Revista Qué

8 Jul 2015 | La futura Legislatura

El armado de las bancas

El PRO quedó otra vez sin alcanzar su aspiración de tener quórum propio. Hay pelea voto a voto entre el PRO y el FpV por la banca Nº 30. ECO se queda como segunda fuerza, los K deben esperar el escrutinio final.

Sobre un escrutinio de más del 98%, las elecciones dejaron en la Legislatura un nuevo panorama en el que el PRO seguirá teniendo el sitial de primera minoría, ahora a cinco del quórum, mientras que el lugar de segunda fuerza puede estar compartido por el kirchnerismo y ECO, con 14 bancas cada uno, lo que dará otro escenario para las negociaciones.

Se trata, no obstante, de un escenario que puede cambiar en el escrutinio definitivo, momento para el que las tres fuerzas principales anunciaron que revisarán voto a voto. Es un dato significativo: el PRO se fue a dormir con 15 bancas bajo el brazo y se despertó el lunes con 14, una arrebatada por el FpV.

La legislatura en diciembreEn ese marco, la irrupción de Lousteau en el escenario electoral significó un golpe para el Frente para la Victoria que perdió 3 bancas con respecto a su posición actual de interbloque, mientras que representa la llave maestra para el nucleamiento de ECO cuyas fuerzas integrantes pasan a tener una fuerza decisiva.

Lejos quedo la aspiración PRO de poder no sólo evitar el balotaje, sino también de alcanzar el quórum propio, anhelo que el partido amarillo tiene en mente desde que llegó al poder en 2007 y que jamás pudo concretar, pese al crecimiento y a la alta imagen positiva que cosecha el actual jefe de Gobierno Mauricio Macri.

Con todo, la Legislatura estará dominada por el PRO con 26 bancas, dos escaños menos con respecto al 2011, cuando Mauricio Macri superó los 47 puntos en la primera vuelta. Detrás, le harán peso los interbloques del kirchnerismo y de Energía Ciudadana Organizada (ECO).

A ese escenario, se suma el bloque del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) que pasa a tener dos bancas, y los monobloques de Bien Común y Frente Renovador –con mandato hasta 2017– además del ingresante Autodeterminación y Libertad (AyL), el partido de Luis Zamora que vuelve a tener representación legislativa en la Ciudad.

Con el predominio del PRO, la actual presidenta del partido amarillo, Carmen Polledo, suma adhesiones para ocupar la vicepresidencia 1º de la Legislatura, en la elección de autoridades de diciembre, tal como anticipó Qué en su edición impresa Nº 29.

Se trata de una práctica macrista: quien llegó a ser jefe de bloque es considerado para la vicepresidencia 1º, mientras que quien encabezó la boleta de legisladores es designado como presidente de bloque, cargo para el que Francisco Quintana cuenta con el aval de la casi totalidad de sus pares.

No obstante, este escenario representa un condicionamiento significativo si eventualmente es Martín Lousteau el que se alza victorioso en el balotaje del 19 de julio. En una Legislatura de 60 miembros, sólo contará con 14 propios, menos de la cuarta parte.

 

 

Hacia dentro

 

A excepción del PRO que se muestra como un bloque consolidado, las segundas coaliciones en la Legislatura mostrarán un escenario variopinto con la integración de distintos bloques internos. A priori, el Frente para la Victoria conformara un bloque homónimo de diez legisladores (Carlos Tomada, Gabriel Fuks, Lorena Pokoik, Paula Penacca, Silvia Gottero, Claudio Heredia, Javier Andrade, María Rosa Muiños, Claudio Morresi, y Jorge Taiana, que dejará su banca para ir al Parlasur).

A ellos se suman las dos bancas de Nuevo Encuentro (José Cruz Campagnoli y la ingresante Andrea Conde), además de los monobloques de Seamos Libres (Pablo Ferreyra) y Sindical Peronista (Claudio Palmeyro).

De acuerdo a las conversaciones previas, la presidencia del bloque del FpV recaería en Carlos Tomada, si es que efectivamente asume su banca, aunque no obstante, tiene alta consideración para ese rol el hombre de Daniel Filmus y actual vicepresidente de bloque, Gabriel Fuks.

En tanto, en Energía Ciudadana Organizada (ECO) se destaca la bancada SUMA + como la más numerosa (Hernán Rossi, Juan Nosiglia, Inés Gorbea, María Patricia Vischi, Marcelo Guouman y Natalia Fidel), la Coalición Cívica (Maximiliano Ferraro y Paula Oliveto Lago), el Partido Socialista (Roy Cortina y Hernán Arce), además del Partido Socialista Auténtico que conformará un monobloque a partir de diciembre (Adrián Camps).

Asimismo, la líder de Confianza Pública Graciela Ocaña –en soledad desde abril cuando conformó un monobloque– sumará a dos hombres de su más estrecha confianza para el segundo bloque en importancia en el espacio: Diego García Vilas y Marcelo Depierro.El armado de las bancas #39 OK_what.qxd

En la conducción de ese espacio estarán los tres partidos principales: el radical Hernán Rossi –hombre de la Cantera Popular que ejerce la conducción porteña del partido centenario, por SUMA +, la lilita Paula Oliveto Lago y la propia Graciela Ocaña, ahora con un codiciado bloque.

Por otro lado, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) sumó una banca a la actual y contará con dos legisladores a partir de diciembre. Si bien Marcelo Ramal (Partido Obrero) fue al tope de la boleta, renunciará a su banca para cederla al segundo candidato Patricio del Corro (Partido de los Trabajadores Socialistas, PTS), como parte del acuerdo interno de banca rotativa.

Así, Ramal cumplirá su actual mandato hasta 2017, mientras que Del Corro estará como legislador dos años, para luego ser sustituido por Laura Marrone, docente del partido Izquierda Socialista (IS), tercer partido de la convergencia.

Por último, el espacio Autodeterminación y Libertad (AyL) vuelve a tener representación legislativa luego de varios años a través de Fernando Vilardo, un joven dirigente que hace años acompaña el desarrollo de la fuerza que lidera Luis Zamora.

 

Quedan en pie

A todo este escenario, cabe resaltar los monobloques que quedan separados del resto: Bien Común, de Gustavo Vera, y del Frente Renovador, de Javier Gentilini, además de Confianza Pública Democrática, cuya representante es Cristina García de Aurteneche, la ex socia de Graciela Ocaña.

García –alineada con el dirigente sindical Daniel Amoroso que rompió con Ocaña–  es una nueva aliada del PRO, por la gestión que realizó el virtual presidente de la Legislatura, Cristian Ritondo, que le brindó contención política luego de la ruptura provocada por la Hormiguita.

En el cierre de campaña, la titular de Confianza Pública Democrática se mostró en Mataderos con Ritondo y candidatos del PRO. Si bien en un momento se especuló con su probable anexión al PRO, desde su entorno se encargaron de confirmar que mantendrá su bloque, aunque en alianza con el macrismo.

De esta manera, la Legislatura quedará, en principio, compuesta en 15 bloques, sin contar los alineamientos internos como interbloques (Frente para la Victoria, Nuevo Encuentro, Seamos Libres, Sindical Peronista, SUMA +, Confianza Pública, Coalición Cívica, Partido Socialista, Partido Socialista Auténtico, Bien Común, Frente de Izquierda, Autodeterminación y Libertad , Frente Renovador, Confianza Pública Democrática y PRO.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 39 DE QUÉ

Compartir
?