Apps
Domingo, 21 julio 2024
Argentina
10 de julio de 2024
NOTA DE GRÁFICA

El retorno de la emperatriz que nunca se fue y suena para la boleta

En medio de internas, falta de emergentes y la búsqueda de un rumbo que le permita a la política volver a ser opción frente a Milei, ganan protagonismo dirigentes como Macri, Cristina y Massa, entre otros.

El retorno de la emperatriz que nunca se fue y suena para la boleta
Compartir

“En el peronismo no hay otro candidato que nos garantice una buena performance electoral. Tal vez ella decide no ser candidata, pero a mí me encantaría que lo fuera, porque ya partimos de un 35% de votos en la Provincia”. Se lo dijo a La Tecla alguien que milita junto a Cristina Fernández desde el inicio del kirchnerismo y se sostiene en ese alineamiento. Es obvio que en La Cámpora impera el mismo sentimiento, mientras que para los sectores no tan alineados la posibilidad de que la expresidenta recupere la centralidad absoluta resulta un trago semiamargo.

La posibilidad es concreta y real. Lo reconocen en los círculos más cercanos de Cristina, aunque maquillan el fervoroso deseo con la lógica morigeración que marcan los tiempos. Falta un año para esa definición y el manejo de los momentos está entre las virtudes de la exvicepresidenta. Sin embargo, echar a rodar su nombre encierra la picardía de ponerla por encima de la interna. Necesita salir del fangoso terreno en el que se metió al entrar en el internismo como escudo de su hijo, al que desde los sectores que se quieren separar apuntan con insistencia; y para ello nada mejor que insinuar que puede volver al terreno electoral. Para unos una fiesta, para otros una amenaza que puede cortarles el sueño del vuelo propio sin Cristina como madrina. 

Ser la conductora del Partido Justicialista nacional sería el primer paso para el regreso institucional de alguien que aún sin el cargo ejerce el rol, al menos para una porción importante del peronismo. Pero eso llevaría a que Máximo Kicrhner deba correrse de la conducción del PJ bonaerense. Dejarle a Cristina el sillón de la presidencia partidaria y/o ubicarla en el primer casillero de la boleta de diputados nacionales por la Provincia en 2025 es ni más ni menos que devolverle el poder total de la lapicera.

Precisamente lo que no quieren quienes hoy toman como referencia a Axel Kicillof y se muestran enojados con el kirchnerismo duro porque fueron marginados en las listas del año pasado. Para muchos, que Cristina encabece la boleta es salir por arriba de la interna. La misma conjetura que hace el massismo sobre su jefe.

Andrés Larroque diagnosticó que el peronismo “está en una etapa de descomposición, de atomización, de desencuentro, que hay que resolver rápidamente. Diría, metafóricamente, que estamos como la Argentina de Sampaoli y que tenemos que ir a la Argentina de Scaloni”. Para él, y muchos otros, Scaloni es Kicillof. Lo ven un líder emergente capaz de ordenar al panperonismo; pero Kicillof juega ese rol con tropa prestada y deberá tomar la difícil decisión de enfrentarse a Cristina.


Esa lucha cuerpo a cuerpo prefiere evitarla. Además  se tornará más difícil hacerlo en la medida que ella esté decidida a retomar toda la centralidad del espacio y ser la decidora de quién sí y quién no. Quizá ese monopolio no pueda ser como en otras épocas cercanas, pero alguien que nunca se fue está de vuelta.
 

OTRAS NOTAS

MEDICIONES

Luz al final del túnel: según el INDEC, un sector repuntó la actividad económica

El Instituto Nacional de Estadística y Censos reveló los datos del EMAE correspondientes al quinto mes de 2024. De acuerdo a las mediciones, hubo resultados positivos gracias al empuje de un ámbito en particular. Cómo fueron los números sector por sector.

Copyright 2024
Revista Qué
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET