Clima
19° C

CABA, Bs As.
Martes, 11 diciembre 2018
Revista Num. 809
Las tasas que cobran algunas comunas sobre naftas y derivados generan una fuerte discusión, que en muchos casos llega a la Justicia. Dos distritos, uno del peronismo y otro de C...
Ver Revista
Revista LOS INTENDENTES QUE SURTEN A LA GENTE
Clima
19° C

CABA, Bs As.
Martes, 11 diciembre 2018
Revista Num. 809
Ver Revista
08/08
DECLARACIONES JURADAS
Los bienes del Ejecutivo
Qué tuvo acceso a todas las declaraciones juradas de los ministros porteños, como también a las del jefe y el vicejefe de Gobierno. Durante el 2017 hubo muchos que aumentaron su patrimonio, pero también varios que evidenciaron una caída. Todos los detalles.
Los bienes del Ejecutivo
Como es habitual, para la mitad del año, los diferentes funciona-rios de la Ciudad deben presentar sus correspondientes declaraciones juradas ante la Secretaría de Legal y Técnica. Cada ciclo fiscal tiene sus respectivas particularidades.

Así, el del 2017 se caracterizó por la caída abrupta del patrimonio de algunos de los ministros, e incluso el del propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien perdió poco más de tres millones de pesos como consecuencia de las inundaciones que golpearon al campo. 

Entre los funcionarios de primera línea, quien más creció en su patrimonio fue la ministra de Educación, Soledad Acuña, que evidenció una suba -de acuerdo a los documentos oficiales a los que accedió Qué de más del 300% al comparar un año con el otro. Incluso, esa suba debería haber sido más amplia si se contabilizaba el precio de compra de un departamento y el de un terreno, por los que pagó casi cuatro millones, pero que para el fisco tienen un valor de poco más de un millón y medio de pesos.

Por otra parte, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, sigue entre los más acaudalados de todo el Ejecutivo. De estar cuarto en 2016 pasó a ser el segundo, detrás de Rodríguez Larreta, con $12.132.072 declarados. La particularidad es que dentro de sus ingresos afirmó haber recibido una millonaria donación, de $3,2 millones, de la cual no indicó el origen.

Pero el jefe de Gobierno porte-ño no fue el único que tuvo un mal año en materia financiera; su compañero de fórmula y ar-mador político designado por el presidente Mauricio Macri para la Ciudad, el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, perdió un 62% con relación al 2016.

El “peinado” de formularios también encontró algunas irregularidades. Tales los casos de la ministra de Salud, Ana Bou Pérez, quien durante el año pasado compró acciones de un laboratorio farmacéutico, y del ministro de Cultura, Enrique Avogadro, que durante los primeros meses en el cargo mantuvo su puesto de director en una firma de inversiones que opera, entre otros títulos, con valores del Estado nacional y varios provinciales, aunque no especificó cuáles.

Horacio Rodríguez Larreta
La caída en los patrimonios no dejó afuera al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien, en comparación con el 2016 vio cómo el neto de sus bienes y propiedades cayó poco más de tres millones de pesos. A lo largo del año fiscal del 2017, el alcalde porteño manifestó en su declaración jurada poseer $13.498.002, cifra menor que los más de $16 millones que tenía doce meses antes. Entre los motivos de la merma en el valor patrimonial del mandatario, desde su entorno explicaron que se debió al mal año productivo de los campos que posee, a raíz de las inundaciones que los mismos sufrieron. No obstante ello sigue como el más acaudalado de todo su equipo. Tampoco realizó el jefe de Gobierno porteño compras o ventas de propiedades, ni de vehículos, durante todo ese lapso. Asimismo volvió a declarar el patrimonio de su mujer, la event planner Bárbara Diez, aunque dichos 
ingresos no contabilizan para la cuenta final.

Diego Santilli
El vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, vio cómo en el año fiscal 2017, en el que, además, articuló como armador político en la Ciudad, su patrimonio sufría una reducción de más de la mitad. El 2016 lo terminó con un total de $11.488.769, por lo que en doce meses vio cómo casi ocho millones de pesos se apartaban de sus cuentas. El vicejefe declaró la suma de $4.160.574, con el pequeño detalle de que tanto la sociedad que integra como su departamento fueron declarados a mayor valor que en 2016. Sin embargo, varios bienes fueron vendidos durante los doce meses del año, según explicaron en su entorno.

