Revista Qué

26 Oct 2016 | Polo de neurociencias

Salud Mental en Peligro

El legislador Marcelo Ramal (PO-FIT) y delegados de los neuropsiquiátricos Borda, Moyano y el Ameghino alertaron sobre un plan de reconversión de los hospitales que desconoce la Ley de Salud Mental y los reduce a “un apéndice de los intereses de los laboratorios farmacéuticos”.. En una conferencia de prensa, Ramal anunció que pedirá la citación […]

El legislador Marcelo Ramal (PO-FIT) y delegados de los neuropsiquiátricos Borda, Moyano y el Ameghino alertaron sobre un plan de reconversión de los hospitales que desconoce la Ley de Salud Mental y los reduce a “un apéndice de los intereses de los laboratorios farmacéuticos”..

En una conferencia de prensa, Ramal anunció que pedirá la citación del director de Salud Mental porteño, Ricardo Picasso ante las revelaciones de que está en marcha un plan de reconversión de los hospitales monovalentes de salud mental para orientarlos hacia las investigaciones y estudios en neurociencias. Estuvieron presentes trabajadores y delegados de los hospitales Moyano, Borda, el Centro N°3 Ameghino.

neurociencias-650x366

En ese marco, el diputado del PO afirmó que “en el presupuesto para 2017 está previsto destinar 650 millones de pesos para una reconversión integral del Borda y el Moyano. Pero dicho presupuesto nada tiene que ver con avanzar en dispositivos de externación de pacientes –casas de medio camino y otros previstos en la Ley de Salud Mental de la Ciudad-,  cuya puesta en marcha está paralizada desde hace quince años.  Se trata de la conformación de de un “polo de neurociencias” en estos hospitales, una refuncionalización que no ha sido debatida con sus trabajadores y profesionales”.

Por su parte, Angel Barraco, psicólogo y uno de los autores de la Ley de salud mental de la Ciudad afirmó que “están liquidando el abordaje interdisciplinario de los padecimientos mentales en función de sostener una visión unidimensional por parte de la psiquiatría que apunta a convertirla en un apéndice de los intereses de los laboratorios farmacéuticos”.

Ramal continuó denunciando que “en un “paper” que lleva la firma de la directora del  Hospital Moyano, y al referirse a los recursos económicos destinados  al hospital “reconvertido”, se incluye un rubro de “Ganancias por trabajos de investigación”.  Del mismo modo, circula otro “paper”, en este caso, del Hospital Alvear, referido a su conversión a “Hospital de Neurociencias Aplicadas”.

Hernán Scorofitz de la Asociación Gremial Docente (AGD-UBA) de la Facultad de Psicología y trabajador del hospital Borda planteó que “se tratá del segundo manotazo del macrismo sobre el Borda y el Moyano, no podemos olvidar que pretendían sus terrenos para el centro cívico y ahora los proyectos de refuncionalización de los hospitales dejan “áreas vacantes” que podrán ser enajenadas para un polo empresarial de las neurociencias que empalmará con el polo farmacéutico de Lugano. Van a convertir a los pacientes cronificados en conejillos de indias para la industria farmacéutica”.

“Detrás de la denominación de ‘neurociencias’, se ha impulsado internacionalmente un giro en las prácticas de salud mental que unilateraliza los tratamientos en función de la implementación de terapias con psicofármacos, y cuyo alcance se extiende a todo tipo de conductas humanas. No se trata, de nuestra parte, de rechazar las conquistas del conocimiento científico –en este caso, en el plano de la biología o la farmacología-.  Nos referimos, por el contrario, a la amputación de esa visión científica o integral en función del lucro empresario, en este caso, el de los laboratorios farmacéuticos” finalizó Ramal.

Compartir
?