Revista Qué

26 May 2015 | Reves para IRSA

Shopping de Caballito: Clausuran predio

Tras varias denuncias, la Agencia Gubernamental de la Ciudad clausuró el terreno en el que funcionaba ilegalmente un depósito de 410 contenedores.

La Agencia Gubernamental de la Ciudad clausuró el predio donde IRSA pretendía construir el shopping de Caballito y en el que funcionaba ilegalmente un depósito de 410 contenedores, cuyo contenido es propiedad de Textiles de la Empresa Mikon S.A.

untitled_31

El terreno en cuestión consta de 2,4 hectáreas, a 100 metros del Estadio de Fútbol del Club Ferrocarril Oeste, y fue cerrado el pasado viernes. Los argumentos provistos por la AGC tienen que ver con el estado de peligrosidad en el que se encuentra el depósito y que, además, “no cumple normas básicas contra incendios y viola el Código de Planeamiento Urbano” al estar instalado en una zona no permitida para la actividad.

Al respecto, Martín Iommi, miembro de la Junta Comunal de Caballito, afirmó: “Para hacer efectiva la clausura tuvimos que hacernos presentes y pararnos enfrente de los camiones hasta que llegó la Policía Federal. Esta clausura es la demostración de que a pesar de la impunidad con la que opera IRSA, los vecinos no se rinden y pelean por el Parque Caballito”.

“No pueden levantar la clausura porque necesitan mostrar los papeles que acreditan la titularidad de los terrenos. Papeles que no tienen y que nunca presentaron ni en la Legislatura Porteña ni en la Agencia Gubernamental de Control”, agregó.

La construcción del shopping de Caballito tiene larga data. En 2009 la empresa IRSA, a cargo de numerosos shoppings de Capital y el Conurbano, anunció la puesta en marcha de una mega obra en el predio lindero al ferrocarril. Sin embargo, tras la ferviente oposición de los vecinos y el apoyo de legisladores, el proyecto nunca fue aprobado en el parlamento porteño.

Hace cuatro años se presentó la primera denuncia formal que advertía sobre la irregularidad. En 2014 se presentó un Pedido de Informes que, a pesar que fue aprobado por unanimidad, nunca tuvo respuesta del Gobierno de Mauricio Macri. Tal como fue publicado en Qué, pese a su buena relación con el gobierno de la Ciudad y con algunos dirigentes del macrismo en particular, IRSA no pudo dar por cumplido su cometido. Y el proyecto quedó trabado en la Legislatura.

Compartir
?