Revista Qué

22 Nov 2016 | legislatura

Se viene la Ley de Acceso a la Información

El proyecto de reforma de la Ley 104 de Acceso a la Información Pública que garantiza el derecho a los ciudadanos y genera obligaciones de transparencia al GCBA,  “llega como resultado de un camino participativo de discusión, construcción de consensos y de identificación de disensos”, informaron desde el Gobierno. Los insumos clave de la reforma […]

El proyecto de reforma de la Ley 104 de Acceso a la Información Pública que garantiza el derecho a los ciudadanos y genera obligaciones de transparencia al GCBA,  “llega como resultado de un camino participativo de discusión, construcción de consensos y de identificación de disensos”, informaron desde el Gobierno.

legis-porteña4

Los insumos clave de la reforma se recolectaron a través del programa Dialogando BA, que incluyó una plataforma digital y mesas de diálogo que reunieron organizaciones de la sociedad civil, universidades, centros de investigación y representantes del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Ciudad y de otras jurisdicciones.

La reforma propone que la información pública sea una herramienta que genere cercanía, poniendo bajo la mirada de los vecinos toda la gestión del Estado. Se introduce la obligación de transparencia activa, que hará disponible información clave de la gestión sin necesidad de que los vecinos la solicitan. Además, la información a publicarse debe estar en formato de datos abiertos, que permiten el desarrollo de herramientas digitales de seguimiento y reutilización. A su vez, se reconoce el Acceso a la Información como Derecho Humano, y prioriza el principio de máxima publicidad de los actos de gobierno.

“Con esta nueva propuesta el Estado se anticipa a la demanda, adapta los estándares más avanzados para la publicación proactiva de información y posiciona al Gobierno como proveedor inteligente de la información”, indicaron desde el Ministerio de Gobierno, y añadierón: “Se asumen compromisos reales, la autoridad de aplicación apoya y orienta las políticas de Acceso a la Información y Transparencia, y el órgano garante facilita la tramitación y reduce la judicialización de los pedidos”.

Además esta es una ley basada en la experiencia práctica, se amplía el plazo total de respuesta de 20 a 25 días hábiles y se simplifica la tramitación.

Cabe mencionar que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es uno de los distritos pioneros en encarar una política de acceso a la información y datos abiertos, este proyecto apunta a alinear la Ley 104 de acuerdo a los estándares internacionales y en línea con el Gobierno nacional.

 

Compartir
?