16/11
Denunciaron penalmente a Larreta por abusos policiales
Realizaron una denuncia penal contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y otros funcionarios más por dos hechos de violencia institucional contra un repartidor y un mantero, y solicitan el gobierno de la Ciudad la identificación de los policías que participaron del hecho.

El secretario de ATE Capital, Daniel Catalano; el ex Diputado José Cruz Campagnoli; el Co-presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Ramiro Geber y Flavio Turné, de Espacio PUEBLA realizaron una denuncia penal contra el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y otros funcionarios más por dos hechos de violencia institucional contra un repartidor y un mantero, y solicitan el Gobierno de la Ciudad la identificación de los policías que participaron del hecho.

La denuncia también incluye al Jefe de Policía de la Ciudad, al Ministro de Seguridad porteño y a miembros no identificados de la Policía de la Ciudad por dos situaciones que sucedieron en las últimas 72 horas: uno en la  Avenida Santa Fe 1740 el día 9  de noviembre en horas de la tarde y el otro,  el 12 de Noviembre en la intersección de la Av. Avellaneda y Helguera. En el video presentado ante la justicia se puede ver el maltrato de policías porteños, con golpes y patadas a ciudadanos de la CABA -que estando reducidos y sin poder defenderse- sufren la represión ilegal de los policías actuantes, razón por la se solicita se identifique a esos funcionarios policiales que primafacie habrían incurrido en el delito de aplicación de vejaciones y apremios (Art 144 inc 2, Código Penal de la   Nación).

“Larreta y Santilli entienden que la forma de resolver la pobreza no es generando empleo y garantizando derechos. Desarrollan una política represiva para expulsar todo aquello que sea distinto a la clase dominante. Larreta y Santilli son los promotores del ajuste, la represión y la desigualdad social”, sostuvo Catalano.

Por su parte Campagnoli manifestó: “La violencia policial que vimos estos días en la Ciudad no son hechos aislados sino una práctica sistemática del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, quien debería velar por la seguridad del conjunto de la población y no reprimir violentamente a los sectores más castigados por la crisis económica provocada por la pandemia y por el gobierno del cual él fue parte”.

Cabe recordar que desde el 1º de enero de 2017, cuando comenzó a operar en CABA la Policía de la Ciudad, fruto de la fusión de la Policía Metropolitana, -creada por Mauricio Macri en 2008 durante su gestión como Jefe de Gobierno porteño, con la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal-, quedó constituida una mega fuerza de 27.000 efectivos para un territorio que tiene menos de tres millones de habitantes, es decir, un policía cada 107 habitantes. O más de 800 policías por cada 100.000 habitantes, casi el triple de los 300 por 100.000 que recomienda la ONU como óptimo. Y todo esto sin retirar, sino incrementar, la cantidad de gendarmes y prefectos que suman todavía más poder de fuego.

Según datos del Informe de casos de gatillo fácil 2019, realizado por la Coordinadora contra la Represión Policial Institucional (CORREPI), entre 2011 y 2017, ocurrieron 22 casos de violencia institucional por parte de la Policía Metropolitana, y desde enero de 2017 se registraron 68 nuevos casos.

En sus tres años de existencia, además, la Policía de la Ciudad logró el récord de duplicar la cantidad de casos registrados por la Metropolitana en cuatro veces más tiempo (Policía de la Ciudad, 68 casos en 36 meses Policía Metropolitana, 22 casos en 8 años). La Policía porteña mató 68 personas en 36 meses.

“Ante este panorama, como ciudadanos y organizaciones de derechos humanos expresamos nuestra más profunda preocupación ante los distintos hechos que han tomado estado público y que creemos merecen una profunda investigación, en tanto al actuar de las fuerzas policiales de la Ciudad”, dijo Geber.

Asimismo, Turné expresó: “nos preocupa que estas prácticas de aplicación de tormentos, apremios ilegales y/o vejaciones que lleva adelante la Policía de la Ciudad se naturalicen en la sociedad porteña, o  bien queden impunes sus autores intelectuales o materiales”.