14/01
La ambulancia de Larreta
El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se transformó en una suerte de ambulancia que hizo propio a los heridos de la gestión de María Eugenia Vidal. Varios ex funcionarios bonaerenses encontraron su hueco en la administración pública porteña. Desde Nación, también llegaron unos tantos.
En poco tiempo, el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se transformó en una suerte de virtual paraíso u oasis político. Es que, la suerte electoral y la victoria de Horacio Rodríguez Larreta para un nuevo mandato, acabaron por servir como refugio al largo tendal de heridos que sufrió el PRO por sus derrotas en la Nación y en la provincia de Buenos Aires.

Es cierto que el panorama desalentador para los ex gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal se conoció en agosto con el desarrollo de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Antes, en el entorno del extinto Cambiemos vaticinaban victorias en octubre para la mandataria signada como mejor electora y en segunda vuelta para el compañero de fórmula de Miguel Pichetto. No ocurrió y desde las PASO comenzaron a tejerse las redes de contención para los funcionarios que encontraron cobijo en la Ciudad.

LaTecla.info te trae el detalle, caso por caso, de los ex bonaerenses y nacionales que se reconvirtieron en porteños para mantenerse bajo el ala de Larreta.


Gustavo Ferrari: El ex ministro de Justicia de María Eugenia Vidal, que asumió con el andar de la gestión para reemplazar a Carlos Mahiques, fue el primero en encontrar refugio en CABA. Lo hizo en los primeros días de septiembre, cuando cerró su acuerdo con el Jefe de Gobierno para convertirse en asesor jurídico y legal de la Ciudad. Ferraris, que supo estar ligado a Boca Juniors, es uno de los hombres que responde a Daniel Angelici, el ex presidente del club de la ribera.


Hernán Lacunza: El hombre que acabó como ministro de Economía de Mauricio Macri luego de la devaluación post-PASO, no dejó de sentirse referenciado con María Eugenia Vidal. Por caso, en octubre, fue parte del equipo bonaerense que subió al escenario de la derrota electoral a pesar de su condición de funcionario nacional. Al igual que Ferrari, es asesor sin firma propia. Lo hace en materia económica.

 
Gabriel Sánchez Zinny: Uno de los casos que mayor notoriedad tomó. Desde la oposición y sectores de la educación porteña levantaron la voz para evitar que el ex Director General de Cultura y Educación bonaerense desembarque en la Ciudad. Sin embargo, logró aterrizar en la Unidad de Evaluación Integral de la Calidad y Equidad Educativa de la Ciudad de Buenos Aires, que fue creada para su asunción.
 

Juan Nicolás Seglie: El platense pasó de ser el director de Seguimiento de Seguridad y Justicia del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires para asumir como director general de Planificación Estratégica y Seguimiento de Gestión, dependiente de la Secretaría de Coordinación General del Ministerio de Justicia y Seguridad. La resolución que lo volvió funcionario porteño se conoció antes que se apruebe su renuncia a la órbita bonaerense.
 

Lucas Delfino: Si bien fue funcionario nacional como subsecretario de relaciones municipales del ministerio del interior bajo la órbita de Rogelio Frigerio, también fue uno de los denominados “sin tierra” de María Eugenia Vidal. En Hurlingham, fue candidato a alcalde y quedó varios puntos debajo de Juan Zabaleta. Ahora, se convirtió en funcionario de Larreta al quedar al frente de la Subsecretaría de Cooperación Urbana Federal de la Ciudad.
 

Santiago López Medrano: Otro de los integrantes del equipo de los “sin tierra” y que por cuatro años fue ministro de Desarrollo Social bonaerense. Por expreso pedido de Vidal, Larreta lo ubicó en el directorio de la Corporación Buenos Aires Sur, la sociedad del estado que trabaja como una de las mentoras del desarrollo de la región sureña de la Ciudad.
 

Juan D´Amico: También del lote de los “sin tierra”. El hombre de Punta Indio, en la Tercera Sección electoral, quedó al margen del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) y desembarcó en CABA para convertirse en Director General de Representaciones de la Ciudad. Su puesto habría sido militado por Rogelio Frigerio.
 

Gabriel Monzó: Si bien no fue funcionario bonaerense, el ex senador por la Octava Sección electoral y hermano del ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, recayó en la Ciudad. El ex legislador es ahora Director Ejecutivo de la Corporación Puerto Madero. Vale destacar que la Corporación la componen en partes iguales la Ciudad y la Nación.
 

Matías Lanusse: Al igual que Ferrari, pertenece al mundo de Daniel Angelici y Boca Juniors. En los últimos años fue presidente de Loterías de la provincia de Buenos Aires bajo la órbita de María Eugenia Vidal. Ahora, Larreta lo designó como titular de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), órgano autárquico en la órbita del ministerio de Justicia y Seguridad.


Marcelo Daletto: Si bien aún no fue oficializada, la designación del exdiputado provincial de monzoísta en el directorio de AYSA es casi un hecho. El chacabuquense dejó su banca en la Cámara baja provincial con un discurso cargado de críticas hacia cómo se llevó adelante la campaña de 2019, que llevó a Cambiemos a la derrota.
 

Cristian Ritondo: Es cierto que el ex ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires no necesita un refugio ya que tiene banca en Diputados de la Nación por cuatro años. No obstante, se desempeñará en la Ciudad como docente en materia de seguridad. Será profesor asociado de la materia "Seguridad Pública Ciudadana" en el Curso de Formación Inicia para Aspirante a Oficial de la Policía porteña.