¿NUEVO TARIFAZO?
16/03
Solano apuntó contra el Gobierno Nacional por la dolarización de las tarifas
El ex legislador porteño participó de la audiencia pública convocada por la Secretaría de Energía para establecer la tarifa del gas y aseguró que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, siguió “el camino de la dolarización de la energía de Macri y Aranguren”.
Luego de que el Gobierno Nacional anunciara el fin del congelamiento de las tarifas, el dirigente del Partido Obrero y el ex legislador del Frente de Izquierda Gabriel Solano criticó con dureza al Ejecutivo por esa decisión y consideró que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, siguió “el camino de la dolarización de la energía de Macri y Aranguren”.

En ese sentido, Solano explicó que “la audiencia convocada es un fraude porque se sustrajo del debate el precio que las petroleras reciben por el gas. Este precio fue fijado por el llamado Plan Gas 4 firmado por el gobierno de Alberto Fernández con las empresas petroleras” e indicó que “el mismo continúa la línea del ‘anulado’ DNU 1053/18 de Macri porque se mantiene la dolarización de los contratos con las empresas productoras. El precio promedio que recibirán las petroleras será de u$s 3.95, lo cual es un aumento superior al 50% y medido en dólares”. 

Sobre esa misma línea precisó que “se trata de un tarifazo enorme, que será cubierto integralmente por los consumidores, sea mediante el pago de la tarifa o sea mediante subsidios que se financian con los impuestos de los contribuyentes” y denunció que “el presidente mintió deliberadamente ante la Asamblea Legislativa del pasado 1 de marzo, cuando anunció la desdolarización de las tarifas. De lo expuesto queda claramente demostrado que esa dolarización no solo continúa, sino que se ve agravada por el aumento del precio del gas a boca de pozo que recibirán las empresas productoras”.

“Aunque los medios hablan de fuertes debates al interior del gobierno, lo cierto es que ningún sector cuestiona esta dolarización que beneficia a las petroleras. El único debate se reduce a que parte de esa dolarización es financiada mediante la tarifa y que parte mediante subsidios”, detalló y precisó que “el sector más vinculado al kirchnerismo defiende otorgar subsidios adicionales por 56.000 millones de pesos a las empresas productoras. Con un Estado claramente quebrado, con un déficit fiscal total cercano a los 10 puntos del PBI, esos subsidios serán cubiertos con emisión monetaria que impactará directamente en los precios que pagan los trabajadores por su canasta familiar”.

Asimismo aseguró que “de todas maneras, no resuelve el problema de la inversión y el declive de la producción” y remarcó que “la producción actual de gas se ubica un 4,3% por debajo de los niveles de 2010, a pesar que desde el primer Plan Gas en 2013 se gatillaron a los pulpos del sector casi 10.000 millones de dólares en subsidios”.

Al mismo tiempo que concluyó señalando que “frente a las salidas falsas de tarifazos y subsidios, planteamos que la única resolución posible a un tema que es central para la economía y el funcionamiento del país dado su impacto en todo el circuito productivo, es la nacionalización de la energía y de toda la industria hidrocarburífera, como parte de un plan integral de industrialización del país en función de los intereses de la mayoría popular”.