VACUNA COVID 19
05/10
La Ciudad comienza a vacunar a menores y genera grietas en JxC
La vacunación con Sinopharm a adolescentes de entre 12 y 17 años iniciará la próxima semana pero las candidatas a diputadas nacionales Sabrina Ajmechet y Sandra Pitta se mostraron en contra de la medida.
El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires anunció que a partir de la próxima semana comenzará a vacunar a adolescentes de entre 12 y 17 años con Sinopharm, sin embargo, esto no le cayó nada bien a las candidatas a diputadas nacionales por Juntos por el Cambio (JxC) Sabrina Ajmechet y Sandra Pitta, quienes expresaron su rechazo a través de las redes sociales. 

En ese sentido, la protegida de la ex ministra Patricia Bullrich se preguntó a través de su cuenta de Twitter que “¿por qué vacunar a los niños si los niños al contagiarse Covid no tienen consecuencias graves? ¿Cuál es la necesidad?” e insistió “¿cuál es la necesidad? Veo con urgencia la necesidad de aprender a convivir con el Covid. Tenemos tasas razonables de vacunación y es necesario ir recuperando hábitos normales”. 

Aunque también cuestionó la decisión del Gobierno Nacional y de la Ciudad de seguir anunciando la cantidad de casos diarios de coronavirus. "¿Por qué se sigue informando casos diarios? ¿Qué nos aporta en la cotidiana esa información? ¿Por qué no acordamos mirar camas libres en UTIs y si eso da ok empezamos a entender que a medida que estemos vacunados nos contagiaremos pero ya no será ni grave ni importante?", sentenció. 

En tanto Pitta arremetió contra el Gobierno de Alberto Fernández por autorizar la vacunación de niños de entre 3 y 11 años: “son todos cómplices. Todo por un voto. Van a lograr generar un movimiento de lunáticos antivacunas en Argentina si siguen siendo tan antivacunas los del gobierno y si las sociedades médicas acompañan esta locura”, espetó. 

“Tienen dosis de Pfizer y Moderna. Usen esas vacunas para niños y adolescentes de 12 a 17 años con comorbilidades. Y esperen datos fidedignos para los menores de 12”, aseveró y sentenció que “no expongan más a la población argentina, crápulas. A los niños con comorbilidades le tienen que dar o la Pfizer o la Moderna. Y para los menores de 11 años todavía no hay nada autorizado. Tanto la SAP como la SAIP van a perder la ya poca reputación que tienen”.