Revista Qué

26 Abr 2015 | PASO

Macri le ganó a Massa

Macri decidió ponerle el cuerpo a casi todas las elecciones distritales antes de la general. Ganó en Santa Fe (con Del Sel), algunos podrían anotarle algunos porotos en Mendoza (con Cornejo) y ahora se anotó el triunfazo que parecía una verdadera bisagra. Empujó desde atrás a Larreta, apostó un riesgoso pleno sobre una firme candidata (Michetti) y venció. Esta es la victoria de Mauricio.

Hay varios puntos para tener en cuenta, como la siempre controversial transferencia de votos. Sin dudas, Macri pudo transferirle caudal electoral al río no tan caudaloso de Larreta. Lo abrazó y lo llevó del brazo a la victoria. Esto no le quita méritos a Horacio, pero es la realidad palmaria. Sin el decidido apoyo del actual jefe, hoy otra podría haber sido la foto.

Macri también decidió dar batalla en Córdoba, con el frente electoral que tiene tres espadas (Aguad, Baldassi y Juez) y que aspira a sacar al De La Sota del poder. Se vota el 5 de julio.

Sergio Massa, en cambio, no jugó en prácticamente ninguna de las elecciones anteriores. Y en la Capital está por rozar el papelón, con un candidato (Guillermo Nielsen) debajo de los dos puntos. El tigrense ni siquiera le puso el cuerpo este domingo al comicio, y viajó a Neuquén. Allí tampoco tenía motivos para festejar, ya que el MPN ganó con holgura (como se preveía) y con su independencia histórica. Segundo fue el hombre del FPV (aceptable elección de Rioseco) y tercero el Pechi Quiroga (contó con el aval de Macri). Ninguno jugó con Massa.

Con Scioli unos puntos arriba en todas las encuestas, la gran discusión pasa por saber quién llegará al posible balotaje con el Gobierno. Macri, sin dudas, ha sacado cuerpos de ventaja. Y la tendencia no parece ser una buena noticia para Massa.

El tigrense no tuvo ni tendrá fotos para festejar (salvo la casi segura victoria de Das Neves en Chubut), ya que no cuenta con injerencia central en ninguna provincia. Su gran caudal se resume a las neurálgicas Primera y Tercera secciones de la provincia de Buenos Aires.

¿Y Scioli? Hoy, con el diario del domingo, resultó una buena noticia que Cristina le bajara a su candidato (Gustavo Marangoni). Vio las elecciones por televisión, y sin ningún impacto negativo fuerte. Mariano Recalde, hasta ahora de aceptable perfomance, es un hombre del cristinismo más puro; no está asociado ni por asomo a Scioli, más allá de que convivan en el FpV. Es decir, no le suma ni le quita nada a la candidatura del ex motonauta.

Massa, en cambio, había apostado a un triunfo de Michetti para horadar la figura de Macri. Incluso hasta manejó la posibilidad de bajar a Nielsen para favorecer a la senadora. Perdió.

Mauricio, el gran ganador por segundo domingo consecutivo, por ahora baila al ritmo de Freddy Mercury, a Massa le pusieron un tango algo melancólico, mientras Scioli sigue con el ritmo de de todos los días. Habrá más música hasta octubre.

Compartir
?