Revista Qué

24 Jun 2015 | Comuna 8

Entre las villas y el olvido

En el extremo sur de la Ciudad reina la marginalidad. La urbanización es una de las grandes promesas sin cumplir. El PRO está en condiciones de lograr la mayoría en la Junta Comunal y ECO desterraría a Proyecto Sur. Quiénes son los comuneros de la 8.

La Comuna 8 es una de las zonas más postergadas de la Ciudad. Ubicada en el extremo sur porteño, alberga a Villa Lugano, Villa Riachuelo y Villa Soldati. Cuenta con una superficie de 21,9 km2 lo que la hace la más extensa, pero a la vez la menos densamente poblada. Es la segunda comuna con mayor proporción de extranjeros, muchos de ellos provenientes de países limítrofes.

comuna 8

Desde 2008 es manejada por la comunera del PRO Eva Ferraro, quien este año buscará renovar su mandato. Cuenta con un presupuesto que supera los 65 millones de pesos que, con respecto a 2014, creció un 150 por ciento. Sin embargo, los problemas estructurales de la Comuna no han sido resueltos. La urbanización de los asentamientos informales es una de las grandes promesas sin cumplir. La pelea entre Nación y Ciudad deja en vilo a miles de personas que viven de manera precaria. Si bien esta situación excede las competencias de los miembros comunales, los siete representantes coinciden en la mirada y saben que es una problemática sin resolver.

Actualmente, la Junta está compuesta por tres comuneros macristas, tres del Frente para la Victoria y uno de Proyecto Sur. En las PASO, el PRO ganó con el 53 por ciento de los votos, resultado que le permitiría obtener la mayoría. Si se replican estos resultados, el kirchnerismo perdería un espacio y ECO desterraría al movimiento creado por Pino Solanas. La relación entre ellos es buena y trabajan codo a codo. “En algunos puntos es difícil mirar para otro lado”, señala Facundo Roma, integrante de la Junta por el FpV y aspirante a encabezarla en los próximos cuatro años. “De lo contrario, lo que le va a pasar al PRO es que la sociedad se los va a llevar puestos. Hay conflictos sociales que si bien no podemos resolver desde la Comuna, tenemos que estar presentes con el rol institucional que cumplimos”, agregó.

El mayor obstáculo al que se enfrentan las comunas es la falta de descentralización. A pesar de contar con una ley, sancionada en 2007, las competencias de las Juntas Comunales son bastante acotadas y a la vez confusas. Roma apuntó que muchas veces el presupuesto de la Comuna 8 es ejecutado directamente desde el gobierno porteño y, tanto los opositores como los comuneros oficialistas no tienen voz ni voto en el destino del dinero. “Es una comuna que ha sido olvidada por el PRO. En el último tiempo ellos hicieron algún desembarco. Arreglaron la calle del centro comercial que está bien, pero no estaba en la necesidad primaria. Discutimos los costos, los tiempos y la forma en cómo lo hacen. Es una de las comunas con mayor cantidad de espacio público y todos los parques están abandonadísimos. El macrismo dice que inaugura mejoras y lo único que hace es ponerle unas canchas de básquet y nada más. Es un pedazo de tierra”, cuestionó Roma a Qué.

Las tomas de Lugano

En 2010 unas 1.500 familias ocuparon el Parque Indoamericano de Villa Soldati. Tras un feroz enfrentamiento, que dejó como saldo tres muertos, el predio fue liberado y enrejado en su totalidad para evitar el regreso de los ocupantes. A mediados de 2014, la historia se repitió en el ba-rrio Papa Francisco, donde decenas de familias fueron violentamente desalojadas con topadoras. Ese mismo año, Ferraro fue acusada de aplicar igualmetodología al barrio Piedrabuena viejo, de Villa Lugano ante “la necesidad de preservar a los vecinos de actos de pillaje y hurto”.

Para Hugo Bentivenga, candidato a jefe comunal de ECO, no hay nada que destacar de la gestión de Ferraro, a quien critica por no haber estado presente en las sucesivas tomas de predios y en los conflictos más serios de la zona. “No te tenés que agarrar de un sillón para poder gestionar. Ella, con algunos artífices de las demás fuerzas no apuntó hacia las prioridades que sí necesita la Comuna”, señaló.

Con la misma esencia que Lilita Carrió, su ferviente militante critica con dureza la actual gestión macrista, a la que responsabilizó de destruir el consejo consultivo. “No quieren la participación ciudadana. Al Ejecutivo no le interesa la ley que votaron ellos mismos. Cuando hablan del respeto por las instituciones y el vecino, empiecen por casa”. Además, recordó aquella vieja postal de Mauricio Macri junto a niña pobre Villa Lugano, donde anunció el lanzamiento de su campaña a Jefe de gobierno, con las promesas de una urbaniza-ción que nunca se cumplió. “Para ellos, las villas son un negocio”, remató Bentivenga, confiado en que el próximo 5 de julio hará una mejor elección.

Compartir
?