A LAS AULAS
17/02
Los chicos volvieron a las escuelas y los diputados se cruzaron en las redes sociales
Mientras que desde el oficialismo porteño celebraron el regreso a las aulas y advirtieron sobre el crecimiento de alumnos que perdieron contacto con las escuelas, desde la oposición alertaron acerca de la falta de recursos para llevar a cabo un ciclo lectivo seguro. 
Tras once meses con las aulas cerradas pero con clases virtuales, los alumnos y docentes regresaron a las aulas con un protocolo para evitar la propagación del virus. Sin embargo esto despertó opiniones cruzadas entre los legisladores de la Ciudad de Buenos Aires, es que mientras el oficialismo porteño celebró la decisión, desde la oposición advirtieron sobre la falta de recursos en las escuelas. 

En este sentido el presidente de la Comisión de Educación, Gonzalo Straface (VJ), afirmó que “es un día de alegría para todos los chicos y chicas que vuelven a la escuela, porque no hay futuro ni desarrollo posibles sin educación”. Mientras que el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Agustín Forchieri (VJ), indicó que “después de muchos meses nuestros hijos empiezan a recuperar su futuro”.

Sobre esa misma línea el presidente del bloque oficialista, Diego García Vilas (VJ), señaló que este miércoles su “equipo estuvo en las paradas de colectivos de la Ciudad para concientizar sobre la prioridad de docentes y alumnos en el transporte público” y precisó que “todos tenemos que aportar para que nuestros chicos y chicas vuelvan a la aulas, que es urgente por distintos motivos”. 

“Durante la pandemia se duplicó el número de alumnos con posibilidad de repetir. 6.500 alumnos perdieron contacto con la escuela. El 70% de los chicos sufrió algún trastorno, ya sea de ansiedad, de sueño o de alimentación. Digamos basta y volvamos al aula a construir futuro”, aseveró. 

Al mismo tiempo que el legislador de la UCR-Evolución Leandro Halperín subrayó que “la vuelta a la escuela era una deuda pendiente” y consideró que “el retorno a la presencialidad, con los cuidados necesarios, es el primer paso para restablecer la igualdad de oportunidades de niñas y niños”. 

Por su parte la diputada del FIT Alejadrina Barry apoyó el reclamo gremial de Ademys –organización que convocó a un paro docente por 72 horas-, por lo que reclamó por “inversiones en infraestructura escolar y mayor contratación de docentes” y exigió “recursos y no sólo discursos para cuidar la salud de los estudiantes y la comunidad educativa”.

Además compartió un video en sus redes sociales en el que mostró el estado de una escuela, en la que no había papel higiénico ni jabón, dos elementos fundamentales para evitar la propagación del coronavirus.

En tanto Pablo Almeida (FIT) concluyó señalando que “las escuelas no se abren con discursos sino con recursos y esos recursos son los que los gobiernos destinan al pago de la deuda externa, tanto del FMI como otras instituciones usureras”.