21/11
Concluyó la revisión de ajustes al Código Urbanístico
La norma fue despachada en comisión legislativa y quedó presta para votarse en la próxima sesión. El extenso y nuevo Código Urbanístico fue sancionado en 2018 y su puesta en vigencia generó algunas dudas técnicas o de aplicación operativa en cuestiones puntuales, generando una necesidad legislativa de ampliación de conceptos y aclaración de interpretaciones.

Los ajustes técnicos al nuevo Código Urbanístico, que fueron trabajados en detalle por legisladores, funcionarios ejecutivos, asesores y especialistas durante varias reuniones y debatidos en una concurrida Audiencia Pública, concluyeron en la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura.

Después de una aprobación en primera lectura, la comisión legislativa y funcionarios específicos de la Jefatura de Gobierno trabajaron en común para hacer los ajustes que surgieron de la Audiencia Pública, donde hicieron sus ponencias y propuestas asociaciones civiles, particulares y profesionales vinculados a la urbanística, la arquitectura y la construcción.

"La Audiencia tuvo una amplia participación ciudadana, se transmitió en vivo, se realizó en dos jornadas para que los más de 200 inscriptos pudieran expresarse. En total intervinieron efectivamente 130 personas y gran parte de sus sugerencias se incorporaron a las modificaciones que trabajamos en las reuniones de asesores y diputados y que se verán plasmadas en el nuevo texto de la ley”, declaró la legisladora Roldán Méndez, tras la reunión de comisión en donde se emitió dictamen sobre el proyecto. Estuvo presente el vicepresidente primero de la Legislatura, Agustín Forchieri.

El extenso y nuevo Código Urbanístico fue sancionado en 2018 y su puesta en vigencia generó algunas dudas técnicas o de aplicación operativa en cuestiones puntuales, generando una necesidad legislativa de ampliación de conceptos y aclaración de interpretaciones. Esta ley correctiva procura resolver esa demanda, para lo cual se hizo un amplio y minucioso punteo de todo su articulado y se tomaron en cuenta preguntas, iniciativas, quejas y todo lo que resultare útil para “su previsibilidad, transparencia y claridad de conceptos, al tratarse de una norma que establece un nuevo paradigma sobre la planificación de la Ciudad”, se explicó.

Algunos ejemplos: se simplificaron ciertos trámites sobre usos de suelo para el desarrollo urbano, lo que “genera más certezas y fomentará la actividad económica en la Ciudad con emprendimientos que traen consigo fuentes laborales directas e indirectas”.

En cuanto a los edificios de Perímetro Libre, se trabajó en aclarar los casos en los cuales pueden edificarse y cómo para aventar interpretaciones erróneas..

Se incorporaron definiciones a los conceptos de ciudad verde y compromiso ambiental; se adecuó la descripción de las herramientas de compromiso ambiental y se actualizaron regulaciones de las Áreas de Reserva Ecológica así como la incorporación de una nueva Reserva y Reservorio en el Parque Sarmiento.