pospandemia. La palabra de la expresidenta tiene un valor”. En referencia al rol del presidente Alberto Fernández y su liderazgo dentro del Frente de Todos, el legislador provincial aseguró: “Tenemos claro que fue exitosa esta coalición, y estamos trabajando para que no lo sea solamente en el Gobierno, sino que se siga ampliando, porque hay muchos sectores que acuerdan parcial o totalmente que hoy no conforman nuestro espacio. Por eso, desde el Frente Renovador trabajamos para ir ampliando esa base de sustentación y entablar diálogo con todos los sectores de la política, que es lo que requiere la Argentina; y en ese sentido, (Sergio) Massa es la figura más visible”. En relación con los puntos a mejorar y los desafíos dentro de la coalición de gobierno, D’Onofrio resaltó: “Tenemos que trabajar muy fuerte en levantar la economía, pero eso no es lo único, porque hay que trabajar en seguridad, en educación; pero fundamentalmente estamos de acuerdo que lo primero es poner de pie a la Argentina, de eso, no hay duda”.

Hugo Haime, analista político
“Si el Gobierno no logra acomodar las cosas se va a complicar”

En referencia a la relación dentro de la coalición de gobierno, el analista político Hugo Haime dialogó con La Tecla y afirmó: “Hay una dispersión de opiniones. La carta de Cristina (Kirchner) trata de poner orden cuando le dice a Alberto (Fernández) ‘vos estás al mando’. Hay sectores que creen que están fuera del sistema del poder o por fuera de forma marginal que no han entendido lo que significa una coalición, por eso creo que si el Gobierno no logra acomodar las cosas se va a complicar; el Gobierno está obligado a poner orden puertas adentro para luego poner orden en la sociedad”. En la misma línea, Haime agregó: “Esto es una coalición de gobierno que tiene un Presidente, que es Alberto Fernández, y tal como lo dijo Crisitina Kirchner, si ella no hacía una coalición con Alberto y Sergio Massa, el peronismo no ganaba”. En cuanto al rol de la vicepresidenta continuó: “Si bien Cristina es la socia mayoritaria, no es la jefa del conjunto del electorado del Frente de Todos, ni tampoco la jefa del conjunto de dirigentes del Frente de Todos”. Sobre el lugar de Sergio Massa dijo: “Lo veo parado en una coalición en su misma postura. El se manifestó antikirchnerista y enfrentó a Cristina en 2013, pero entendió que si el peronismo no se unía iba a ser difícil de ganar las elecciones”. En referencia a la coexistencia de opiniones y posturas dentro del Frente de Todos, Haime consideró: “Todos tienen una idea común, pero hay matices, aunque dentro de esos matices hay cosas que tienen que estar consensuadas; no veo que Alberto y Massa piensen distinto a lo que expresó Cristina en su carta”.



Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete
“La receta es confiar en nosotros mismos”

La vicejefa de Gabinete de la Nación, Cecilia Todesca Bocco, analizó el devenir del Gobierno en materia económica. En este punto sostuvo que los “números objetivos” de la economía argentina “demuestran” que el tipo de cambio oficial “está en un buen nivel” y que hay “reservas” en el Banco Central “que nos permiten seguir funcionando con normalidad”. A modo de racconto, la funcionaria nacional aseveró: “Venimos de una crisis que es histórica, de un gran golpe y del préstamo más grande que otorgó el Fondo Monetario Internacional; no nos sobra nada”. Y aclaró que “no es que tenemos tierra arrasada, tenemos una plataforma y ponemos nuestros mayores esfuerzos en salir adelante. Hay algunos datos que nos indican que podemos transitar un sendero hacia el año próximo donde prevemos una recuperación de la economía”. Sobre las perspectivas de cara a la pospandemia, Todesca Bocco explicó que “en 2021 podremos hablar de recuperar la actividad, de políticas públicas que apunten a estimular la demanda para apuntalar el consumo, y luego vendrá la inversión. Las inversiones llegan cuando hay demanda, y hoy, todavía hay capacidad instalada ociosa”. Con respecto a la séptima ronda del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), anunciado días atrás por el Gobierno, afirmó que “aún hay recursos presupuestarios para ayudar a las empresas”, y destacó que “tenemos que sentarnos con los trabajadores y empresarios y discutir cuáles son las mejores políticas públicas para salir adelante. Por ahí está la receta, confiar en nosotros mismos”. Finalmente negó la posibilidad de una devaluación, al sostener que “si se devalúa aumentan todos los precios y todos los ingresos fijos en pesos, léase salario y jubilaciones; caen en términos reales, porque aumentan los precios, y eso contrae el nivel de actividad con aumento de la pobreza y la indigencia”.

Nicolás Mantegazza, intendente de San Vicente
“Es fundamental seguir consolidando el proceso político”

El intendente de la localidad de San Vicente, Nicolás Mantegazza, dialogó con La Tecla y analizó el escenario político del Frente de Todos, como también la conjunción de fuerzas dentro de la coalición de gobierno. En tal sentido señaló: “Mi visión con respecto al Frente de Todos es que es fundamental seguir consolidando el proceso político, ya que nosotros llegamos con una coalición de gobierno. Ahora, el desafío es consolidar la gestión de gobierno, nacional, provincial y en muchos municipios, como también político y partidariamente entendiendo que hay distitntos sectores que están todos expresados en el Gobierno y en el arco político”. Acerca de los próximos desafíos indicó: “En lo local se traduce el panorama nacional y provincial, porque recuperamos el Gobierno después de cuatro años de la administración de (Mauricio) Macri, donde quedó una economía quebrada, y a los cien días de Gobierno vino la pandemia, que agudizó los problemas. La dificultad es poder reconducir el rumbo económico para alcanzar el crecimiento y dar mayores oportunidades”. En referencia al impacto de la carta de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, Mantegazza puntualizó que “es un respaldo a Alberto Fernández, al Frente de Todos. Creo que Cristina es la primera que entiende que tenemos que estar todos juntos y que hay que fortalecer la unidad. Ese es el desafío, seguir consolidando el frente, y ese proceso nos va a permitir las distintas políticas que tenemos que llevar en los diferentes niveles de gobierno. Es responsabilidad de todos los dirigentes y hay un entendimiento a lo largo y ancho del campo nacional y popular de que todos tenemos que cuidar el espacio; es una tarea de todos y todas”.