Revista Qué

27 Ago 2015 | Legislatura porteña

Se aprobó la ampliación presupuestaria

El grueso de los interbloques de ECO y del kirchnerismo le dieron sus votos al oficialismo. Bloques internos de ambos sectores se abstuvieron. El MST, el FIT, Bien Común, y Verde al Sur esgrimieron criticas y rechazaron la iniciativa.

Con el respaldo del Frente para la Victoria y del grueso de los bloque de ECO, el PRO consiguió este jueves aprobar la ampliación presupuestaria de más de 4.200 millones de pesos que se suman a los 85 mil millones que la Legislatura aprobó en diciembre.

Si bien el FpV realizó observaciones al proyecto, lo respaldó “en defensa de los salarios” y para “evitar que pueda haber un ajuste sobre los trabajadores”, una postura que este medio adelantó temprano. El grueso del interbloque de ECO esgrimió un argumento similar. Ambas posiciones generaban un escenario alentador para el PRO, como dio cuenta Què.

La iniciativa la acompañaron el Partido Socialista, la Coalición Cívica, la Unión Cívica Radical, Confianza Pública, el Frente Renovador y Confianza Pública Democrática, además del macrismo que rechazó todas las críticas.

legislatura porteñaSi bien el macrismo sabía que tenía garantizada la votación, no se esperaba las fuertes críticas que le realizaron al proyecto fundamentalmente sectores de izquierda que se opusieron al proyecto, entre otros motivos, por el aumento de emisión de la deuda y el subsidio a las escuelas privadas.

No obstante, el dato político que dejó la sesión es la falta de homogeneidad entre los dos interbloques opositores más grandes: FpV y ECO. En el kirchnerismo, se abstuvieron en la votación Nuevo Encuentro y el monobloque Seamos Libres. Mientras que hizo lo propio en ECO, el Partido Socialista Auténtico (PSA).

Tal como adelantó este medio, al inicio del debate en comisiones, las principales críticas de la oposición estuvieron centradas en el aumento de la emisión de deuda vía Letras del Tesoro y el giro de 450 millones a la educación privada.

Las críticas

El primero en salir a atacar el presupuesto fue el diputado José Cruz Campagnoli de Nuevo Encuentro que centró sus críticas en la emisión de Letras del Tesoro y recordó que hay una deuda “circulante de 1.200 millones de pesos”.

En tanto, Marcelo Ramal, del Frente de Izquierda, negó que la política salarial de la Ciudad estuviera acertada con este proyecto, y manifestó que comparada entre el último aumento y el final, el incremento salarial real es del 25%.

El dato cobra relevancia si se tiene en cuenta que la fundamentación de la ampliación reconoce una inflación para este año del 29,5% por lo que, según Ramal, la adecuación salarial de la Ciudad “es insuficiente”.

Por su parte, el titular del bloque Bien Común, Gustavo Vera, consideró un “disparate” la autorización para aumentar Letras del Tesoro y pidió “reconsiderar” el subsidio a las escuelas privadas, que tienen cuotas de “3 ó 5 mil pesos”.

Alejandro Bodart del MST – Nueva Izquierda recordó que presentó un proyecto para eliminar el subsidio a las escuelas privadas, para el que la ampliación presupuestaria prevé una transferencia de 450 millones de pesos de más.

ampliación presupuestariaPor otro lado, Gabriela Alegre, titular del bloque del FpV, señaló, entre otras cosas, que el aumento de 44 millones para el Hospital Garrahan no llega a satisfacer las necesidades de la institución, al tiempo que recalcó el desarrollo nacional.

Al igual que Campagnoli, Alegre resaltó que la Ciudad presupuestó “de manera apolíptica” decrecer un 1%, mientras que ahora indica que va a crecer un 1%. “No hay ningún escenario apocalíptico y la Ciudad ha podido crecer por el contexto de la política nacional”, enfatizó la legisladora.

En tanto, el radical Juan Francisco Nosiglia -que habló en nombre del PS, la CC y SUMA +- pidió en paralelo que el Poder Ejecutivo garantice las partidas presupuestarias para las áreas internas subejcutadas como Desarrollo Integral Infantil, parte del informe de esta revista.

Por su parte, el macrista Alejandro García, titular del bloque de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, subrayó que de los 4200 millones, más de 3500 se destinarán a sueldos y relativizó las críticas por la emisión de Letras del Tesoro. “Es deuda a corto plazo, pedida ante una eventualidad de caja estacional”.

La iniciativa –que también se aprobó en particular– se aprobó en general con 50 votos positivos, 4 negativos (Ramal, Bodart, Vera, Bergel) y 5 abstenciones de Gabriela Cerruti y José Campagnoli (Nuevo Encuentro), Pablo Ferreyra (Seamos Libres) y Virginia González Gass y Adrián Camps del Partido Socialista Auténtico.

Compartir
?