Revista Qué

5 Nov 2015 | Polemica por el cupo femenino

Anulan la designación de un auditor

Se trata de Facundo Del Gaiso, quien asumió en 2013 tras la renuncia de Oliveto Lago para asumir como legisladora de la Coalición Cívica.

En medio de las negociaciones por los cargos en entes autónomos, la justicia de la Ciudad declaró nulo el acto dictado por la Legislatura porteña de 2013 en el que Facundo Del Gaiso fue designado auditor general al afirmar que el proceso no cumplió con el respectivo cupo femenino.

Del Gaiso asumió como representante de la Coalición Cívica en la Auditoría porteña en 2013 tras la renuncia de Paula Oliveto Lago, que ocupó una banca como legisladora y, este año, fue presentado como uno de los candidatos de ECO para renovar su lugar en el ente.

Del Gaiso

El pedido de nulidad fue solicitado por varias ONG’s (la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, la Asociación por los Derechos Civiles, la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género y la Fundación Mujeres en Igualdad) que solicitaron una acción de amparo a fin de declarar nula la resolución 357/2013.

Ahora, dos años más tarde, el juez Guillermo Scheibler, titular del juzgado N° 13 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad hizo lugar al pedido y la designación de Del Gaiso quedó anulada.

Según informó el sitio IJudicial, en el amparo se planteó la violación de derechos colectivos al no respetarse el cupo por sexo establecidos en los artículos 138 de la Ley 70 y 36 de la Constitución de la Ciudad, ya que los cuerpos colegiados, como es el caso de la Auditoría, no pueden incluir más del setenta por ciento de personas del mismo sexo, y que ante la designación de Del Gaiso en reemplazo de Oliveto Lago, el cuerpo quedó integrado por 5 varones y dos mujeres.

En su defensa, la Legislatura cuestionó la legitimación de las organizaciones civiles, postuló que el amparo no era la vía para el reclamo, y negó la existencia de ilegalidad o arbitrariedad manifiesta en la designación cuestionada y postuló la “ausencia de caso”, ya que el nombramiento de un integrante de la Auditoría General de la Ciudad por parte del Parlamento local no habría generado controversia, en tanto que no existiría daño provocado al interés de las amparistas o de la colectividad.

También argumentó que el 30% mínimo establecido en la Constitución porteña al definir un máximo de 70 por ciento de un mismo sexo, arroja un resultado de 2,1 integrantes, es decir, no alcanza al tres, por lo que la integración actual de la Auditoría, con cinco (5) varones y dos (2) mujeres, cumpliría con el cupo previsto, destacando que la Presidencia del órgano es ejercida por una mujer, “la que en determinadas circunstancias tiene un voto doble”.

No obstante, el juez Scheibler destacó en su sentencia que “no existen ‘acuerdos políticos’ o ‘consensos legislativos’ que puedan colocarse por sobre el ‘consenso social’ supremo representado en la Constitución. Dejar librado el cumplimiento del cupo máximo previsto por la norma constitucional a las efectivas postulaciones que los partidos políticos o alianzas eleven en cada caso constituiría ni más ni menos que convertir un mandato imperativo en una ‘sugerencia’”, sostuvo el magistrado.

Por último, y por tratarse de un caso de discriminación, el juez subrayó que la norma obliga a imponer al responsable del acto discriminatorio “medidas de sensibilización, capacitación y concientización”.

Tras recibir las nominaciones de los candidatos de cada bloque, la Legislatura deberá ahora determinar los nombres que asumirán a sus cargos.

Con fecha a definir, luego se hará lo propio con la Auditoría de la Ciudad, en la que ECO postuló, entre otros, a Facundo Del Gaiso como postulanmte de la Coalición Cívica. La anulación del acto de su designación, en principio, no vería afectada la composición de la Auditoría, a 20 días de que venzan los mandatos.

De acuerdo a las negociaciones avanzadas en la Legislatura entre el PRO y el bloque K, las tres mujeres ya están elegidas. Dos pertenecen al partido amarillo (Herrero y Marcó) y una por el FpV (Segura Rattagan), por lo que el “acuerdo” no se vería afectado.

Los cargos de la Auditoría se votarán, al parecer, luego del balotaje. Pero resta determinar si, de alguna manera, la decisión de la justicia afectará también en este sentido.

Compartir
?