AUDIENCIA PúBLICA
24/02
Denuncian que aumentará un 43% la tarifa del subte
Los diputados porteños de la oposición participaron de la audiencia en la que se analizó el incremento en el boleto de ese servicio público y advirtieron que es un “nuevo golpe al bolsillo del pueblo trabajador”.

A fines del año pasado la Ciudad de Buenos Aires volvió a prorrogar la concesión con Metrovías y ahora se realizó una nueva audiencia con motivo del aumento de la tarifa del subte, algo que los diputados porteños de la oposición volvieron a repudiar y alertaron acerca del mantenimiento de las unidades que están en circulación.

Una de las legisladoras que participó de dicha audiencia es Alejandrina Barry (FIT) recordó que “a fin de año Larreta nos trajo un regalito de navidad, aumentos en el conjunto de los transportes públicos que implicarán un golpe al bolsillo del pueblo trabajador, en el marco de la caída del salario y del crecimiento de los índices de pobreza tanto en la Ciudad como en el gran buenos aires, los usuarios del subte” e insistió en que “de conjunto y en total, la tarifa aumentará un ajuste 43%, planteando que para ello se tomaron los gastos a octubre 2020. Pero el aumento está muy por encima de la inflación relevada acumulada del año 2020, que fue del 36,1%”.

Asimismo indicó que dentro de los gastos incluidos por Metrovías (y avalados por el Gobierno) para calcular la tarifa, se siguen incluyendo los “gastos de mantenimiento”, que representa el 8,6% de la tarifa. “En el amparo que presentamos en 2018 desde el Frente de izquierda con Myriam Bregman , que se frenó por meses el aumento del subte se estableció que esos gastos debía afrontarlos el concesionario, Metrovías”, detalló la opositora y subrayó que “en el amparo del 2018 también se comprobó que dentro de la tarifa Metrovías incluía inclusión gastos suntuosos como: compra de diarios por $ 3.262; un ticket por una cena en un restaurant de lujo por $ 56.500; cursos de inglés por $7.560; servicio de remises por $ 27.760. El Gobierno jamás hizo nada sobre esto”.

Sobre esa misma línea, recordó que durante el primer semestre del año pasado, el Gobierno de la Ciudad le entregó a Metrovías 5.364 millones de pesos en concepto de subsidios, por lo que se preguntó: “¿A dónde fueron a parar? Al mantenimiento del servicio podemos asegurar que no. Sin ir más lejos hace unos meses nomás descarriló la línea E por mal mantenimiento y por tener vagones con 60 años de antigüedad; o algo que es común para todo pasajero del subte, viaje en la línea que viaje, de encontrarse con inundaciones en las estaciones los días de lluvia”.

En tanto el peronista Santiago Roberto (FdT) advirtió que “el Gobierno de la Ciudad aumenta una vez más la tarifa del subte de manera injustificada” y consideró que “no sólo no hay razones para aplicar el aumento que impulsa Larreta, sino que además el incremento está basado en cálculos que no corresponden porque incluyen en el cálculo de costos que presentan para justificar la suba las inversiones y los impuestos que en realidad deben estar a cargo de la empresa concesionaria”.

“Una vez más, intentan confundir a la gente mezclando los números para argumentar falsamente la suba del pasaje. Pero en realidad lo único que quieren es transferir recursos desde los bolsillos de los usuarios a los empresarios del Grupo Roggio - Metrovías que tienen la concesión del subte hace 26 años y en todo este tiempo no han hecho nada por mejorar el servicio”, indicó y concluyó proponiendo que “sea el Estado el que gestione directamente el transporte subterráneo para anteponer el interés de los usuarios y terminar con el lucro económico de un privado”.