LAS REDES EN CAMPAñA
28/07
Tras el “carpetazo”, Ajmechet salió a aclarar sus dichos sobre las Islas Malvinas
La precandidata a diputada nacional por JxC se disculpó con quienes se ofendieron “de buena fe” y planteó que para que la Argentina “mejore es necesario que se puedan dar los debates públicos que faltan en un marco de respeto y de libertad”.
Luego de que en las redes sociales reflotaran varios tuits suyos con comentarios polémicos acerca de las Islas Malvinas y la comunidad judía, la precandidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio (JxC) y perteneciente al riñón de Patricia Bullrich, Sabrina Ajmechet, salió a aclarar la situación que se generó a partir de sus mensajes en las redes. 

Es así que explicó que “en los último días hubo un intercambio, a veces bien intencionado y a veces no tanto, a partir de tuits míos de hace una década relacionados con el tema Malvinas. Con otras responsabilidades por delante, escribí esta nota para dejar en claro lo que pienso” e indicó que “a partir del debate generado alrededor de una serie de tuits míos de hace casi 10 años sobre Malvinas quiero aprovechar la oportunidad para aclarar una serie de puntos”. 

“El hilo de Twitter, del cual intencionada y maliciosamente levantaron solo algunas partes, tuvo en su momento el objetivo de reflexionar sobre algunas cuestiones que forman parte de debates habituales en los ámbitos académicos argentinos”, señaló y manifestó: “quiero repetir algo que dije muchas veces: la Guerra de Malvinas fue una locura de una dictadura que utilizó a parte de su población para perpetuar su subsistencia. Esto no incluye a los ex combatientes de Malvinas, que son héroes que dieron, incluso, la vida por nuestro país”. 

A la vez que expresó que su “respeto a los ex combatientes es enorme y, desde la responsabilidad que eventualmente me dé la representación de todos los argentinos en el Congreso, voy a estar defendiendo los intereses soberanos de nuestro país sobre las Islas Malvinas como marca la Constitución Nacional”. 

“Con el mismo énfasis quiero sostener que para  que la calidad de la democracia argentina mejore es necesario que se puedan dar los debates públicos que faltan en un marco de respeto y de libertad”, sentenció.