Revista Qué

24 Nov 2016 | sesión ordinaria

Aprobaron la Villa Olímpica

Con 46 votos positivos y 10 negativos la Legislatura porteña aprobó el proyecto de ley del Ejecutivo que determina destinar unas 50 hectáreas ubicadas en el barrio de Villa Soldati (Comuna 8) a la construcción de la Villa Olímpica para los Juegos Juveniles de 2018, estableciéndose como destino final un uso social. Los 10 votos […]

Con 46 votos positivos y 10 negativos la Legislatura porteña aprobó el proyecto de ley del Ejecutivo que determina destinar unas 50 hectáreas ubicadas en el barrio de Villa Soldati (Comuna 8) a la construcción de la Villa Olímpica para los Juegos Juveniles de 2018, estableciéndose como destino final un uso social.

villa

Los 10 votos negativos provinieron de parte de de los diputados Ramal; Del Corro; Vilardo; Camps; Pablo Ferreyra, Paula Penacca, Andrea Conde, Javier Andrade, Carlos Tomada y Lorena Pokoik (FpV).

El diputado del Pro Agustín Forchieri aseguró que “es el legado de lo que nos van a dejar los JOJ” y agregó que “fueron largos meses de trabajo y consenso”. En este sentido, explicó que “toda buena ley puede seguir sufriendo modificaciones y seguir mejorándola, para eso escuchamos a los vecinos” y que “está claro que aún falta mucho por hacer pero se empieza por grandes obras como estas”.

Además, Forchieri señaló que “esta ley contempla la mixtura de usos, por eso muy completa”, en esa misma línea subrayo que “la Villa Olímpica es un desarrollo equilibrado” y destacó que “esto es construir ciudad”.

Por su lado, el legislador de SA Adrián Camps destacó que “aquí hay dos propuestas en una”, en clara referencia a la posterior urbanización del Barrio 20 que se propone como consecuencia de la creación de la Villa Olímpica, y aseguró que “no estoy de acuerdo con la venta de tierras públicas, aunque se diga que es para financiar ciertos proyectos, pareciera que nos estamos acostumbrando a vender nuestras tierras”.

Camps aseveró que “para este gobierno la tierra publica no tiene utilidad por eso hay que venderla a los desarrollos inmobiliarios“y que “vamos a terminar aceptando que las empresas nos paguen para sancionar las leyes”. Además agregó que “desde mi concepción es absolutamente inconveniente que esta Ciudad venda las tierras, si no sabe cómo utilizarlas que las dejen donde están que otro gobierno va a saber aprovecharlas”.

Desde el bloque Sindical Peronista, el diputado Claudio Palmeyro señaló que “vamos a acompañar este proyecto pero manifestamos que íbamos a plantear una serie de propuestas de modificación, y varias de ellas fueron recogidas”, además explico que “creemos que será positivo para la comuna 8” ya que “estamos totalmente convencidos de este proyecto”.

Por otra parte, el legislador del PS Hernán Arce manifestó que “en esta oportunidad queremos destacar que el oficialismo se ha mostrado siempre receptivo a todas nuestras sugerencias” y añadió que consideramos que las modificaciones que se introdujeron al texto fortalecen algunas de las herramientas allí previstas, pero sin modificar el espíritu de esa ley”.

“Vamos a respaldar nuevamente este proyecto convencidos del potencial que tiene para disminuir las diferencias entre el norte y sur”, finalizó Arce.

A su vez, desde el FIT, Marcelo Ramal aseguró que “el hilo conductor que está presente en este proyecto es una suerte de desarrollo urbano fundado en una extorsión” y explicó que su acusación “reside en que por cada metro cuadrado que esta ciudad gane para algún tipo de fin social, es necesario que la ciudad le de otro metro cuadrado al gran capital financiero inmobiliario”.

Ramal destacó que “no hay un solo lugar de esparcimiento en la comuna 8 que se gane de esta manera” y afirmó que “el problema es que los legisladores no tenemos que aceptar esta extorsión, pero el argumento que vamos a escuchar acá es toma y daca de la urbanización de nuestras villas a costas del desarrollo de negocios inmobiliarios”.

“Estamos en contra de este gran plan de canje de la ciudad”, aseveró el diputado, quien además indicó que “no aceptemos este chantaje que se presenta como desarrollo urbano inclusivo”.

Por otro lado, el diputado de la CC ARI Maximiliano Ferraro explicó que “estamos debatiendo obras públicas para una de las zonas más postergadas de la Ciudad de Buenos Aires” y remarcó que desde el bloque “nosotros no creemos que el Estado lo puede todo, pero si creemos que debe tener una materia de desarrollo urbano que se haga de manera sana y responsable”. Además agregó que “esta es la mejor ley de segunda lectura posible”.

Compartir
?