Guadalupe Tagliaferri
La titular de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, siempre fue de las más austeras dentro del Ejecutivo porteño en cuanto a patrimonio. Pero, a diferencia de años anteriores, y según se desprende de su declaración jurada, la funcionaria decidió comenzar a crear una cartera de acciones. Es por eso que durante el 2017 compró papeles de la cementera Loma Negra, de la monopólica del aluminio Aluar y hasta los bonos AM20 del Estado nacional. Las dos primeras tuvieron un rinde de un 20%, mientras que los bonos perdieron valor. En total, la ministra declaró bienes por $1.142.455, lo que representa una contracción del 12%. La misma situación experimentó el año pasado, al comparar 
el ejercicio fiscal 2015 con el 2016.

Soledad Acuña
La titular de Educación fue una de las funcionarias que más aumento patrimonial evidenciaron al comparar los años fiscales. Es que en el 2017 declaró los ingresos como consecuencia de la venta del departamento en el que vivía, lo que le otorgó un ingreso de U$D 130.000. Asimismo, parte de ese dinero, según se desprende de su declaración, fue utilizado para comprar un terreno en Escobar, por el que pagó $813.020 pero que sostuvo que tiene un valor fiscal de $100.000; lo mis-mo sucedió con el departamento que compró en 2016 y por el cual abonó $2.850.000 de ese entonces, pero que para el fisco porteño, al año siguiente, tiene solamente un precio de $913.023. En concreto, Soledad Acuña vio cómo el valor de sus bienes subió un 306% entre 2016 y 2017, lo que le valió ser la que más aumento tuvo. Desde el entorno de la ministra de Educación explicaron que el incremento se dio en una situación excepcional, y que a valor real, el aumento fue mucho menor.

Felipe Miguel
El jefe de Gabinete, Felipe Miguel, sigue, después de tres años, en la gestión como uno de los más acaudalados en el Ejecutivo porteño. Durante el año fiscal 2017 declaró, de acuerdo a los documentos a los que accedió Qué, $12.132.072, entre inmuebles, bienes, acciones y dinero depositado en el banco y en efectivo. Ese monto es un 55% ma-yor que el que declaró durante el 2016. La diferencia para pegar el salto desde los $7.826.653 que tenía cuando terminó su primer año en Uspallata a los más de doce de ahora correspondería 
a una millonaria donación que recibió ($3.420.000), que no especificó de dónde provino.

Martín Ocampo
El ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, fue uno de los pocos miembros del 
gabinete que apostaron a las Lebacs y a los Letes que emitieron el Banco Central y el Tesoro durante el 2017. Entre eso y la revaluación que tuvieron sus propiedades cerró el año fiscal con un patrimonio neto de $9.057.217, casi el doble de lo que declaró durante el 2016. 
Un dato no menor, y tal como explicó este medio, es que desde que asumió como jefe de Gobierno, en 2015, Horacio Rodríguez Larreta se inició un cambio en la forma en la que se declaran los bienes en la Ciudad, como consecuencia de las diferencias que aparecieron cuando varios exministros fueron a la Casa Rosada y pasaron a ser controlados por la Oficina Anticorrupción.

Eduardo Macchiavelli
El ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, se casó a fines del año pasado, pero su estado civil no fue lo único que cambió. El patrimonio en conjunto del titular de la cartera de Ambiente y Espacio Público, ahora que se encuentra fusionado con el de su mujer, es de $8.403.145. Sin embargo, en el patrimonio personal también registró un aumento por segunda vez en años consecutivos. El 2017 lo cerró con $2.264.357,5 propios, lo que representó un 65% más que en 2016, cuando declaró $1.487.838. El incremento se explica por la actualización de precios que tuvo y por la venta de varias propiedades. Asimismo, la pareja declaró también cerca de $400.000 en regalos de boda (el casamiento fue a fines de noviembre), a los que se sumaron 11.428 dólares. Si la comparación del patrimonio de Macchiavelli fuera hecha con la sumatoria de los bienes de su esposa, el aumento sería exponencial: 564%. Sólo la ministra de Educación, Soledad Acuña, en 2016 tuvo un crecimiento así.

