Revista Qué

15 Sep 2015 | Cargos en Auditoría y Magistratura

Ritondo mueve fichas y posterga los plazos

El vicepresidente 1º dio tiempo hasta el 23 de septiembre. Él mismo se involucró en las negociaciones para refugiar a uno de los suyos. Las disputas internas postergan la presentación de los pliegos de los candidatos de cada uno de los bloques.

La convulsionada discusión de cargos en la Legislatura Porteña hizo que el vicepresidente 1º de la Legislatura Porteña, Cristian Ritondo, volviera a postergar siete días la presentación de los candidatos para el Consejo de la Magistratura y la Auditoría General, además del Consejo de Niñas, Niñas y Adolescentes, y el directorio del Plan Urbano Ambiental.

La falta de consenso entre los propios, y la falta de una discusión zanjada en el oficialismo llevó al “hombre fuerte” de la Legislatura a replantear la fecha límite de candidatos: ahora será el 23 de septiembre a las 18 horas. Se trata, en efecto, de la segunda postergación, dado que la fecha inicial estuvo planteada para el 2 de este mes.

Legislatura porteñaEl nuevo decreto de Ritondo –firmado este lunes– es un paso que debe aprovechar el propio oficialismo, pero también los bloques del Frente para la Victoria y de Energía Ciudadana Organizada, cuyos sectores internos aún no llegaron a un acuerdo para los cargos del Consejo de la Magistratura y de la Auditoría General de la Ciudad, los ámbitos que realmente seduce ocupar.

El vicepresidente 1º también está envuelto en las negociaciones, incluso a título personal. Alejandro Fernández, el auditor que le responde cumple dos mandatos y no puede renovar allí, por eso busca reposicionarlo en otro lugar, cuya clave es la Legislatura.

Fernández ocupó el 17º lugar de la lista en los comicios porteños cuando el PRO sólo consiguió colocar 15 legisladores. La apuesta de Ritondo es que el michettista Christian Bauab, que está 16º en la lista vaya a la Auditoría, de manera tal de acercar a Fernández a la asunción de una banca y así refugiarlo. La eventual migración de alguien de la lista hacia otro destino completaría los planes que maneja el hombre de Mataderos.

El PRO reclama en esta ocasión cuatro lugares para la Auditoría de la Ciudad, de forma de tener mayoría y parece un acuerdo cerrado. En ese escenario, el Frente para la Victoria puede renovar dos de las tres plazas que tiene en la actualidad, y el restante es para ECO. Otros macristas que suenan para fuerza par el órgano auditor son los diputados Oscar Moscariello y María Raquel Herrero, a quienes se les vence el mandato.

ritondo legislaturaEn tanto, en el FpV hay una disputa más difícil. La diputada Claudia Neira fue una de las que, primero, se mostró interesada, pero no está sola. El sector de Carlos Tomada, también lo hizo, e impulsa a Matías Barroetaveña, y el sciolismo no se queda atrás. Sin contar a la diputada Gabriela Cerruti que también manifestó su interés.

La cuestión es más difícil para el kircherismo. De los dos lugares, hay uno que ya está prácticamente cerrado y es el de la camporista Cecilia Segura Rattagan, la actual titular del organismo y esposa del diputado Juan Cabandie. En el medio, no se sabe qué ocurrirá con el actual auditor Eduardo Epszteyn, que no descarta buscar un lugar.

En tanto, en ECO sólo discute un lugar, el que ocupa, en la actualidad el auditor Facundo Del Gaiso, de la Coalición Cívica. Pero ese puesto es reclamado también por Confianza Pública y los radicales. Los “lilitos” quieren retener ese lugar, pero en el interior del espacio dicen que lo único que puede garantizar ese espacio es una intervención de la propia Elisa Carrió ante Macri.

 

Magistratura

 

Por otro lado, en la Magistratura hay tres lugares y ya hay un acuerdo entre el kirchnerismo y el PRO, que margina a ECO: el PRO se lleva dos lugares y el kirchnerismo uno. El problema está dado en el cupo femenino, dado que para  la demanda de ese lugar sólo hay hombres. El angelicista Enzo Pagani ya tiene su lugar cerrado, pero el sector de José Torello, apoderado judicial del PRO, impulsa a Mauricio Devotos, quien aspira a volver a presidir el organismo que designa y remueve jueces, pero esa plaza la resiste el angelicismo que quiere apropiarse de los lugares macristas, incluso frente a Michetti, que también levantó la mano para reclamar espacio.

En tanto, el kirchnerismo se acomodó a la orden de Juan Manuel Olmos, actual titular del Consejo de la Magistratura, que respalda a Mauro Rianio, actual funcionario de la Defensoría General.

Compartir
?