CABA, Bs As.
Lunes, 9 diciembre 2019
Revista Num. 860
Cómo es el reparto de las bancas en cada uno de los 135 legislativos municipales. Los intendentes que comienzan su mandato con mayoría propia y aquellos que se verán obligados a...
Ver Revista
Revista EL PACTO

CABA, Bs As.
Lunes, 9 diciembre 2019
Revista Num. 860
Ver Revista
17/07
FANATIZADA
Anamá Ferreira mostró la carta que le llegó desde la NASA
Tras el alunizaje, la exmodelo escribió a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio y, para sorpresa de sus vecinos y familiares, recibió respuesta
Anamá Ferreira mostró la carta que le llegó desde la NASA
En julio de 1969 tuvo lugar el primer alunizaje. Aquel fue un momento histórico que se transmitió a todo el mundo por televisión y nadie quería perdérselo, pero como no todos contaban con un aparato propio, la gente se juntó en las casas para ser testigos de un hecho sin precedentes.

Por aquel entonces, Anamá Ferreira tenía 17 años, vivía en Campo Belo, en Minas Gerais, Brasil y estaba fascinada con la noticia. Al respecto, en diálogo con un medio nacional, contó  que la noche anterior al suceso ella y sus amigos se habían juntado para contemplar la Luna y que el día del alunizaje fue a la casa de una amiga a presenciar el momento: "Me parecía como si fueran extraterrestres, muy loco".

Reunidos en lo de su amiga, las opiniones eran encontradas: mientras ella y algunos del grupo estaban felices, el papá de su amiga decía "eso no es verdad". Haciendo oídos sordos a los escépticos, a Anamá se le deslizaban las lágrimas por el rostro: "Lloré, no podía creer que hubieran llegado a la Luna".

A tal punto la marcó aquel hecho que la modelo buscó la dirección de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, conocida como la NASA, y envió una carta para pedir una fotografía.

Y pese a que en el pueblo muchos le dijeron que no le iban a contestar, ella no perdió las esperanzas y lo consiguió. Unos días mas tarde el correo llegó y con él la carta para Anamá.

La misiva rezaba: "Perdón, pero las fotografías del Apolo 11 se agotaron. Le enviamos una de la tripulación del Apolo 12. Esperamos que disfrute este recuerdo".

Pero su fanatismo con el tema no terminó ahí y fue mucho más allá de los films y documentales. En 1991 Anamá viajó a Estados Unidos y cumplió su sueño de conocer la NASA. 
COMENTARIOS
  • Genéricos