CABA, Bs As.
Viernes, 17 enero 2020
Revista Num. 864
Los desafíos que se le presentan desde ahora al gobierno de Axel Kicillof, tanto en el aspecto político como por el lado de la gestión. Los sectores que esperan gestos del manda...
Ver Revista
Revista DESACTIVAR BOMBAS

CABA, Bs As.
Viernes, 17 enero 2020
Revista Num. 864
Ver Revista
14/01
SORPRESA
Miriam Lanzoni no tiene paz
Ahora, un empleado de la tercera en discordia brindó detalles sobre la intimidad del escándalo del verano
Miriam Lanzoni no tiene paz
A mediados del 2019, Miriam Lanzoni se comprometió con Christian Halbinger e inició los trámites para adoptar una niña en Haití.  

Los buenos tiempos parecían haber llegado para quedarse, es más la actriz compró una lujosa casona y estaba en las vísperas del estreno de una obra teatral.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y en las últimas horas el escándalo estalló entre la pareja por una infidelidad que trascendió de la peor manera. Sucedió que Miriam tomó su teléfono y recibió un video en donde se muestra a Christian junto a una mujer teniendo relaciones sexuales. 

De esta manera, Lanzoni dio por finalizada la relación, declaró que no hay vuelta atrás y confirmó que atraviesa una profunda tristeza. 

Asimismo, la interprete expresó en Los ángeles de la mañana que la tercera en discordia se llama Juliana y es la dueña de una empresa de catering que suele contratar para sus eventos privados como cumpleaños y festejos varios. 

Ahora, Nelson, un exempleado del negocio gastronómico, brindó detalles de la mujer y comentó detalles de su intimidad: “Yo era el asistente, la mano derecha de Juliana durante todo el año pasado y sabía todo porque no solo trabajaba en los eventos, sino también en la oficina”.

Además xexpresó cómo fue el inicio del mentado affaire que terminó en el escándalo del verano: “Un día ella me dice 'adiviná quién me mandó mensaje' y me cuenta que era el novio de Miriam Lanzoni. Fue unos días después de la fiesta, que le escribió para decir que el catering había salido todo bien. Ya cuando llegamos a la fiesta ese día, él estaba prácticamente desnudo porque iba cambiándose, y dijimos 'está bueno'”.



 
COMENTARIOS
  • Genéricos