Apps
Miércoles, 24 julio 2024
Argentina
1 de abril de 2024
GRAN HERRAMIENTA

Conocé cuáles son los beneficios de la higiene del sueño

Tener un buen descanso resulta indispensable para el buen desempeño de las actividades de la vida diaria. Ciertos hábitos y comportamientos pueden resultar favorables para que la hora de dormir no se convierta en un martirio. La Tecla conversó con la Lic. en Psicología Julieta Gómez, que brindó todas las recomendaciones necesarias para no dar vueltas en la cama

Conocé cuáles son los beneficios de la higiene del sueñoConocé cuáles son los beneficios de la higiene del sueñoConocé cuáles son los beneficios de la higiene del sueñoConocé cuáles son los beneficios de la higiene del sueño
Compartir

El descanso adecuado es fundamental para el bienestar físico y mental de las personas en todas las edades. Dormir bien no es solo un placer, sino una necesidad biológica vital para el funcionamiento óptimo del cuerpo y la mente. La calidad y cantidad de sueño que recibimos influyen en todos los aspectos de nuestra vida diaria.

La calidad del sueño es esencial para la salud física, durante la noche el cuerpo se repara a sí mismo y fortalece el sistema inmunológico. La ausencia de un buen descanso puede traer problemas de salud y puede afectar negativamente en el estado de ánimo, aumentar el estrés y la irritabilidad, e incluso conducir a la depresión o la ansiedad.

Aquellos que duermen lo suficiente mejoran la concentración y la memoria, tienden a ser más productivos, creativos, enérgicos y suelen tener un mejor rendimiento en el trabajo o en la escuela. Para garantizar un buen descanso, es importante seguir hábitos de sueño saludables, La Tecla te acerca las recomendaciones de una especialista para que las apliques en tu vida cotidiana.



Los buenos hábitos del descanso

Para mantener un descanso adecuado es importante aprender a mejorar los hábitos con respecto al sueño. “Si bien hay pautas que todos pueden seguir, se trata de que cada uno encuentre aquellas que más le agraden, les sean fáciles de llevar a cabo o vayan con su personalidad, ya que la clave es que establecer una rutina de descanso y una organización más saludable” aconseja la Lic. Gómez.

Entre las recomendaciones más importantes se encuentran: mantener horarios regulares, crear las condiciones ambientales adecuadas para dormir, preparar cenas livianas, evitar siestas largas, no permanecer en la cama durante el día, evitar la actividad física por la noche, preparar rutinas de relajación antes de acostarse, y desconectarse de las tecnologías al menos una hora antes de ir a la cama.

Cómo ambientar el cuarto para dormir bien

La habitación que se utiliza para descansar, tiene que cumplir con ciertos parámetros que sean amigables a la hora de dormir. Para ello, es indispensable mantener el cuarto oscuro o con luz tenue y sin pantallas, apagar la radio y la TV antes de dormir. Colocar cortinas y persianas para tapar las ventanas durante la noche. El silencio te ayuda a dormir mejor, por lo que es ideal mantenerlo alejado de los ruidos.



Adelantarse a los trastornos

No hace falta tener problemas para conciliar el sueño para empezar a aplicar los buenos hábitos. Los pasos de la higiene del sueño son conductas que las personas llevan a cabo para modificar el contexto a la hora de dormir y son nobles porque no tienen contraindicación. “Todos son buenos para mejorar la calidad del sueño, no hay ninguno que por hacerlo genere alguna consecuencia dañina” indica la Lic. Julieta Gómez.

Las consecuencias de una mala noche

“La falta de sueño se considera un factor causante de estrés y está asociada a una actividad inmunológica dañada, lo que predispone a la aparición de enfermedades” afirmó la especialista. Entre las consecuencias que pueden aparecer, se encuentran: falta de lucidez, bajo rendimiento, dificultad para concentrarse, aprender, prestar atención o memorizar, alteraciones en el estado de ánimo, mayor irritabilidad, dificultad para tomar decisiones, aumento del dolor físico y aumento de ansiedad.

Ingestas que te harán dar vueltas en la cama

Hasta ahora abordamos las claves para mejorar la calidad del sueño, pero es cierto que también existen otros factores que afectan negativamente a la hora de dormir. Suplementos que contengan cafeína, ciertos medicamentos como los antidepresivos, los esteroides y los descongestionantes, pueden provocar cambios en el descanso. También las comidas pesadas  y grasosas pueden dificultar la digestión y, por ende, hacerte pasar una mala noche.



Señales de alarma

Cuando poder conciliar el sueño se vuelve una misión imposible, hay que encenderlas alarmas. La Lic. Gómez, indica que es fundamental evaluar el contexto para saber si es necesario buscar ayuda de alguien especializado. Es decir, si las dificultades se tornan constantes y empiezan a afectar los quehaceres diarios, entonces puede ser algo para consultar. Aunque es importarte saber que una persona puede dormir mal en ocasiones por cuestiones personales, porque vivió una situación traumática, porque hizo mucho calor o por cualquier otra situación.

Por eso, lo que hay que evaluar es la duración y si se puede encontrar una causa directa con lo que le está pasando en su vida. Si esas señales de alarma se vuelven intolerables y repetitivas, entonces debe consultar a un especialista.

Voz autorizada

Para realizar este artículo conversamos con la Lic. en Psicología Julieta Gómez (MP 63237). Su cuenta de Instagram es @lic.julietagomez.

OTRAS NOTAS

INTERNA CALIENTE

Macri prepara el relanzamiento del PRO con un acto en territorio bonaerense

Mauricio Macri, reunió a un sector de la cúpula amarilla vía zoom para delinear la estrategia de despegue del Ejecutivo de Milei. Se piensa en un acto durante agosto para sentar las bases fundacionales de la nueva etapa del espacio

Copyright 2024
Revista Qué
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET