CUESTIONAMIENTOS
05-05-2022

La izquierda porteña cargó contra Amalia Granata por el servicio cívico obligatorio

El legislador Gabriel Solano cuestionó con dureza la propuesta de la diputada por Santa Fe y advirtió que se trata de “una medida contra la juventud pobre”.

La izquierda porteña cargó contra Amalia Granata por el servicio cívico obligatorio - Revista Que

Luego de que la diputada por Santa Fe Amalia Granata propusiera la puesta en marcha del servicio cívico obligatorio, el legislador del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) Gabriel Solano cuestionó con dureza la iniciativa y consideró que “es una medida contra la juventud pobre”. 

En ese sentido, el diputado porteño afirmó que “esta propuesta de Amalia Granata es un ataque a la juventud empobrecida que no tienen acceso a ningún puesto de trabajo genuino y tienen que abandonar sus estudios para rebuscarse la vida para sobrevivir” y remarcó que “quiere encerrar a los chicos pobres por dos años y medio como si fuera una cárcel por ser pobre”. 

Sobre esa misma línea, Solano recordó que Granata propuso “quitarle el plan a quienes no lo hagan es decir a algunos se le quitaría el único sustento para sobrevivir mientras a sectores más pudientes sería solamente una multa económica” y consideró que “las declaraciones de Granata contra la juventud se suman a las campañas reaccionarias de los derechistas Milei y su ataque constante a los piqueteros y a las propuestas de la ex ministra Patricia Bullrich”. 

“Este intento de encarcelar y castigar a la juventud más pobre no resuelve el problema de fondo que es que el 60% de los pibes están bajo la línea de pobreza e indigencia por única responsabilidad de los gobiernos fondomonetaristas de las últimas décadas”, añadió. 

Al mismo tiempo que precisó que “la falta de trabajo genuino, la sumisión de la juventud a condiciones de trabajo precario por las que miles se vienen organizando, y que incluso desembocará en la enorme Marcha Federal de la semana que viene, da cuenta de que el problema no es que los pibes no quieren laburar” y concluyó remarcando que “el acuerdo del gobierno apoyado por el arco opositor con el FMI va a profundizar aún más estas condiciones y los sectores más reaccionarios seguirán intentando responsabilizar a los pobres del empeoramiento de sus condiciones de vida”.