Argentina
Martes, 28 noviembre 2023
NOTA DE TAPA
6 de junio de 2023

Horacio Rodríguez Larreta: “Voy a gobernar y dialogar con todos”

“Yo no creo en los líderes mesiánicos, en los grandes oradores, y esta cosa histriónica, carismática”, dice el jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial del PRO, que habla de su proyecto, de la Provincia y de los temas que agitan a Juntos por el Cambio

Horacio Rodríguez Larreta: “Voy a gobernar y dialogar con todos” - Revista Que

En una de sus recorridas de campaña, Horacio Rodríguez Larreta pasó por La Plata y tuvo un mano a mano en exclusiva con La Tecla. Cómo piensa afrontar el Gobierno si gana, la necesidad de dejar de lado la grieta, las cuestiones internas de Juntos por el Cambio que deben resolverse, qué requisitos debe reunir su candidato a vicepresidente y la visión de la provincia de Buenos Aires. 

-¿Ya tiene su plataforma de gobierno? 
-Tenemos un muy avanzado plan de gobierno, integral, de todas las áreas. Trabajamos hace más de un año y medio; en el PRO desde la Fundación Pensar, en coordinación con las fundaciones de los otros partidos que forman Juntos para el Cambio. Trabajamos muy seriamente, obviamente en lo económico, que hoy es desesperante, pero también en seguridad, salud, educación, que para mí es prioridad. Y con una mirada regional, provincial. Vengo recorriendo el país y lo que hago es ir a aprender, a escuchar, a entender bien a cada sector. Voy a Misiones y trato de entender bien cómo es la industria de la yerba, cómo es el tema del turismo. Voy a ser el primer Presidente argentino economista, que en este momento de tanta gravedad de la situación económica creo que es un valor importante. 

-También hemos tenido muchos economistas en el Ministerio de Economía con los que no nos ha ido muy bien, y ahora tenemos a alguien que no lo es pero tampoco nos va bien. 
-Por eso, yo voy a ser el primer Presidente argentino economista. Soy recibido de la UBA, que es un orgullo de universidad pública; tengo un posgrado en Harvard, que es una de las universidades más prestigiosas del mundo; vengo estudiando los temas públicos; tengo experiencia en el armado de equipos, que es importantísimo. Yo no creo en los líderes mesiánicos, en los grandes oradores, y esta cosa histriónica, carismática. Yo laburo y creo en el equipo, y hace muchos años que vengo formando y liderando equipos en el sector público. 

-¿Tiene el equipo de gobierno definido? 
-Ya tengo un montón de gente que viene trabajando. Lo que no me gusta es entrar en la danza de nombres. El día que sea electo voy a poner los ministros. 

-Le iba a preguntar si Hernán Lacunza sería su ministro de Economía. 
-Hernán Lacunza es quien hoy coordina el equipo económico que tenemos en la Fundación Pensar. Es una persona muy experimentada en lo público. Yo valoro mucho ese aspecto, el conocimiento, gente que tenga trayectoria. Después, dentro de los que tienen experiencia, hay buenas y válidas y otras no tanto, pero es condición necesaria. 

-¿En cuánto tiempo cree que se puede bajar la inflación? 
-Lo importante es trazar un rumbo. No tenemos que caer de vuelta en esto de que dentro de un año la inflación va a ser tal. Vamos a ser serios. La baja de inflación depende de la construcción de confianza, y eso lo tenemos que acompañar con un modelo de desarrollo, porque no alcanza con un plan de estabilización. El Plan Austral fue de estabilización, muy exitoso, pero se quedó en eso y tiempo después tenías inflación de vuelta. Lo importante es impulsar un modelo de desarrollo que se apoye en las industrias como principales motores de la exportación. Necesitamos divisas para después poder importar los productos necesarios para producir en la Argentina. 

