Revista Qué

27 Mar 2015 | Asentamiento en La Boca

Exigen a Macri cumplir con urbanización

Se trata del asentamiento en Lamadrid en el barrio La Boca. En 2006 se sancionó la ley 2.240 que declaró la Emergencia Urbanística y Ambiental del lugar y que comprometió al Gobierno de la Ciudad a realizar las tareas de urbanización. Hasta ahora el Jefe de Gobierno no actuó.

Vecinos del asentamiento Lamadrid en el barrio de La Boca reclamaron las tareas de urbanización a las que se encuentra comprometido el gobierno macrista por la ley 2.240 sancionada en diciembre de 2006, que declara la Emergencia Urbanística y Ambiental del lugar.

Acompañados por legisladores opositores, vecinos del barrio entregaron una nota en la Jefatura de Gobierno de la Ciudad en la que solicitaron la aplicación de la ley, que se sancionó ocho años atrás y por la que el titular del Ejecutivo gobierno porteño no dio respuestas aún.

La norma declara la “Emergencia Urbanística y Ambiental, en lo que hace a vivienda, servicios, equipamiento, espacios verdes y de actividades productivas al polígono delimitado por las Av. Regimiento de Patricios, Av. Martín García, Av. Paseo Colón, Av. Brasil y Av. Pedro de Mendoza”.

No es un tema nuevo. En 2014 legisladores de diversas fuerzas manifestaron a través de un proyecto “su preocupación ante el prolongado retraso en el cumplimiento de la Ley 2.240” e instaron al Poder Ejecutivo “a avanzar en forma efectiva con las obras de renovación urbana y ambiental que ordena dicha norma”.

Pero nada ocurrió. En la oportunidad, los legisladores Virginia González Gass (Partido Socialista Auténtico) y Alejandro Bodart se hicieron presentes en la entrega del informe para exigir una rápida respuesta.

“Mientras los vecinos reclaman por viviendas dignas en La Boca, Macri hace la plancha”, sostuvo González Gass, quien remarcó que la política habitacional del macrismo es errática y parece estar diseñada a la medida de un perfil de ciudadano en el que los pobres son discriminados”.

En la actualidad esta problemática habitacional afecta a unas 400 familias que han construido sus casas en el bajo autopista Buenos Aires – La Plata, y que aún viven en condiciones insalubres a orillas del riachuelo. Hasta el momento, el Gobierno de la Ciudad no ha realizado avances en lo que respecta a la urbanización y el traslado de los vecinos, lo que demuestra un claro desinterés por parte del macrismo en materia de urbanización y construcción de vivienda social.

Compartir
?