Revista Qué

11 Jun 2015 | Rango de ley para Fiscalías especiales

Polémico debate sobre la violencia de género

Se aprobó por unanimidad pero la oposición aprovechó para discutir otros proyectos relacionados a la cuestión de violencia de género. El PRO criticó que se saliera la discusión del tema.

A poco de la marcha contra los femicidios, el otorgamiento de rango de ley a las Fiscalías para Violencia Doméstica, expuso una controversia inesperada por la política pública sobre la cuestión de género de la Ciudad que incomodó al bloque oficialista, en la sesión de este jueves.

En efecto, el diputado Marcelo Ramal (FIT) pidió no soslayar la orientación del Estado en la Ciudad y dio cuenta de las reducciones presupuestarias sobre el área de atención a víctimas, así como los prejuicios que existen en el Poder Judicial.

La crítica hizo brotar la bronca en el bloque PRO. Es que en Labor Parlamentaria se había acordado que el proyecto se tratara sin discursos pero, al tratarse de una iniciativa de ley, la Presidencia suele dejar la oportunidad de que se expresen los diputados.

Pero, a eso se suma, que el tiempo que se suele otorgar para el uso de palabra, sea de no más de cinco minutos, cuando el diputado del FIT llevaba casi ocho, desató el encono del PRO y el enojo del entonces presidente Maximiliano Ferraro (ante la salida momentánea de Ritondo) que le remarcaba la cuestión del tiempo.

violencia-de-géneroRamal cesó en el uso de la palabra luego de un intercambio con Ferraro pero su alocución despertó también la crítica de la diputada Virginia González Gass (Partido Socialista Auténtico) que reclamó el tratamiento de una docena de proyectos sobre cuestión de género, presentados hace ya tiempo.

“Es importante tratar globalmente la cuestión de la violencia de género y de manera seria”, afirmó  González Gass.

La dirigente del PSA se hizo eco así del reclamo de Ramal y cuestionaron la falta de convocatorias del presidente de la Comisión de Legislación Laboral, a cargo del macrista Daniel Lipovetzky, ámbito en el que se encuentran detenidos esos proyectos.

Entre otros, se trata de iniciativas como la posibilidad de solicitar una licencia laboral para cuestiones de violencia de género, además de otro para que también se pueda dar un esquema similar en el ámbito docente.

Alejandro García, desde el PRO, pidió ceñirse en el reglamento. “No es que buscamos rehuir al debate, si quieren discutimos toda la política pública que quieren, pero no es el caso, y pedimos que se respete lo que se acordó en labor y no que se utilice el tiempo de manera pícara par hablar de otras cosas”, dijo.

También hubo otro cruce para labor parlamentaria. Ramal calificó a ese ámbito como “el juego de las escondidas”, dado que no se realiza en horario, y Ritondo salió a cruzarlo porque dijo que nunca lo había visto ingresar al horario estipulado al recinto para tratar los temas del día siguiente.

Finalmente, la iniciativa se aprobó por unanimidad con 54 votos a favor.

 

Ley

 

A partir de la sanción de este jueves, las Unidades Fiscales Especializadas en Violencia Doméstica, dependientes del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, funcionarán con el rango de ley.

“La Fiscalía de la Ciudad cuenta con varias Unidades de Orientación de Denuncia especializadas en casos de violencia doméstica, en múltiples puntos geográficos de la Ciudad. Esto facilita el acceso a la Justicia y permite que los justiciables denuncien en forma oral, escrita, digital o telefónica. A su vez, cuenta con personal capacitado para recepcionar, orientar y canalizar la denuncia”, fundamentó Ritondo, autor de la iniciativa, en la previa.

Compartir
?