Revista Qué

8 Jun 2015 | Por muchos más...

Pampita y Vicuña y sus 10 años de amor

El viernes  a la noche Carolina “Pampita” Ardohain y Benjamín Vicuña, junto a sus amigos y familiares, se reunieron en La Mansión del Four Seasons Hotels & Resorts, para compartir su década de amor con sus afectos. 

Fiesta-Pampita-Benja-1 Fiesta-Pampita-Benja-6 Fiesta-Pampita-Benja-12 Fiesta-Pampita-Benja-14 Fiesta-Pampita-Benja-17 Fiesta-Pampita-Benja-18 Fiesta-Pampita-Benja-20 Fiesta-Pampita-Benja-21 Fiesta-Pampita-Benja-22Allí la pareja recibió a sus familiares y amigos que fueron citados a partir de las 22:30. Entre ellos asistieron: Gonzalo Valenzuela, Gael García Bernal, Nacho Viale, Manuela Pal y su novio, Brenda Gandini, Peter Lanzani, Pancho Dotto, Guillermo Pfening, Barbie Simons, Flor de la V y Pablo, Sabrina Garciarena y Germán Paoloski, Valeria Mazza y Alejandro Gravier y Tomás Yankelevich y Sofía Reca, entre otros.

El dress code de la fiesta fue en blanco y negro y la única que rompió el molde fue Pampita, con un vestido rojo. Mientras tanto, Vicuña, siempre con un perfil más bajo, respetó la consigna de la noche y optó por usar una camisa blanca, con corbata, zapatos y campera de cuero negra.

Una vez en el lugar la pareja salió a saludar a la prensa.  A las 23, ambos salieron junto a su tres hijos: Benicio, Bautista y Beltrán.

“Estoy emocionada, hay muchos amigos de los dos países, para todos fue un esfuerzo enorme venir. Es una demostración de cariño. Benjamín es el hombre de mi vida, es el padre de mis hijos; y estoy completamente enamorada. Diez años después puedo decir lo bien que hice”, dijo Pampita.

Por su parte, Vicuña, además de manifestarse feliz por tener cerca a sus seres queridos, remarcó que la fiesta no se trataba de ningún casamiento, ni boda simbólica. “Simplemente es un gesto de amor y cariño hacia las personas que nos han acompañado estos diez años. En la vida también hay que celebrar y acá también quiero celebrar a mis cuatro hijos que son la razón de mi vida”, dijo.

La fiesta de Pampita y Benjamín se extendió hasta altas horas de la madrugada  con baile, cotillón, bebida, comida y souvenir de un gatito blanco de la suerte.

Compartir
?