Revista Qué

2 Oct 2015 | Organismos autónomos

Candidatos en negociaciones

Con cambios horas antes del plazo, el PRO y el Frente para la Victoria avanzaron en su acuerdo para quedarse con los cargos de la Magistratura y la Auditoría. ECO, relegado en las conversaciones, está sumergido en una disputa entre los sectores internos que lo conforman.

Vencido el plazo de presentación de candidatos para los organismos autónomos, los distintos bloques acentuarán las negociaciones para ocupar las sillas que queden vacías en poco tiempo: 3 lugares del Consejo de la Magistratura y 7 en la Auditoría General de la Ciudad, son las plazas más codiciadas.

El PRO marginó a ECO en las conversaciones y avanzó con el Frente para la Victoria en un esquema tentativo de distribución de cargos, que relega prácticamente a un solo cargo a la fuerza de Martín Lousteau en la Auditoría y a ninguno en el determinante organismo que designa y remueve a jueces porteños.candidatos en negociaciones

“El kirchnerismo tiene disciplina para votar; es más compacto y confiable cuando se llega a un acuerdo. Con ECO no sabemos qué va a pasar, han votado diferente en varias ocasiones”, se sinceró una fuente del macrismo ante Qué, que además destacó que, como bloque, el FpV tendrá más diputados que cualquier sello interno de ECO después de diciembre.

A un día del plazo, el PRO se plantó al Frente para la Victoria y procuró destrabar las charlas empantanadas por el cupo femenino en la Magistratura. Si bien los nombres cambiaron, el macrismo le cerró el camino al kirchnerismo y el FpV parece comprometido a colocar a una mujer en el lugar, como adelantó días atrás revistaque.com

El PRO impulsa al diputado Enzo Pagani, respaldado por el operador judicial Daniel “El Tano” Angelici, y al auditor Alejandro Fernández, alineado con el vicepresidente 1º Cristian Ritondo, que controló todas las negociaciones. En tanto, el FpV nominó como plan b a la directora de Asistencia Técnica de la Defensora General, Vanesa Ferrazzuolo, ligada al actual titular del organismo Juan Manuel Olmos.

El kirchnerismo impulsó al inicio de las conversaciones al camporista Mauro Riano, secretario general de Acceso a la Justicia de la Defensoría General y hombre ligado a Juan Cabandié, que había llegado a un entendimiento previo con Olmos. Las circunstancias modificaron el escenario.

En tanto, en la Auditoría, el PRO acordó llevarse cuatro lugares (en 2011 se quedó con 3), por lo que 2 quedarán en esta ocasión para el kirchnerismo y uno, en principio, para Energía Ciudadana Organizada, cuyo lugar -que hoy ostenta la Coalición Cívica- es disputado también por el radicalismo, el sector “independiente” de Lousteau, y el espacio de Graciela Ocaña.

La distribución de cargos se hace me-diante la composición actual, donde el Frente para la Victoria es el mayor nucleamiento opositor, en tanto que lo dejará de ser después de diciembre cuando, como interbloque, Energía Ciudadana Organizada lo desplace al tercer lugar por apenas un legislador.

Para la Auditoría, el PRO optó por refugiar a diputados que vencen mandato como Oscar Moscariello, cercano en su momento a Gabriela Michetti, Jorge Garayalde, que tuvo respaldo de Ritondo, Raquel Herrero, de buena sintonía con Horacio Rodríguez Larreta, y María Victoria Marcó, de la línea Compromiso para el Cambio, liderada por el apoderado nacional José Torello.

Por su lado, el Frente para la Victoria hizo lo opuesto y no postuló a ningún diputado, más allá de que en las horas previas se mantuvo el nombre de Claudia Neira. Firme para un nuevo mandato aparece la actual titular del ente y pareja de Cabandié, Cecilia Segura Rattagan. El ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, también se metió en la compulsa y posicionó a Matías Barroetaveña, director de la Fábrica Porteña.

Pero también se suma el actual auditor Eduardo Epszteyn a quien nadie se anima a poner fuera de juego. Sí, un poco más distanciados figuran la sabbatelista Emelina Alonso y el sciolista Hugo Vásques.

En ECO, la situación es más complicada. Confianza Pública presentó en soledad su candidato a la Auditoría y no aceptó firmar el listado de postulantes apoyados por el resto del interbloque: dos radicales, dos indepen-dientes y el lilito Facundo del Gaiso, que cuenta con apoyo de Elisa Carrió.

Los tiempos corren pero la presentación de candidatos es sólo el primer paso hasta que éstos sean votados por los diputados.

La Magistratura debe renovar su composición en noviembre y la Auditoría, un mes más tarde.

Candidatos en negociaciones #51_what.qxd

 

 

Otros entes a definir

La Legislatura también debe definir nueve representantes para el Consejo del Plan Urbano Ambiental, que deben ser técnicos profesionales especializados en temas urbanos y ambientales.

A su vez, también debe nombrar cinco profesionales especializados en la temática de la niñez y adolescencia para el Consejo de los Derechos del Niño, Niñas y Adolescentes.

 

Bronca en el PRO con Pinedo

Como adelantó revistaque.com, Ritondo buscaba un desplazamiento en la nómina de diputados electos en los últimos comicios y garantizar que su alfil Alejandro Fernández, número 17 en la lista, accediera a un lugar de los 15 que obtuvo el PRO. La movida tenía aval de Horacio Rodríguez Larreta.

Para eso, el diputado electo Daniel Presti, del sector del apoderado José Torello (Compromiso para el Cambio) se convertía en candidato a juez de la Magistratura, y el pinedista Christian Bauab, el siguiente en la lista para asumir ante cualquier movimiento se iba a la Auditoría. Pero él dijo que no. Hubo momentos de tensión. “Yo no me muevo de la lista”, se le escuchó.

“No lo hizo solo. Si tomó esa decisión es porque tenía respaldo”. Le atribuyen responsabilidad a Pinedo, con quien Bauab consultó la decisión. Y, hasta hay quienes dicen que Michetti avaló.

 

 

ECO: diferencias a la hora de presentar candidatos

Como interbloque, ECO respaldó a cinco candidatos. La Coalición Cívica procuró mantener la silla de Fa- cundo del Gaiso, y el radicalismo presentó a dos candidatos, Santiago Rotman y Mariela Coletta.

En tanto, Lousteau presentó, en carácter de independiente, a Ana Ferraro y a Federico Saravia, de extracción peronista y con llegada a la UCR en la Facultad de Ciencias Económicas.

Al parecer, conocidos esos nombres, Ocaña desistió de poner su firma. La repercusión mediática de la imputación de funcionarios de la UBA por supuesto desvío de fondos del Hospital de Clínicas es la explicación que cobra fuerza.

El Partido Socialista Auténtico, que integra ECO, apoyó la postulación del diputado Pablo Bergel para el Consejo del Plan Urbano Ambiental (COPUA) a diferencia de los candidatos que impulsó el interbloque en ese punto.

 

PUBLICADO EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 51 de QUÉ del miércoles 30 de septiembre

Compartir
?