Revista Qué

17 Mar 2015 | Hospital Garrahan

Denuncian comida en mal estado

Madres del Jardín Maternal del Hospital Garrahan denunciaron haber encontrado gusanos en el alimento que recibieron para darle a sus hijos. Esta no sería la primera vez, por lo que exigen la intervención de las autoridades responsables de la institución y del Gobierno de la Ciudad y Nacional para mejorar la situación.

Tal como publicó Qué en su edición N° 13, los recortes presupuestarios que llevó a cabo la administración macrista junto con las disputas políticas internas con el Gobierno Nacional, provocaron que las grietas dentro del Garrahan crezcan cada vez más.

En las finanzas del 2015, el Ejecutivo porteño recortó un total de $260 millones y las consecuencias se vieron rápidamente. La sala de 3 años del Jardín Maternal cerró sus puertas, en tanto que en el último tiempo se evidenciaron problemas con comida en mal estado.

gusanos garrahanSegún informaron las madres, el acontecimiento “se dio por última vez” el pasado viernes 13, en ocasión del almuerzo de las salas Jirafa y León. Allí, “una vez recibido el menú del día, las madres y padres procedieron a alimentar a los bebés. Una de ellas revisó la comida y encontró gusanos y bichitos”, expresaron.

Luego constataron con los profesionales del Hospital que, efectivamente, se trataba de “gusanos y gorgojos”. Ante esta situación, los padres de los menores junto con los delegados de la junta interna de ATE.

“Exigimos de las autoridades del Jardín, el Servicio de Alimentación y autoridad responsable del hospital, una inmediata respuesta por escrito explicando lo sucedido y que se garantice el alimento de nuestros hijos (que es la misma del resto del personal del hospital y pacientes) en buen estado y fresca, con las medidas de bromatología que correspondan”, expresaron las madres a través de un comunicado.

Asimismo, agregaron que “este paupérrimo funcionamiento del servicio de alimentación fue informado de palabra en todas las oportunidades a la directora Giselle Calas”, por lo que “no puede desconocer la situación”.

Por otra parte, contaron que “esto es parte de un creciente abandono y vaciamiento del jardín por parte de las autoridades”, que se suma al “cierre de la salita de 3 años, la falta de mantenimiento de la misma, el hacinamiento de los niños, la falta de docentes, etc”.

Compartir
?