NUEVA ETAPA
03/03
Maquieyra se despidió del IVC con un balance de su gestión
Aseguró que durante su paso por ese organismo desarrolló “una nueva manera de pensar el hábitat y la integración” y afirmó que se construyeron cuatro mil viviendas para personas en situación de vulnerabilidad.
Luego de que se oficializara su renuncia al Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC), Juan Maquieyra analizó su paso por ese organismo antes de asumir sus funciones como jefe de asesores del Gobierno porteño, puesto en el que fue designado gracias al propio Horacio Rodríguez Larreta. 

En ese sentido el funcionario aseguró a través de sus redes sociales que se está “sumando al equipo de la Jefatura de Gobierno para continuar trabajando en mejorar la vida de las vecinas y los vecinos de la Ciudad junto a Horacio” e indicó que “culmina una etapa de aprendizaje y crecimiento que me despierta una profunda gratitud y reconocimiento por todo el equipo del IVC que hizo posible recorrer este camino”.

Al mismo tiempo que señaló que “desde el inicio junto a la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore, tuvimos la convicción de que la política de vivienda se debía una nueva mirada: pusimos a los barrios populares en el corazón de la agenda de la Ciudad y desarrollamos una nueva manera de pensar el hábitat y la integración”. 

“En los barrios populares, construimos más de 4.000 viviendas para quienes más lo necesitaban”, señaló y precisó que además se desarrollaron “131.931 metros cuadrados de veredas y pavimentos, y 146.515 metros lineales de infraestructura para acercar cloacas, gas, agua y alumbrado público a millones de personas”. 

Sobre esa misma línea, Maquieyra aseguró que “esas viviendas se convirtieron en miles de hogares que albergan historias de superación individual y familiar. La apertura de una calle se transformó en más seguridad, en la posibilidad de que ingrese una ambulancia o colectivo, en la posibilidad de poner una dirección en el CV” e indicó que “todo esto fue posible gracias a una nueva manera de encarar el proceso de integración profundamente participativo y democrático que, a través de las Mesas de Gestión Participativa, garantizó la voz y la decisión de los vecinos y vecinas en todas las etapas del proceso”. 
 

Al mismo tiempo que afirmó que “una política integral para los sectores medios permitió que más familias puedan acceder a una vivienda. Trabajando a la vez en la protección de derechos de inquilinos y propietarios, impulsamos la aprobación de una ley para mejorar el sistema de alquileres en la Ciudad” y señaló: “acompañamos una ley de vivienda asequible que genera herramientas para que más vecinos y vecinas de la Ciudad puedan acceder a la casa propia”. 

“Brindamos herramientas para acompañar a los inquilinos, ofrecimos 5.912 créditos hipotecarios y generamos en el Barrio Olímpico el primer desarrollo urbano con mixtura social de las últimas décadas en la Ciudad de Buenos Aires”, explicó y aseveró que “en estos años también pudimos iniciar transformaciones para garantizar más derechos y condiciones de igualdad dentro del IVC: alcanzamos la paridad de género en el total de la planta, incluyendo los cargos directivos. Un equipo potente, diverso y heterogéneo que llevó adelante la transformación habitacional más importante de las últimas décadas en la Ciudad”. 

En cuanto  al futuro del IVC, Maquieyra advirtió que “continuará su camino de crecimiento y transformación de la mano de su nuevo presidente, Gabriel Mraida, y cada uno y cada una de quienes lo integran. Tengo la certeza de que dedicarán toda su mente y corazón a garantizar los derechos de aquellos a los que aún no hemos llegado”  y concluyó señalando que “estos fueron solo los primeros pasos en un camino arduo donde queda mucho por hacer, pero estamos orgullosos de lo logrado hasta acá”.