HISTORIAS DE VIDA
15/01
La historia de cómo Martín Karadagián logró la “jubilación” de su padre
Paulina Karadagián, hija del líder de “Titanes en el Ring”, hace unas horas compartió la historia de su papá y su abuelo el armenio Hamparzún y conmocionó a sus seguidores con la anécdota de su infancia familiar. Leé más.
En su publicación, Paulina compartió una foto de su papá y su abuelo, al que llamó el armenio Hamparzún, y al cual no conoció más que por los recuerdos de Martín, su padre. En varios tuit, recreó la historia de cómo el armenio era ayudado económicamente y cómo reaccionó un día de lucha.

Martín Karadagián fue muy humilde pero logró la popularidad al interpretar a los personajes de "el Caballero Rojo", "Pepino el Payaso", "La Momia", o "Mercenario Joe", en Titanes en el ring.

En su cuenta de Twitter, Paulina escribió: “Él fue mi abuelo. Solo conocí historias por lo que me contaba papá. Más allá de haber tenido una mala relación con él, papá siempre estuvo. El armenio Hamparzún (así se llamaba mi abuelo), era muy bravo, pero además, orgulloso. No quería recibir ayuda económica de papá”.

Además, narró la forma en que su padre logró ayudarlo sin que se entere: “Así que a mi viejo se le ocurrió hacerle una jubilación inventada. Mandó a hacerle una foto y le inventó un carnet de jubilación. Le dijo: "Usted no puede perder ésto, papá. Es muy importante. Y todos los meses tiene que venir a mi oficina con el carnet y yo mando a alguno de los muchachos a cobrársela, así no tiene que hacer fila". Y ahí iba, Don Hamparzúm, todos los meses a la oficina de papá, conversaban y tomaban café, mientras otro empleado desaparecía de la oficina una horita y volvía con un sobre previamente preparado por papá con dinero adentro. La jubilación para mi abuelo no existía, pero existió, porque papá era mago. ¿ Cómo no iba a hacerle creer a mi abuelo eso, si nos hizo creer a todos que una Momia llegó de Egipto para ser luchadora?”, escribió Paulina.

Finalmente, contó que su abuelo nunca aceptó que “Titanes en el ring” era un juego y narró cuándo fue la última vez que fue a un canal de televisión: “Como dato de color, mi abuelo nunca entendió que la lucha era un entretenimiento. Se ponía muy nervioso cuando le pegaban a su hijo, hasta que una vez se subió al ring con un cuchillo para defenderlo. Les dije, el armenio era bravísimo. Ésa fue la última vez que fue a un canal de tv.”