REVES
20/04
La Justicia Federal ordenó a Larreta que suspenda las clases hasta que defina la Corte
El Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo declaró la incompetencia de la justicia porteña y envió el expediente al máximo tribunal. La medida deja sin efecto la cautelar planteada por padres y madres de alumnos contra el DNU de suspensión de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires.
En medio del tironeo por la suspensión de las clases presenciales en el AMBA, la justicia federal emitió un fallo contra la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, a la que ordenó acatar el Decreto de Necesidad y Urgencia firmado por el presidente Alberto Fernández hasta que la Corte Suprema se expida al respecto.

En este sentido, fue el Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo el que declaró la incompetencia de la justicia porteña y envió el expediente al máximo tribunal de la Justicia, que prometió una resolución esta misma semana. 

En su sentencia, el juez federal Esteban Carlos Furnari admitió “parcialmente la inhibitoria planteada por el Estado Nacional – Jefatura De Gabinete De Ministros y, en consecuencia, con relación a las causas 108081/2021-0, 108437/2021-0 y 108441/2021-0 y sus incidentes, declarar la incompetencia del fuero en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de las Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires, y disponer su remisión a la Corte Suprema de Justicia De La Nación por la vía originaria, haciéndose saber a la Sala IV de la Cámara de Apelaciones y al Juzgado nº 1 de aquel fuero -según corresponda- que deberán instrumentar la remisión ordenada”. 

Asimismo, dejó “sin efecto la resolución cautelar dictada el 18 de abril de 2021 en la causa “Fundación Centro De Estudios En Políticas Públicas Sobre Incidente De Queja Por Apelación Denegada - Queja Por Apelacion Denegada”, expte. nº 108441/2021-1; y hacer saber al Gobierno De La Ciudad De Buenos Aires que deberá abstenerse de aplicar y/o ejecutar la medida allí ordenada”.

Este lunes, la Corte Suprema aceptó su competencia originaria en el caso con el voto de los ministros Carlos Rosenkrantz, Carlos Maqueda, Horacio Rossatti y Ricardo Lorenzetti, mientras que Elena Highton de Nolasco se expresó en disidencia, al considerar que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “no es un sujeto aforado a la jurisdicción originaria” del tribunal. 

Ahora, el gobierno nacional tendrá ahora cinco días para responder los argumentos esbozados por la administración de Horacio Rodríguez Larreta, que presentó un recurso para suspender los efectos del DNU presidencial, que terminaba con las clases presenciales hasta el 30 de abril.