Revista Qué

27 May 2015 | Proyecto cajoneado

Artistas ambulantes protestan contra el silencio PRO

Un proyecto de ley de promoción de la actividad cultural en la vía pública está trabado desde hace tiempo en la Comisión de Cultura. Artistas callejeros apuntan contra la presidente, la macrista Lía Rueda.

Con la consigna la “Música en la calle no es delito”, artistas callejeros de la Ciudad de Buenos Aires pelean desde hace años para que su actividad sea reconocida por el gobierno macrista mediante un proyecto de ley que está trabado desde hace dos años en la Legislatura y por el que piden el cese del hostigamiento que reciben en la actualidad.

musica callejeraEl Frente de Artistas Ambulantes Organizados (F.A.A.O) reclamó el martes 19 de mayo en la reunión de la Comisión de Cultura que avance el proyecto de Ley de protección y fomento de la actividad cultural en la vía pública, presentado en septiembre de 2012.

La medida busca también visibilizar la situación en la que se desenvuelven. “Venimos sufriendo permanentemente situaciones de violencia institucional por parte del Gobierno de la Ciudad. Desde contravenciones irrisorias, citaciones judiciales y al uso de patotas contratados por anticuarios de San Telmo, al parecer, fogoneado por sectores de la Comuna 1, que alientan que nos saquen a nosotros de forma violenta”, denunció el músico Alejandro Cabrera Britos.

Saxofonista de la banda “Jamaicaderos” y referente de FAAO, Cabrera Britos lo denunció en la reunión del 19 de mayo en la Comisión de Cultura que preside la macrista Lía Rueda. La realidad supera la ficción. Porque seguimos esperando que tenga tratamiento un proyecto de ley que está cajoneado desde 2012”.

El proyecto de ley, que cuenta con el respaldo de varios bloques de la oposición no prospera por la oposición macrista. La iniciativa busca “proteger, propiciar y fomentar la actividad artística en la vía pública y el espacio público” y engloba a las diferentes expresiones artísticas.

En su artículo 7, se plantea que los elementos, herramientas e instrumentos de trabajo no pueden “ser secuestrados, retenidos o decomisados por autoridades públicas bajo ninguna circunstancia”, y además, propone la creación de un espacio de difusión en el sitio web del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, en su momento, la diputada María Rachid del Frente para la Victoria expuso que el PRO intentó cambiar el espíritu del proyecto y acentuar la actitud persecutoria que denuncian en la actualidad. Mientras el proyecto no avanza, la gestión de la Ciudad se escuda en que se trata de una contravención por el artículo 82 de la ley 1472 sobre ruidos molestos.

Pero, para los músicos se trata de una cuestión de interpretación. Además, el proyecto de ley establece que la actividad musical, en caso de uso de instrumentos de amplificación sonora, el mismo debe atenerse a lo dispuesto según Ley 1540 de de Control de la Contaminación Acústica.

Y, a decir verdad, sostienen que nunca se ha corroborado esa condición.

Compartir
?