-Dijo que no va a ser un delegado si es Presidente. ¿Es un mensaje más para adentro que para afuera? 
-Yo voy a ser el Presidente y voy a ejercer mi rol con toda la autoridad, como hago como jefe de Gobierno, que elijo los ministros, los designo, si hay que cambiar a alguno es decisión mía, y me hago cargo de todas las decisiones; de aquellas en las que podemos estar de acuerdo y en las que no, también. Yo gobierno, tomo decisiones, algunas fáciles y muchas otras dificilísimas, porque eso es gobernar. Me voy a hacer cargo de elegir a mis colaboradores y voy a trazar y definir el rumbo, con una enorme valoración hacia el equipo. No creo en los líderes mesiánicos salvadores de la patria. Acá hay que laburar, conformar un equipo y liderarlo. Yo laburo mucho, como muchísimos argentinos; a las seis de la mañana estoy en la calle y termino a las once o doce de la noche. Para sacar a la Argentina adelante hay que hacer un trabajo enorme. 

-¿Cuándo se va a conocer a su candidato a vicepresidente? 
-Tenemos hasta el 24 de junio. De acá a ahí, en cualquier momento podría hacerlo, pero no hay apuro. -¿Qué perfil debe tener su candidato a vicepresidente? -Lo que yo más valoro y destaco es la actitud de trabajo, de arremangarnos y laburar largas horas, rompernos el alma, y tener actitud de cambio. La transformación que hicimos en Buenos Aires, todo el mundo la ve. Entonces necesito alguien que acompañe esa actitud, que tenga buena onda en el sentido de ir para adelante, tener actitud positiva. Pero también valoro la diversidad, creo que la diversidad complementa. La diversidad en términos de historia personal, de especialidad. Yo soy economista, podría ser alguien de otra especialidad en los temas del gobierno, geográfico, de género, partidaria; que aporte diversidad ayuda.

 -Hasta ahora, las PASO le han servido a Juntos por el Cambio… 
-Sí, claro, acordate de la última en la provincia de Buenos Aires, donde seis meses antes nadie pensaba que podíamos ganar en la Provincia al peronismo unido; y yo creo que la PASO, que se manejó tan bien y con tanta responsabilidad entre Diego Santilli y Facundo Manes, fue un factor que nos fortaleció, y gracias a esa PASO ganamos una elección que no era fácil a priori. Además, la suma de los votos de la primaria, después se convalidó en la general; en ningún lado perdimos votos, y en algunos, incluso, subimos un cachito. Mi PASO con Gabriela Michetti, lo mismo: la suma de los votos nuestros fue lo que sacamos en las generales. 

-¿Le preocupa el nivel de beligerancia de la interna? 
-Jamás me vas a escuchar con beligerancia con nadie. Jamás me has escuchado ni me vas a escuchar criticando, peleándome, cuestionando a alguien de Juntos para el Cambio, nunca, independientemente de lo que haga el resto. 

-Hablamos de atributos: ¿Qué tiene usted que no tiene Bullrich? 
-Dejemos de lado las comparaciones. Me quedo con la mitad de la pregunta: ¿Qué tengo yo? Yo me estoy preparando hace mucho tiempo para este enorme desafío.
Soy economista, tengo muchos años de experiencia en lo que es manejar el Estado, creo en el valor de la experiencia, y estoy convencido de que el camino que propongo, que es el camino de los hechos, de los resultados, de dejar de lado las peleas y las agresiones y la violencia, va a permitir mejorarle la vida a la gente. Vamos a mejorar la seguridad, bajar la tasa de delito. En la Ciudad de Buenos Aires tenemos el delito más bajo de la historia hoy, y la mortalidad infantil más baja de la historia. Resultados. Y para eso estudio mucho. Acabo de terminar un libro, por ejemplo, del gobierno de Frondizi, donde uno aprende esa visión de estadista, cómo hizo con todas las industrias básicas. Es una situación que hoy es muy presente para la Argentina. Me fui a Israel a estudiar el modelo de estabilización. Yo creo en eso, en el estudio, en la rigurosidad, en la solidez y en los resultados. 

-¿Qué sería lo primero que haría si llegara a ser Presidente?
-No hay un primero, tenés que hacer dos mil cosas a la vez. Si hacés una sola primera, no te quepa ninguna duda de que vas a fracasar. Es tan urgente, es tan integral la transformación y el cambio que hay que hacer, que hay que tener trescientas leyes preparadas para el día cero, para el 10 de diciembre. 