Ana María Bou Pérez
Desde que ingresó en el cargo, la titular de Salud fue una de las que menor patrimonio tuvieron. Sin embargo, el 2017 la encontró con varias inversiones en sus cuentas. Durante dicho año fiscal, Ana Bou Pérez invirtió en diferentes bonos y letras, entre ellas, las Lebacs. Su patrimonio se cerró en $2.814.383, con lo que evidenció un aumento de más de la mitad. 
En la declaración jurada de la titular de la cartera sanitaria se destacan, al menos, cuatro series distintas de Letras del Tesoro que, de no haber sido vendidas, le darán un rinde mayor de cara a 2018. Pero eso no evitó que dentro de sus cuentas hubiera ciertas irregularidades, como la compra de acciones de una empresa farmacéutica. 

Franco Moccia
El ministro de Desarrollo Urbano y Transporte terminó el 2017 como uno de los más acaudalados del gabinete porteño. Si bien no realizó compras de inmuebles, autos o algún tipo de bien, su crecimiento patrimonial se explica por la compra de la banca minorista del City Bank por parte del Banco Santader. Al ser ex ejecutivo de dicha entidad norteamericana, Franco Moccia tenía un paquete accionario, que en 2017 sufrió una fuerte valorización, llevando a que sus 2.109 acciones tengan un valor de $2.910.907. En total, el patrimonio del ministro que lleva adelante las obras de infraestructura más grandes de la Ciudad asciende hasta más de nueve millones de pesos, casi un 70% por encima de 
la cifra que declaró en 2016. La otras acciones de empresas internacionales que posee Moccia fueron también claves para su aumento patrimonial.

Bruno Screnci Silva
Bruno Screnci Silva continúa como uno de los más acaudalados del gabinete. El 2017 en-contró cómo todas las propiedades que tenía en su haber tuvieron un revalúo de mercado, con lo que el ministro de Gobierno logró un 37,4% de aumento patrimonial en total. A principios del año fiscal, el funcionario declaró poseer un total de $4.801.239 entre au-tos, inmuebles y dinero; y seis meses después, esa cifra llegó hasta los $6.597.967. El salto, 
según su declaración, a la que tuvo acceso Qué, se explicó por la compra de un departamento de 45 metros cuadrados en la zona de Congreso, con una valuación fiscal de $301.009, y una camioneta Citroën Grand C4 Picasso 1, valuada en $720.000. En el ranking actual, y ante la salida de Andy Freire del Ejecutivo, Screnci mantuvo su lugar como el quinto más acaudalado.

Enrique Avogadro
El titular de Cultura es uno de los funcionarios que menor patrimonio tienen en el Ejecutivo porteño. En total en su primer año, después de ser designado en reemplazo de Angel Pititto “Mahler”, declaró poseer un total de $1.796.507, de los cuales, la gran mayoría proviene de un fondo común de inversión. Enrique Avogadro fue el único de los funcionarios porteños que tuvo que presentar una actualización de su declaración jurada. Un dato no menor es que durante los primeros meses al frente del ministerio ejerció como director en el Fondo de Inversión Pellegrini.

Martín Mura
El ministro de Hacienda y Finanzas, Martín Mura, casi no tuvo variaciones en su patrimonio con relación al del año anterior en lo que respecta a compras de inmuebles o diferentes bienes. Lo único que se destaca en ese ítem es la adquisición de una moto Vespa. En total declaró $2.346.412 en el año fiscal de 2017, lo que significó una contracción del 6%. El titular de la cartera de Hacienda y Finanzas, además, declaró una casa en Benavídez, un departamento en Belgrano y un pequeño porcentaje de un inmueble en la ciudad de La Plata. Lo que sí se destaca entre sus ingresos es un segundo salario, que cobra por ser representante ante el Consejo Federal de Impuestos.

 
COMENTARIOS
  • Genéricos