Revista Qué

27 Mar 2015 | Denuncia

Bien Común escracha al ex dueño de SOHO

El legislador porteño Gustavo Vera realizará una acto para repudiar la evasión presupuestaria y las “paupérrimas” condiciones laborales que imponía el ex dueño de la conocida marca de ropa

El titular de Bien Común y también de la ONG  La Alameda, Gustavo Vera, escrachó al ex dueño de la marca de ropa SOHO, Nelson Sánchez Anterino,  que  quebró con una deuda de 200 milllones de pesos,  por poseer una flota de ocho autos de alta gamma en su “mansión”  situada en la calle Superí 2052, en el barrio de Belgrano

Por este motivo, hoy a lar tarde, “los trabajadores de la cooperativa SOHO y la Alameda realizarán un escrache en la mansión donde Sánchez Anterino, ya que esta mañana se denunció en la justicia que estos bienes deberían formar parte de la quiebra fraudulenta, para permitir el cobro del conjunto de los acreedores, entre ellos la AFIP y el Gobierno de la Ciudad”, según sostiene el comunicado oficial de la ONG.

Además de las pruebas fotográficas sobre los autos de alta gama ocultos se aportará en las próximas horas el testimonio de los caseros de la mansión de Sancház Anterino, quienes hartos de malos tratos y de ser durante 25 años observadores de  situaciones delictivas se ofrecen como testigos.
Se agrega ahora además un nuevo testaferro: Natalia Angelani, actual pareja de Sanchez Anterino. La misma, sin tener actividad económica alguna tal como lo demuestran los registros del ANSES, ha adquirido un piso en Recoleta y abierto cuentas bancarias en el Hipotecario y el ICBC.
La causa por estafa contra Sánchez Anterino, y sus familiares testaferros Anneris Anterino (tía de Nelson) y Sofía Verón, (Presidente de Gilmer SA-ex SOHO), tramita en el expediente 30.661/11 que lleva el Juzgado de Instrucción Nº 31, a cargo de Manuela Castañera y la fiscalía Nº 47, Marcelo Solimine. 
Sánchez Anterino dejó la empresa SOHO con una deuda  de casi 200 millones de pesos, casi 40 millones con la AFIP, y cientos de puestos de trabajo perdidos, además de un tendal de proveedores estafados.
Durante estos años los trabajadores de SOHO junto a la Alameda, vienen denunciando el trabajo esclavo con que confeccionaba Sánchez Anterino, más sus vínculos con el narco-prostíbulo Black de Recoleta, como el contrabando de autos y lavado de dinero a través de la cueva Propyme, de Guillermo Greppi.
Compartir
?