-¿A quién de la oposición llamaría primero? 
-Yo voy a dialogar. Me comprometo acá, y guárdenlo en los archivos, a dialogar con todos aquellos electos por la gente. Estamos en un proceso de elecciones, y como Presidente voy a dialogar con los gobernadores que la gente elija, sean del partido que sean, sean de la ideología que sean. Respeto al voto popular. Voy a gobernar y dialogar con todos los intendentes que la gente elija. Y en el Congreso, nuestro equipo va a dialogar con los diputados y senadores electos. 

TIEMPO DE DEFINICIONES
“Las fórmulas cruzadas son una alternativa válida”


-¿Qué opina de las fórmulas cruzadas? 
-Es una alternativa válida. En la última elección hubo PASO en 17 provincias y en casi todas fuimos con fórmulas cruzadas. Incluso en la provincia de Buenos Aires había algunos radicales en nuestra fórmula y alguna gente nuestra con Facundo Manes. En la Capital también hubo. No es que tiene que ser así, pero es una posibilidad. 

-Entre los demás socios de Juntos por el Cambio, la Coalición Cívica aparece muy ligada a usted... 
-Tengo muy buena relación con Elisa Carrió, con Maxi Ferrero, con Maricel (Etchecoin), con todo el equipo. 

-¿Y el radicalismo que conduce Gerardo Morales, también? 
-Lo respeto mucho a Gerardo Morales, es un gran gobernador. Realmente les dio un impulso a las industrias nuevas en Jujuy, y, además, tuvo la firmeza para meter presa a Milagro Sala. Pero también tengo excelente relación con Gustavo Valdez, un tipo bárbaro, que ha hecho una gran gobernación. Y también tengo buena relación con Rodolfo Suárez, con quien venimos a hacer un convenio para toda la promoción del vino en la Ciudad de Buenos Aires. Tengo mucha relación buena y de trabajo con ellos, y, también, con otros dirigentes del radicalismo. 

-¿Y del radicalismo bonaerense, que no está definido? 
-Más allá de las definiciones, yo con Maxi Abad, por ejemplo, tengo buena relación; conozco mucho a varios de los intendentes radicales. Hemos hecho cosas juntos con la Ciudad de Buenos Aires.

DIAGNOSTICO BONAERENSE
“Veo mal a la Provincia, pero también la veo con esperanza”


-¿Cómo ve a la Provincia? 
-Mal. Inseguridad, rejas por todos lados, miedo, parálisis, zonas tomadas por la droga. El sistema educativo muy deteriorado, tuvieron las escuelas cerradas y no les importó nada. En el mismo momento que la Ciudad estaba con las escuelas abiertas, con los chicos aprendiendo, con toda la responsabilidad de cuidar el COVID, la provincia de Buenos Aires tenía todas las escuelas cerradas, innecesariamente. Abrieron las cárceles durante el COVID. Yo veo mal a la Provincia, pero también la veo con esperanza, porque es muy productiva, con zonas muy fértiles para el campo y una producción industrial importantísima. 

-¿Es fundamental que el Gobernador sea del mismo espacio político que el Presidente? 
-Es muy importante. Es muy importante para trabajar en equipo. Y también es muy importante a nivel municipal. Acá, en La Plata, podemos seguir trabajando con Julio Garro. Tengo mucha relación con él, personal, intercambiamos muchísimas experiencias entre Buenos Aires y La Plata. Y no solo acá. Tenemos intendentes muy valorados, como Diego Valenzuela en Tres de Febrero o Sole Martínez (Vicente López). Tenemos muy buen equipo. 

-¿El Gobernador va a ser Diego Santilli? 
-Diego va a ser el próximo gobernador de la provincia de Buenos Aires. Es uno de los pocos tipos en la Argentina que pueden mostrar experiencia en la seguridad. Viene trabajando conmigo hace años, se mata laburando y puede mostrar resultados. Y tengo que decir que María Eugenia Vidal hizo un gran esfuerzo con la seguridad, trabajando con Cristian Ritondo, peleando contra las mafias de la droga. Han hecho un gran esfuerzo, con lo cual hay cosas que se pueden retomar.

