Revista Qué

17 Sep 2015 | Tras resolución nacional

Diputado resalta modificación de restricción para donar sangre

El lilito Ferraro destacó la iniciativa que pone fin a la discriminación por la orientación sexual para donar sangre, materia en la que la Ciudad de Buenos Aires cuenta con un antecedente a partir de un proyecto de su autoría.

El legislador porteño de la Coalición Cívica ARI, Maximiliano Ferraro, se manifestó sobre la resolución del  Ministerio de Salud que pone fin a la restricción para donar sangre según la orientación sexual, un reclamo que el colectivo LGTBI en Argentina viene realizando desde hace más de una década, iniciativa que tiene a la Ciudad de Buenos Aires con un antecedente normativo.

A través de una resolución, el Ministerio de Salud de la Nación anuncia el levantamiento de la prohibición a lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales para donar sangre, modificando el excluyente cuestionario que en la actualidad era discriminatorio por orientación sexual e identidad de género. Se modifica -entonces- la Resolución Nº 865/2006, reglamentaria de la Ley Nº 22.990, que contenía esta cláusula que prohibía la donación a personas LGTBI.

“Celebro esta resolución que se suma así a la Ley 4628, de mi autoría, que aprobó por unanimidad la Legislatura Porteña en julio del 2013, que modificó la Ley de Sangre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con una reformulación del cuestionario para donantes que no solicita información respecto de la identidad de género, orientación sexual o cualquier otro dato que resulte discriminatorio o invasivo de la intimidad de las personas”, explicó Ferraro.

brazo sangreFerraro .titular, además de la Coalición Cívica porteña- destacó que su proyecto convertido en ley “fue la primera iniciativa en el país sobre este tema”. “Esta nueva resolución que lleva la firma del ministro Daniel Gollán abre la esperanza para que ahora sea el Congreso Nacional quien pueda tratar una Ley nacional que permita seguir avanzando en políticas públicas libres de discriminación y sin exclusión en todo el ámbito del país”, afirmó. 

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, el artículo 3, inciso D, de la Ley de Sangre (Nº 3328) de la Ciudad, quedó redactado de la siguiente manera: “Los donantes de sangre tienen derecho a ser asistidos de acuerdo con los procedimientos, normas y controles establecidos por la autoridad de aplicación. Al momento de donar no se requerirá información de los/las donantes respecto a su identidad de género, orientación sexual o cualquier información que resulte discriminatoria”.

El legislador Ferraro, también,  dijo: “Creo que es importante que tengamos una ley nacional,  de esta forma los derechos no quedan a merced de un funcionario de turno, esta es una manera consistente para luchar contra la discriminación de género u orientación sexual en nuestro país”.

 

Compartir
?