Revista Qué

15 Dic 2016 | Última Sesión

Visto bueno para el Traspaso del Juego

Como viene tratando Qué, el gobierno porteño dio un nuevo paso para lograr la autonomía plena de ciudad, ya que en la legislatura ratificaron el convenio de transferencia de la administración del juego a la órbita capitalina. En la última sesión del año, los legisladores aprobaron con 35 votos positivos, 4 negativos y 1 abstencion, el […]

Como viene tratando Qué, el gobierno porteño dio un nuevo paso para lograr la autonomía plena de ciudad, ya que en la legislatura ratificaron el convenio de transferencia de la administración del juego a la órbita capitalina.

Los-legisladores-durante-la-sesión-que-votó-el-presupuesto-490x305

En la última sesión del año, los legisladores aprobaron con 35 votos positivos, 4 negativos y 1 abstencion, el “acuerdo de asunción de competencias en materia de juegos de azar, destreza y apuestas mutuas”, celebrado el 24 de noviembre pasado entre Lotería Nacional y el Instituto de Juegos de Apuestas porteño.

De esta manera, el distrito ejercerá “la regulación, autorización, organización, explotación, recaudación, administración y control de juegos de apuestas y actividades conexas que se desarrollan en su jurisdicción”. Para ello se sancionó otro proyecto de ley por el cual se crea la Lotería de la Ciudad de Buenos Aires S.E.

De acuerdo a lo que se indica en la ley, quedará garantizado para el personal de la Lotería Nacional que la Lotería de CABA absorba “el mismo régimen laboral, sindical, previsional y de cobertura social que el existente a la fecha de su incorporación, preservando así los derechos adquiridos”.

El nuevo ente estará a cargo de un Directorio, integrado por cinco miembros: un presidente y cuatro directores titulares, que tendrán un mandato de dos años y podrán renovar sólo por dos períodos consecutivos. Contará además con cuatro directores suplentes “ad honorem”. En la norma se establece que todos los integrantes “son designados por el Poder Ejecutivo”.

El diputado oficialista Alejandro García explicó: “Vamos a dar un nuevo y gran paso en este camino de la autonomía de nuestra ciudad, gracias al trabajo en conjunto” y aseguró que “la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ejercerá las competencias sobre los juegos de azar en su jurisdicción”.

Por su parte, la legisladora de Suma+ María Inés Gorbea señaló: “Celebramos esta iniciativa” ya que “es una oportunidad histórica de seguir sumando autonomía a nuestra Ciudad”, y paralelamente resaltó que se trata de “un negocio millonario” y que Capital Federal es el “el distrito con más máquinas tragamonedas”.

Asimismo, Gorbea detalló que “es un negocio redondo que tuvo escasos controles” y apuntó que “estamos de acuerdo con el traspaso, pero hay ciertos inconvenientes de inconstitucionalidad, por lo que nos vamos abstener”. Por último, señalo que “tenemos que darle más trabajo a este tipo de leyes” ya que “durante el 2015 llevamos adelante una campaña que pretendía elevar la vara en este aspecto” y agregó que “muchos temas quedan relegados en este debate”.

Por su parte, el Vicepresidente Tercero de la Legislatura porteña, Roy Cortina y el bloque del Partido Socialista no acompañó el convenio del traspaso del juego a la Ciudad y rechazó las modificaciones a la normativa vigente en esa materia y la creación de la nueva Sociedad del Estado que para administrarlo, propuso el PRO.

Roy Cortina expresó que: “Nosotros siempre reclamamos la transferencia de estas competencias a nuestro distrito porque lo consideramos una reivindicación de la autonomía porteña que, durante años, se vio vulnerada producto de sucesivas gestiones nacionales que no querían entregar el manejo ni el control de una caja millonaria” pero agregó que “no estamos dispuestos a convalidar la forma en que se está haciendo y una reforma de la Ley de Juego de la Ciudad de Buenos Aires que le quita el carácter eminentemente restrictivo que tenía para seguir manteniendo intacta la industria de los casinos y los tragamonedas en nuestro territorio”.

“Puntualmente, nos oponemos a que se flexibilice el control parlamentario de la sociedad que se crea y que se admita la prórroga de las concesiones vigentes sin una revisión obligatoria de sus alcances, sosteniendo el status quo”, indicó el legislador socialista.

