Revista Qué

23 Jun 2017 | santiago cúneo

“Debemos resistir, insistir y persistir”

A pocos días de que se presenten las listas de cara a las elecciones 2017, el periodista Santiago Cúneo se anota para postularse a diputado nacional por el Partido Renovador Federal. Critica ferozmente a Macri, a Larreta, y propone debatir profundamente la economía. El periodista Santiago Cú-neo, que confirmó que será candidato a diputado nacional […]

A pocos días de que se presenten las listas de cara a las elecciones 2017, el periodista Santiago Cúneo se anota para postularse a diputado nacional por el Partido Renovador Federal. Critica ferozmente a Macri, a Larreta, y propone debatir profundamente la economía.

El periodista Santiago Cú-neo, que confirmó que será candidato a diputado nacional por la Ciudad, por el Par-tido Renovador Federal, dialogó con Qué y analizó la realidad política que se vive actualmente en el país y en la esfera porteña.

-¿Cómo evalúa la gestión de HoRodríguez Larreta?
-Como la continuidad de un modelo de pensamiento urbano que no comparto, que consiste en hacer transformaciones a largo plazo sin consultarles a las futuras generaciones si quieren esta Ciudad. La gestión de Larreta es decorativa, es hollywoodense, es de la puerta para afuera. Es endeudar la Ciudad para hacerla más atractiva a la vista, pero no al paladar, porque los porteños son cada vez más pobres en una ciudad que es cada vez más rica.

-¿Cómo ve el mapa político electoral porteño?
-Está viciado por los parámetros de la discusión nacional. Los candidatos de la Ciudad son hojarasca de los grandes proyectos. Dudo mucho de que Lousteau tenga una visión distinta a la que tiene Larreta. De hecho, deben ser exactamente lo mismo. Por eso, Lousteau quería ir a internas del PRO. Es una interna de Cambiemos por afuera. Están aprendiendo los peores vicios del peronismo, eso de dividirse porque no pueden resolverlo adentro. Ninguno de los dos sectores viene a solucionarles la vida a los porteños, que van a ser ca-da vez más pobres y van a estar cada vez más confiscados en la presión impositiva y en la presión inmobiliaria que existe.

-¿Cuáles son las líneas de su espacio político?
-Nosotros no pensamos en proyectos presidenciales para 2019. Hay necesidades urgentes en 2017. Es más importante debatir estos temas de fondo que discutir candidaturas. Los otros espacios políticos, al parecer, necesitan el posicionamiento de 2017 para discutir una carrera presidencial, y nosotros estamos convencidos de que hay que ponerle un freno a este Gobierno, porque no tiene capacidad de autorregular su administración en función de las bestialidades que han hecho en los últimos 16 meses.

-El peronismo ha fracasado durante muchos años en la Ciudad, ¿cuál es la vía para salir adelante?
-Es muy simple, somos mejores. El razonamiento que debería tener la gente es que somos capaces de administrar mejor sus necesidades e interpretar mejor su futuro. Si se trata sólo de billetera, los días más felices siempre fueron peronistas, por más que le pese a la clase media. Y si existe clase media en Argentina, fue gracias a las conquistas sociales de los sindicatos. Lo que le decimos a la clase media, que Jauretche definió como ‘medio pelo’, es que abandone esa posición individual, que se arme un proyecto colectivo, porque la va a pasar mal.

-¿Qué rol juegan hoy los sindicatos en la política?
-Trascendente. No existiría la Argentina sin sindicatos. Si no hay sindicatos, no hay nación.

-¿Y los medios de comunicación?
-Los medios tienen que ser sólo un instrumento. Y la política debe entender la necesidad de comunicar online, y que las ideas que se comunican no las fabrican los dueños de los medios. No tengo por qué enterarme de por qué el Gobierno va a retrotraer la vergonzosa actitud de eliminar las pensiones a personas con discapacidad a través de Clarín. Eso me lo tiene que comunicar el Gobierno. El que era el cuarto poder, hoy es el primero.

-¿La gente sabe la diferencia entre propaganda y comunicación?
-Los medios son capaces de instalar las ideas de la política, y eso es perverso y trágico. Los periodistas no debemos ni deberíamos poder incidir sobre las ideas de los políticos. El rol de los medios tiene que ver con difundir, propagar y expandir la discusión, que se expresen todas las ideas, y poder fomentar el debate. La conclusión es individual, la tiene que sacar la sociedad, no el medio. Yo no te pido que me hagas propaganda, te pido que me comuniques. La gente tiene que entender la diferencia entre la propaganda y la comunicación.

-¿Su partido va a plantear una discusión de fondo?
-Sí. Una discusión que no la va a plantear Lousteau, ni Carrió, ni los sectores más tradicionales del peronismo y del kirchnerismo que van a ir a las PASO. Porque el inicio de la llegada del macrismo es el propio kirchnerismo.

-¿Cómo es eso?
-La esencia de este auto al que le fundieron el motor es la misma antes y ahora. Porque este Gobierno fundió el motor del auto de los argentinos, el mismo auto que entregaron todo chocado los que se fueron. Es decir, entre Kicillof y Dujovne nos trajeron hasta acá. Si queremos salir de esto, hay que dar una discusión de fondo, y esa discusión de fondo es de ideas. Debemos resistir, insistir y persistir en nuestros pensamientos.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #141 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?