Revista Qué

8 Jun 2015 | Fuerte confesión

“Mamá se cortaba las venas una vez al mes”

Lejos de ser la mujer sonriente y divertida que todas las noches interpreta como Jurado del Bailando 2015, Soledad Silveyra habló de su dura infancia, marcada por un padre abandónico, y una madre violenta y suicida.

soledadsilveyra 2“Mi mamá se casó de nuevo, y mi viejo me abandonó. Yo tenía un año”, explicó Soledad en una entrevista que le concedió a José Eduardo Abadi en el diario Clarín.

“Mi viejo era espléndido y muy buen mozo. Con mamá era muy complicado”, recordó en una entrevista con la revista Viva.

“Ella (su mamá) terminó suicidándose a los 50 años, después de millones de intentos. Fue una vida muy dura. Mi mamá se volvió a casar cuando yo tenía 8, con Carlos, y ahí mejoró un poco la condición económica. Yo iba a fiestas en el Alvear. Se murió Carlos y se cortó todo”, describió la actriz.

“Era odontólogo. Tenía un hermano de ese matrimonio, Máximo, que después murió de VIH en 2002. Mis padres se separaron y se volvieron a casar cada uno por su lado. Nos quedamos en la ruina, y se empezaron a vender candelabros, alfombras, platos”, agregó.

“Mamá era violenta con todos. Mezclaba alcohol y pastillas como Judy Garland. Los farmacéuticos de Tribunales le vendían sin receta y yo, con 6 años, iba a pelearme con ellos”. Su madre había sido bailarina. Según recuerda, “tenía unas piernas muy fuertes”. Con ellas provocó “mucha violencia y mucha patada”.

Cincuenta años después, ‘Solita’ puede contar que su madre “se cortaba las venas una vez al mes. Me acuerdo de que un día, cuando tenía 8 años, mi abuela se enojó y se fue. Se me ocurrió ir al cuarto y vi un charco de sangre que salía de ahí. Se había cortado las venas otra vez. Yo usaba el Simulcop, que enseñaba a hacer un torniquete con un cinturón elástico, así que le hice dos torniquetes con el cinturón y me fui a la Cruz Azul, sobre la calle Uruguay. Esa vez zafó”, describe.

Pero, finalmente, su mamá consiguió quitarse la vida: “Cuando se suicidó, se había ido al último pueblito de La Rioja. Mi hermano Máximo era homosexual y ella no lo podía aceptar. Se lo llevó para allá, estuvieron dos años y él se quiso volver. Hubo una escena en la que ella disparó, Máximo pegó un salto y cayó en una zanja”.

Fue una escena confusa. Todavía hoy no sabe bien qué pasó: “No quise mirar la prueba balística porque me pareció demasiado, pero había un tiro a la altura de Máximo. Se ve que ahí dio vuelta el arma y se disparó”.

Compartir
?