LOS NEGOCIOS DE LARRETA
15-03-2022

La Justicia porteña frenó el mega desarrollo inmobiliario de Alto Grande Asamblea

Fue gracias a una medida cautelar impulsada por los vecinos de Parque Chacabuco, quienes se opusieron al proyecto que preveía avanzar con la construcción de torres de entre 12 y 21 pisos.

La Justicia porteña frenó el mega desarrollo inmobiliario de Alto Grande Asamblea - Revista Que

Con la intención de mantener la identidad barrial, la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fallo a favor de una medida cautelar presentada por un grupo de vecinos de Parque Chacabuco para suspender la construcción de mega torres en ese barrio. No obstante, la sentencia aún no está firme. 

De esta manera, el colectivo “Parque Chacabuco No a las Torres” logró frenar el avance del desarrollo inmobiliario conocido como Alto Grande Asamblea, en el cual se pretendía construir edificios de 12 y 21 pisos, en un barrio de casas bajas.

La medida fue dictada por la jueza Andrea Danas, desde el Juzgado de Primera Instancia en lo contencioso administrativo y tributario N° 11 de la Ciudad de Buenos Aires. La decisión judicial suspende la ejecución de cualquier obra, ya sea demolición, excavación o construcción. Hasta que no se dicte sentencia definitiva la constructora no podrá avanzar.

Cabe recordar que el colectivo de vecinos se presentó ante la justicia en septiembre de 2021, luego de constatar la presencia de proyectos de construcción de megatorres en un barrio de casas bajas.

En la presentación se alegó que de concretarse las obras, se determinaría un claro desconocimiento al derecho a la salud y al ambiente, teniendo en cuenta que ello derivará en la falta de provisión de servicios públicos suficientes y afectará el acceso de las casas aledañas a la luz natural, a la vez que producirá una grave afectación a la fisonomía e identidad histórica del barrio.

Asimismo, desde el juzgado se constató que en el caso de uno de los proyectos, el GCBA otorgó certificados de aptitud ambiental y permisos de obra de manera ilegal, aceptando una declaración jurada falsa por parte de los desarrolladores, en la que se aseguraba que se había realizado la demolición y no se había encontrado presencia de asbestos. Bajo este juramento fue que se consideró el desarrollo de la obra como de “impacto ambiental sin relevante efecto”. Sin embargo, dicha demolición nunca ocurrió.

De esta manera se dio lugar a la medida cautelar que busca evitar un eventual daño con afectación de los derechos individuales y la vulneración a un medioambiente sano, hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo.

Desde Parque Chacabuco No a las Torres el fallo se considera un avance, pero se mantiene el estado de alerta en la continuidad de la causa judicial para llegar a una solución definitiva que ponga fin al avance de los desarrolladores inmobiliarios en detrimento de calidad de vida de los porteños. 

Acompañaron la presentación del colectivo el legislador porteño Javier Andrade y su equipo de asesores legales.