Revista Qué

15 Sep 2015 | Informe del FpV

7 de cada 10 contrataciones evitan la licitación pública

De esta manera lo dio a conocer un informe de una comunera del kirchnerismo porteño. Sostiene que, en 2014, la Ciudad realizó el 69% de sus contrataciones a través de compras directas o licitaciones privadas.

Durante el año 2014, el Gobierno de la Ciudad realizó el 69 por ciento de sus contrataciones a través de compras directas o licitaciones privadas, mientras que las licitaciones públicas se redujeron un 40 por ciento, a pesar de ser el procedimiento administrativo más transparente.

De acuerdo a un informe comparativo realizado por la comunera del Frente para la Victoria, Julieta Costa Díaz, ntre 2013 y 2014, el Ejecutivo porteño aumentó un 23 por ciento las compras directas como forma de contratación, uno de lo mecanismos cuestionados en la denuncia de administración fraudulenta presentada días atrás y que involucra a la empresa La Usina Producciones, fundada por el periodista Fernando Niembro, y al propio jefe de gobierno Mauricio Macri.

La ley de Compras y Contrataciones de la ciudad (Ley N°2095) establece, en su artículo 110, que “el organismo licitante debe publicar la adjudicación en la página de internet del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el Boletín Oficial”, la comunera porteña Julieta Costa Díaz analizó la información del portal oficial y comparó la evolución de las diferentes formas de contratación durante los últimos dos ejercicios anuales.

Julieta Costa Díaz-Mariano Recalde

“La regla de la administración pública es que se realicen licitaciones públicas, con la convocatoria abierta y la publicación en el Boletín Oficial, pero en la ciudad de Buenos Aires pasa lo contrario” aseguró Costa Díaz, al detallar que entre 2013 y 2014, las contrataciones directas pasaron del 43 por ciento al 66 por ciento del total de las contrataciones realizadas por el Ejecutivo.

En ese mismo periodo, las licitaciones públicas, que en 2013 representaban la mitad de las operaciones, se redujeron drásticamente 20 puntos, quedando en el 31 por ciento de las contrataciones.

“El aumento de las contrataciones directas no es azaroso ni casual” y consideró que “los mismos que se muestran como republicanos, planifican la manera más prolija de contratar sin control de la Legislatura”, expresó la legisladora porteña.

A diferencia de las ocasiones en las que el Estado llama a una licitación pública, que se convocan a través del Boletín Oficial y son abiertas a todos los interesados en cotizar, en las compras directas el área contratante llama a tres empresas seleccionadas discrecionalmente sin tener que justificarlo, mientras que su publicidad es nula excepto para las empresas convocadas y el funcionario respectivo. En el caso de la licitación privada, el funcionario invita a participar a cinco empresas que también elige de manera discrecional.

En todo estás vos

Compartir
?