Además, señaló: “Creemos que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está perdiendo la oportunidad histórica de poner en debate el recorte drástico de una actividad que es claramente perniciosa en términos sociales y para la salud pública, privilegiando un interés recaudatorio”.

Y finalizó: “Con esta tesitura, el PRO está borrando con el codo las promesas de campaña que escribió con la mano. Lo que votaron hoy es un retroceso en el camino que comenzó a trazar el propio Macri para limitar el juego, porque hace la vista gorda frente a un sector que durante años se enriqueció a costa de irregularidades y acuerdos non santos con el poder de turno”.
Desde el FIT, Marcelo Ramal arrojó que “esto que vamos a votar hoy es una metáfora de la Ciudad porque esta cuestión del juego es el reflejo de la autonomía que no fue” y recordó que “en 1999 desembarco un casino flotante, nos aseguraban que no funcionaría este tipo de casino” pero considero “la autonomía porteña no pudo defenderse cuando el juego privado ingreso por la costa y se instaló allí”.

Por otro lado, el presidente del bloque FpV, Carlos Tomada, adelanto que “nuestro bloque no va a acompañar a este paquete de leyes presentado a las apuradas” ya que “consideramos que la autonomía de la Ciudad es demasiado importante como para llevarla así a los tumbos”. No obstante, expresó que “estamos de acuerdo con que la ciudad complete su autonomía, pero para que esa autonomía sea robusta tenemos que discutir en profundidad” y denunció que “acá estamos votando una ley que entro hace menos de 10 días, tenemos que evaluar hasta los detalles”.

En lo que respecta el bloque Peronista, el legislador Claudio Heredia explicó que “de los más de 860 trabajadores de los juegos de azar, nos plantearon garantizar todos los derechos adquiridos, por eso nosotros en este sentido hemos propuesto modificaciones” y reafirmo que “quiero agradecer este entendimiento que hubo y el reclamo de los representantes de los trabajadores”.

“Celebramos que no se vulnere ningún derecho y le den garantías a estas más de 800 familias para que ningún trabajador quede sin trabajo”, cerró.

A su turno, la presidenta de Confianza Pública, Graciela Ocaña, aseguró que “valoramos la posibilidad de que la ciudad recupere competencias propias que durante muchos años le han sido negadas” y que “creemos que en un tema tan importante no pudimos dar una discusión como la que esta Legislatura merece”. En este sentido denunció que “no tuvimos una discusión formal seria” y agregó que “estos proyectos de ley tienen una pésima factura legislativa”.

El diputado de la CC ARI Maximiliano Ferraro señaló que “una mayoría importante vamos a coincidir en que el juego es contraproducente, que desearíamos no tener salas de juego” y añadió que “sabemos lo que produce la ludopatía en nuestra ciudad y como las clases bajas gastan parte de su salario en estas salas de juego”.

A sí mismo, expresó que “no debe haber más salas de juegos y que nuestra ciudad no debe promocionar este tipo de actividades” pero que no obstante “vamos a acompañar el proyecto de transferencia, porque esta es una de las grandes deudas que tenemos en estos más de 20 años de autonomía”.

Para concluir el debate, la presidenta del bloque CC ARI, Paula Oliveto Lago, afirmo que “es una ley que contempla a los 1200 trabajadores que tenía Lotería Nacional, porque se los podría haber echado y pagado la indemnización correspondiente, pero esto se dio gracias a la lucha de los gremiales y del trabajo de Heredia”.

“Con relación a las salas de juegos, es claro que se terminó la posibilidad de que los privados administren el juego en la Ciudad de Buenos Aires y si el Estado quisiera tener nuevas salas tendrá que pasar por esta Legislatura y esto es un avance”, remarcó la legisladora.

Asimismo remarcó: “Vengo a reivindicar la lucha histórica de Lilita Carrió” “es una ley que contempla a los 1200 trabajadores que tenía Lotería Nacional, porque se los podría haber echado y pagado la indemnización correspondiente, pero esto se dio gracias a la lucha de los gremiales y del trabajo de Heredia”.

 

 

Compartir
?