Revista Qué

24 Nov 2016 | sesion ordinaria

Regulan venta y promoción de bebidas alcohólicas

Se aprobó el proyecto de ley que regulará la publicidad y promoción de la venta de bebidas alcohólicas en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. La intención es prevenir y asistir a la población ante las consecuencias negativas de su consumo en exceso. Se sancionó con 42 positivos y 5 abstenciones. La ley fue impulsada […]

Se aprobó el proyecto de ley que regulará la publicidad y promoción de la venta de bebidas alcohólicas en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. La intención es prevenir y asistir a la población ante las consecuencias negativas de su consumo en exceso. Se sancionó con 42 positivos y 5 abstenciones.

La ley fue impulsada por por los diputados socialistas Roy Cortina y Hernán Arce, quienes persiguen complementar y extender los alcances de la Ley 24.788 de lucha contra el alcoholismo, que a fines de los años 90 prohibió el expendio de bebidas alcohólicas a menores de dieciocho años.

2016_08_08a1

La diputada oficialista Victoria Roldán Méndez explicó que “este proyecto busca debatir sobre la publicidad y promociones de bebidas alcohólicas, por que como todos sabemos la publicidad genera patrones de conductas” y añadió que “cualquier niño, joven o adulto puede ver esas publicidades y verse influenciados a consumirlas”.

“Queremos avanzar en el lema sanitario antes la publicidad”, aseguró la legisladora, quien además señalo que “la publicidades de alcohol están relacionadas al éxito, y a que se puede conquistar a una persona mucho más fácil, entre otras cosas” y que por eso “ avanzamos en que los medios de comunicación de la Ciudad de Buenos Aires no transmita publicidades alcohólicas”.

En este sentido, Roldán Méndez subrayó que “esta ley vino en un marco de la mesa de adicciones, en donde se propusieron una serie de medidas e hicieron especial énfasis en retrasar el inicio de consumo de alcohol, que en la actualidad comienza a partir de los 13 años aproximadamente”.

Por su parte, la legisladora de Confianza Pública Graciela Ocaña aseguró que “valoró mucho este proyecto”, y recordó que “la mesa de adicciones fue muy importante, porque permitió visualizar una serie de medidas que la Ciudad se comprometió a llevar adelante”, en una clara referencia a lo expuesto por Roldán Méndez.

“Valoramos y celebramos esto, porque la lucha contra las adicciones y del narcotráfico la tenemos que dar entre todos, no es cuestión solamente de un gobierno o un partido político”, indicó y añadió que tenemos que terminar con esta idea de que si no hay alcohol no nos vamos a divertir, es nocivo que nuestros pibes piensen esto” ya que “somos el segundo país de Latinoamérica que más consume bebidas alcohólicas”.

Para finalizar, Ocaña sentenció que “no vaya a ser cosa que aprobemos esta ley y luego no hagamos nada para que se implemente de verdad”.

Por otro lado, el diputado del FIT Marcelo Ramal destacó que “el consumo excesivo de alcohol en los jóvenes, y la adicción en general, es una de las lacras que han estado presente siempre en nuestra sociedad” y advirtió que “al negocio del alcohol se le suma el negocio del esponsoreo que dan a diversas actividades estas empresas”.

“El consumo de alcohol en los jóvenes no se da solamente por alegría, sino que también está relacionado con la falta de trabajo y de futuro, que es algo que preocupa a nuestros chicos”, expresó y agregó que “es una medida, aunque parcialmente, ayuda a restringir el ingreso del alcohol en la población”.

Finalmente, el socialista impulsor de la normativa, Roy Cortina, afirmó que “me parece positivo que el camino de esta ley este en el terreno de lo virtuoso, si bien no es una ley perfecta, pero marca un buen camino” y rescato que “es un encuentro entre varias voluntades y situaciones que coincidieron para tratar una ley que afecta los intereses de algunos”.

“Nos llamó la atención el interés del jefe de gobierno de que se trate una ley de estas características”, reconoció Cortina y aseguró que “las empresas no están felices con esta ley ni con sus tiempos de sanción, pero finalmente es una decisión de este cuerpo de diputados en avanzar contra este problema”.

“Será recordada como una ley sencilla pero pionera en hacer retroceder los estragos que produce el consumo exacerbado del consumo de alcohol”, cerró.

Las finalidades de la ley son “promover el consumo responsable de bebidas alcohólicas”, “desalentar su consumo por parte de menores de 18 años”, “promover la responsabilidad social de los fabricantes y empresas distribuidoras de alcohol” y “concientizar a la sociedad sobre los efectos disvaliosos de estas”.

La normativa que votaron los legisladores sostiene que “queda prohibida toda publicidad de bebidas alcohólicas a través de anuncios en la vía pública ubicados dentro de un radio menor de 200 metros alrededor de establecimientos educativos y deportivos”, y agrega que tampoco podrán exhibirse en el “interior de estadios y otros ámbitos en los que se realicen actividades deportivas y culturales en forma masiva”.

Por otra parte, la ley estipula que “los anuncios de venta de bebidas alcohólicas en la vía pública deben incluir un mensaje sanitario” que deberá estar impreso de forma legible, dentro de un rectángulo de fondo blanco con letras negras y que debe ocupar al menos un 20% de la superficie total del anuncio. En esta línea, algunas de la leyendas que propone el texto son “el consumo excesivo de alcohol es perjudicial para la salud”, “no bebas alcohol durante el embarazo”, “el consumo excesivo de alcohol causa enfermedades cardiovasculares” y “tomar alcohol en exceso te acorta la vida”.

A su vez “los medios de comunicación oficiales de la Ciudad de Buenos Aires deben abstenerse de trasmitir publicidad de bebidas alcohólicas”, sostiene la iniciativa de Cortina. Además el incumplimiento de la normativa será penado con la multa de 500 a 12.000 pesos, la inhabilitación para realizar actividades publicitarias y, en su caso, la clausura de los locales donde se verifique la infracción.

Compartir
?