LA INTERNA EN LA CIUDAD
“Tengo relación con todos, creo en la unidad y en la diversidad”


-¿Está conforme con el acuerdo alcanzado en la Ciudad de Buenos Aires? 
-El acuerdo, en realidad, fue para un proceso que trazamos. Yo dije hace dos meses que me comprometía a trabajar por un candidato único del PRO, y así lo hice. En ese momento teníamos cuatro candidatos: estaban Soledad Acuña, un lujo de ministra de Educación; Emmanuel Ferrario, el más joven del equipo; Fernán, ni hablar. No tengo que decir lo que representa Fernán Quirós, que es un orgullo tenerlo en el equipo. Y Jorge (Macri), que viene con muy buena experiencia de gestión en Vicente López. Cuatro en el equipo, lo que ya es un orgullo. Y quedamos en hacer encuestas, que es la manera que tenemos para ver cómo estaba parado cada uno. Dijimos que antes de fin de mes íbamos a tener el resultado, y cumplimos. Vimos las encuestas, Jorge estaba arriba en intención de votos y Fernán estaba muy bien en imagen y techo electoral, y ante eso se decidió. 

-¿Esto trae paz en la interna de la Capital? 
-Siempre hubo paz. El hecho de que hubiera una competencia es parte de la democracia. Recordá que cuando yo llegué a jefe de Gobierno hicimos una PASO con Gabriela Michetti, que fue muy bien manejada, y nos potenciamos los dos. Ganamos la elección en la Ciudad y Gabriela fue vicepresidenta. Creo en la competencia. 

-¿Sólo van a quedar Jorge y Martín Lousteau para las PASO de Juntos por el Cambio o habrá otra línea interna que participe?
-No lo sé. Está (Ricardo) López Murphy, está Roberto García Moritán, está Graciela Ocaña, podría haber algún candidato de la Coalición Cívica. 

-Se habla mucho de su relación con Martín Lousteau. 
-Sí, tengo relación con él y con todas las fuerzas que conforman Juntos por el Cambio en la Capital. Yo creo en la unidad, y creo en la diversidad. En el gobierno de la Ciudad están representados todos los sectores, desde la llamada centroderecha de Espert, García Moritán y López Murphy, hasta el socialismo. Todos participan en el esquema de gobierno y tienen representación en la Legislatura. Con esa forma de funcionamiento amplia, heterogénea y diversa hicimos la transformación que todo el mundo ve y valora en la Ciudad de Buenos Aires. 


MACRI Y VIDAL
“Mauricio es una referencia a nivel mundial que vamos a aprovechar”


-¿Cómo está su relación con Mauricio Macri? 
-Hace 23 años que trabajo con Mauricio. Ayer hablé con él. Es una relación de mutuo respeto, de afecto, de confianza; y el hecho de que podamos haber tenido alguna diferencia es parte de una buena relación el administrar las diferencias. 

-¿Qué lugar le queda post 10 de diciembre de 2013 a Macri? 
-Le queda el rol de la experiencia del expresidente, que es una experiencia única, invalorable, que hay que aprovecharla. Hay que aprovechar sus aciertos y sus errores. El ha sido muy autocrítico consigo mismo. Además, tiene un conocimiento enorme en el mundo, él fue quien armó el G-20, que trajo a todos los presidentes a la Argentina; es una referencia a nivel mundial que vamos a aprovechar 

-¿María Eugenia Vidal va a acompañar su candidatura a Presidente? 
-María Eugenia Vidal es amiga mía desde hace 25 años, la conozco mucho y para mí es una de las mejores políticas que ha dado la Argentina en las últimas décadas. Después, respeto su decisión individual, pero tengo una relación de afecto y amistad que va más allá de la política y de los pronunciamientos políticos.

