POLEMICA
08/07
El oficialismo porteño aprobó las modificaciones a la Ley de Catastro
A pesar de la advertencia del FdT de que esta medida permitiría la creación de barrios privados en el distrito, la Legislatura aprobó con 36 votos positivos y 19 en contra los nuevos lineamientos de esta Ley.
En medio de un duro cruce de palabras en el recinto de sesiones, la Legislatura de la Ciudad aprobó, este jueves, con 36 votos a favor y 19 negativos el proyecto que actualiza los lineamientos de la Ley de Catastro. La medida fue aprobada solo con los votos del oficialismo, desoyendo las advertencias de la oposición porteña al respecto de que podría favorecer la creación de barrios privados en el distrito. 

La normativa recibió el acompañamiento de los bloques VJ, PS y UCR-EV, mientras que FdT, FIT y AyL lo rechazaron. La misma tiene como objetivo ordenar la medida que rige el catastro y el registro de mensuras, adaptándolos a las necesidades actuales y facilitando la simplificación de los trámites. 

Cabe recordar que la Legislatura actualizó y adecuó todas las disposiciones del Código de Edificación, que había obtenido primera aprobación en diciembre de 2020. Pero a principios de este año se realizó una extensa audiencia pública, en la que aparecieron nuevas propuestas que obligaron a realizar nuevas correcciones. 

Más allá de esto, desde el FdT presentaron un dictamen de minoría en el que pidieron que se archive el proyecto, ya que se garantiza la prohibición de que en la Ciudad se creen barrios privados o náuticos, lo que podría favorecer la intención del oficialismo porteño de avanzar con la creación de un barrio náutico en los predios de Costa Salguero. 

La discusión se dio en torno al término “conjuntos inmobiliarios”, dado a que el mismo establece que estos conjuntos son “aquellos emprendimientos urbanísticos, tales como parques empresariales o náuticos, o cualquier otro, independientemente del destino de vivienda permanente o temporaria, laboral, comercial o empresarial que tenga, comprendidos asimismo aquellos que contemplan usos mixtos, con arreglo a lo dispuesto en el Código Urbanístico”.

Durante la sesión, el diputado de Vamos Juntos y presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, Daniel Del Sol, aseveró que estos “proyectos que vienen a ponerse a la vanguardia, es un proyecto de máxima necesidad y que nos permitirá ponernos al mismo nivel que otras ciudades del mundo” e indicó que “nos va a partir contar con un Catastro acorde a las normas actuales y que agiliza los trámites de Catastro. Gracias a esta ley vamos a contar con un Catastro vamos a poder visibilizar con más información de cada parcela”. 

Por su parte, Amanda Martín (FIT) explicó que “la modificación del código empeora las condiciones de habitabilidad al permitir medidas mínimas de espacio, ventilación e iluminación y perjudican aún más las condiciones de acceso para las personas con discapacidad, mientras con la reforma de la ley de catastro se dejan abiertas las puertas a la creación de barrios privados y emprendimientos urbanísticos en favor de los especuladores inmobiliarios, como el que buscan construir en la ex ciudad deportiva de La Boca”.

“Estas leyes votadas constituyen un nuevo capítulo de la privatización de espacios públicos en la ciudad llevado a cabo en los últimos años en la ciudad con la complicidad del peronismo y el resto de los bloques opositores, con excepción del Frente de Izquierda”, añadió y sentenció que “desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad nos oponemos a esta orientación y continuaremos con la lucha por una Ciudad para los trabajadores”.

Por su parte, Javier Andrade (FdT) afirmó que “con la excusa de una falsa integración del río quieren habilitar los mega emprendimientos inmobiliarios con viviendas de lujo en la Costanera” y consideró que “genera muchísima preocupación el avance de los negocios con las tierras públicas y costeras, están adaptando las normativas para habilitar usos que estaban prohibidos y que van en contra de la Constitución de la Ciudad y el Plan Urbano Ambiental”. 

“Es muy clara la intencionalidad de profundizar su modelo desigual de Ciudad. El proyecto de Solares de Santa María, en la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, el intento de la venta de Costa Salguero y la privatización del río son ejemplos irrefutables”, añadió y sentenció que “el Código Civil y Comercial de la Nación creó la figura de ‘conjuntos inmobiliarios’, que abarca barrios privados y náuticos, pero eso NO significa que sean admisibles en la Ciudad de Buenos Aires”.