POLEMICA
15-03-2022

La directora del IVC salió al cruce de Pichetto y defendió la AUH

Fernanda Reyes aseveró que “para terminar con el pobrísimo hay que terminar con el clientelismo, no con las políticas universales”.

La directora del IVC salió al cruce de Pichetto y defendió la AUH - Revista Que

Luego de que el Auditor General de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, pidiera que no se le pague la Asignación Universal por Hijo (AUH) a familias con más de dos hijos, la directora del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires, Fernanda Reyes, salió a su cruce y aseguró que para terminar con la pobreza es necesario “terminar con el clientelismo, no con las políticas universales”. 

A través de su cuenta de Twitter, la funcionaria aseguró que “la realidad es muy distinta a lo que algunos piensan. El 80% de las familias titulares de la AUH tiene menos de 2 hijos, al igual que las familias que reciben asignación familiar” y recordó que “en Argentina el 54% de los niños y niñas son pobres. Si no fuera por las asignaciones a la niñez, este número sería todavía peor, y muchos caerían en la indigencia. En 2021, la AUH evitó que 309.000 chicos sean pobres y que 829.000 sean indigentes”. 

Además señaló que “a pesar de los mitos, las estigmatizaciones y la desinformación, las familias que reciben la AUH trabajan igual que el resto. Y gracias a su existencia, los hijos de muchos trabajadores que pasaron a la economía informal por la pandemia pueden estar cubiertos”. 

Sobre esa misma línea, Reyes destacó que “existe la idea de que las mujeres se embarazan para cobrar la AUH. Sin embargo, los datos muestran que los niveles de natalidad no son distintos entre los que perciben AUH y AAFF (casi dos hijos en promedio) y el número de madres adolescentes cayó 3,8% entre 2009 y 2019” y consideró que “todos los chicos tienen derecho a la protección, más allá de la situación laboral de sus padres. Así como está la AUH para hijos de trabajadores informales, están la Asignación Familiar para hijos de trabajadores formales, o la deducción por hijo del impuesto a las ganancias”. 

“El avance hacia las políticas universales es un camino que lleva décadas de desarrollo, en el que se fue debilitando el clientelismo político a medida que se institucionalizaba el derecho. No confundamos las batallas a dar, ni pidamos ajustar por los chicos”, completó.