INTENDENTES Y LISTAS UNICAS
“Si hicieron un buen trabajo, los van a reelegir con el modelo que sea”

-¿Qué les contesta a los intendentes que piden por una sola lista a nivel provincial?
-Con la mayoría de ellos tengo mucho trabajo común, vienen siendo intendentes, con lo cual todo lo que pueda hacer para apoyarlos y ayudar en la continuidad de laburo, lo voy a hacer. Así como donde hay que competir, que se compita. Soy el primero que cree que la competencia es buena, nos fortalece. 

-¿Pero se pueden perder algunos municipios si se hace una interna? 
-Hay que ver caso por caso. Yo creo, sobre todo para el intendente que está en funciones, lo que importa es el laburo que hicieron. Si hicieron un buen trabajo los van a reelegir con el modelo que sea, el día que sea, con la boleta que sea. La gente los banca. 

-¿Las listas legislativas van a ser consensuadas o también, si hay internas a nivel nación, provincia, también va a haber para las legislativas? 
-Podría haber competencia perfectamente, pero es caso por caso. Yo, obviamente, quiero tener gente que me represente, que comparta los valores del trabajo y de los resultados

DIALOGO Y CONSENSO
“La agresión y la violencia nos llevaron a lo que es hoy la Argentina”

-Usted está entre los denominados “dialoguistas”, ¿es un tiempo complicado para los dialoguistas? 
-Yo soy alguien del hacer, de los hechos, de los resultados; resultados que le mejoran la vida a la gente. Soy alguien de transformar. Me siento representado por el hacer. 

-Pero en un momento de mucha grieta es alguien que habla con todos. 
-Estoy convencido de que tenemos que terminar con la agresión con la Argentina, con la violencia; porque la agresión, la violencia, las peleas, nos llevaron a lo que es hoy la Argentina: frustración, fracaso, inflación, inseguridad. Décadas de pelearnos, de agredir, de que quien piensa diferente es el enemigo que hay que matarlo si pudiese; esa es la política argentina en la que yo no creo. Esa violencia llevó a lo que es el país hoy, con el mayor nivel de inflación en 30 años, donde la gente no sabe si mañana va a poder pagar su alquiler o las cuotas que debe afrontar, que cada vez que va al supermercado compra menos. Esa es la consecuencia de las peleas, y yo no creo en eso, creo en los hechos, en el hacer, en los resultados, en las cosas concretas. 

-¿Por ejemplo? 
-Lo que acabamos de hacer en la Ciudad es un buen ejemplo, concreto: bajamos impuestos. Ahí se acaban las discusiones, es un hecho; consecuencia de muchos años de austeridad, de cuidar el mango, de pelearnos, de concentrar oficinas para tener menos gastos. Y estamos bajando impuestos significativamente, como Ingresos Brutos, que es algo que recauda mucho. Estamos retomando, en realidad, el camino de baja que surgía del Pacto Fiscal de 2017. Hemos sido tremendamente austeros y cuidadosos con los números, llegamos al equilibrio fiscal, que se consolidó; empezamos a pasar al superávit, porque realmente cuidamos el mango; y el superávit fiscal lo devolvemos bajando impuestos. Hechos. Yo soy eso.

MILEI Y MAS
“Los argentinos ya decidieron que quieren un cambio”

-¿Cómo ve el fenómeno Milei? 
-Respeto que haya gente que pueda sentirse representada, y es un adversario más en la carrera electoral, pero yo me concentro en lo que propongo, en lo que ofrezco, en mi trabajo, y no estoy opinando mucho del resto. 

-¿No cree que impacta su irrupción en el electorado de Juntos con el Cambio? 
-Hay mucha especulación en esto de a quién le saca votos, a quién le suma. Los argentinos ya decidieron que quieren un cambio, un cambio profundo; no hay margen para medias tintas y statu quo. No existe eso, vamos a un cambio profundo. Y yo creo en los equipos, creo en la experiencia, creo en la capacidad de articular una mayoría para apoyar esas reformas. Todas las cosas que dije que había que hacer requieren leyes; entonces es importante la capacidad de construir una nueva mayoría en la Argentina que impulse un plan de desarrollo sostenido en el tiempo.


 

Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina
+54 (0221) 4273709
Copyright 2023 Revista Qué
Todos los derechos reservados
By Serga.NET