CASO FERNANDO BAEZ SOSA
21/01
Vecinos y turistas realizaron una marcha de velas blancas en Villa Gesell
La convocatoria tuvo lugar frente al boliche Le Brique, donde falleció el joven de 18 años tras recibir la brutal golpiza por el grupo de rugbiers. Allí realizaron una sentada y leyeron una carta de amigos y familiares
Anoche, minutos después de las 21, decenas de personas se convocaron frente al boliche Le Brique , situado en avenida 3, entre Paseo 102 y avenida Buenos Aires, donde en la madrugada del sábado un grupo de rugbiers mató a golpes a Fernando Báez Sosa, de 18 años.

Las velas blancas, el desconsuelo, el llanto y la bronca, y un minuto de silencio, fueron el escenario en el que los presentes pidieron que se tomen medidas tras lo ocurrido.

Al respecto Gabriela Covelli, principal promotora de la iniciativa, explicó: "Es una sentada pacífica, desde el amor y cada uno con una vela". Y remarcó respecto al hecho: "Esto no debía haber ocurrido y no lo podemos dejar pasar por alto y seguir de vacaciones. Hay una familia entera, hay amigos, este chico tenía sueños".

"Elegimos este lugar porque nosotros estamos en la vereda de enfrente, estamos del lado del amor, de la vida, de la justicia, de humanizar esta sociedad", explicó en relación al lugar de la convocatoria que, tras lo ocurrido, continuó con su actividad normal y en la web todavía se podían comprar entradas para esa misma noche. Por lo que añadió: "Queremos concientizar y pedirle al intendente que decrete un día de duelo, a Le Brique que pida disculpas por haber abierto y seguir de fiesta, porque si murió una persona nadie puede estar de fiesta".

Y cerró concluyente: "Yo no sé qué es lo que pasó dentro del boliche, lo que yo sé es que el si ellos cumplieron con el protocolo, entonces el protocolo no sirve. El Código Civil habla de la responsabilidad del dueño o guardián y del organizador de un evento y esa responsabilidad no llega hasta la puerta. Si vos tenés dos bandos peleándose en un boliche y lo que hacés es sacarlos a la calle, lo que estás haciendo es tratar de sacarte el problema de encima".

Además, como estaba previsto, Virginia, la adolescente que la noche del crimen le practicó RCP a la víctima, leyó una carta firmada por "familiares, amigos y conocidos" del joven asesinado:

"Fernando es una de las personas más hermosas que conocimos y desafortunadamente, por culpa de otros que no saben sobre el significado de diversión, todo terminó en tragedia. Él siempre buscó hacer el bien al resto, nunca fue violento. No fue una pelea ni enfrentamiento: lo fueron a matar", comenzó leyendo.

"Fer siempre demostró cariño, compasión, humildad y todos aquellos los valores que se le pueden ocurrir a cualquiera, sin excepción alguna. Fue un ejemplo de superación para todos nosotros, y nos transmitió muchísimo en todo el tiempo que estuvimos junto a él. Va a estar siempre con nosotros en cada nueva etapa, y lo más importante es que lo vamos a tener cerca, sin nunca, nunca olvidarte", continuó.

"Hermanito, te amamos hoy y siempre. Gracias por todo a vos y a todos los que están y estuvieron acompañándonos sin excluir a nadie por su apoyo y esfuerzo que hace", cerró.