Revista Qué

15 May 2015 | Fútbol y política

Boca, Macri y los barras

El club de la Rivera recibió ciertos “favores” por parte de la Justicia. En Talcahuano identifican a Daniel Angelici como el artífice de la remoción del fiscal y el juez originales de la megacausa de la barra brava, “La 12”.

Los vínculos entre el fútbol y la política son cada vez más evidentes. A la larga historia de hechos ayer se le sumó uno más.  El incidente en el que algunos jugadores de River fueron rociados con gas pimienta por algunos hinchas se encuadra dentro de una realidad que cada día toma más peso en el club de la Rivera.

Dos semanas antes del encuentro, la Cámara Federal determinó que el juez que instruye la mega causa contra la barra brava del club, “La 12”, Manuel De Campos, fuera removido de la investigación. Todo esto generó malestar, principalmente en el Ministerio de Seguridad. Sergio Berni fue una de las personas que más colaboró con la investigación en el correr de los tres años que tuvo.

Sin embargo, la política de a poco se fue metiendo en los asuntos judiciales. Luego de con el espaldarazo de Berni con la investigación, llegó el año 2013. El jefe de la Policia Federal, comisario general Román Di Santo, recibió una amenaza en su domicilio. Era una carta con un recorte de una edición del diario de fútbol Olé, lo que se presume se trató de lugartenientes del entonces líder de la 12, Mauro Martín, le “recordaron” a Di Santo que “sabían dónde vivía”.

Amenaza Di Santo

Luego de ese episodio, comenzó “el manoseo político de la causa”, según explicaron fuentes judiciales. La primera persona a la que se le apuntó fue el fiscal a cargo, Andrés Madrea. Luego de que presentará un escrito en el que solicitaba investigar al fiscal y jefe de Seguridad de Boca, Carlos Stornelli, fue apartado de la investigación. “Si le hubieran dejado seguir con esa línea de investigación que planteó, hoy (Hernán) Cantón y (Maximiliano) Mazzaro (ambos barras) estaría  presos y lo de ayer no hubiera pasado”, precisó una fuente con acceso a la causa.

En ese entonces, el fiscal había encontrado evidencia que probaría algunos vínculos de Stornelli con la cúpula de la barra brava de Boca. El fiscal, además de su cercanía con el macrismo también mantiene buena relación con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, de quien fue ministro de Seguridad pero tuvo que renunciar luego del caso Pomar.

Pero los movimientos no terminaron allí. El presidente del club, Daniel Angelici, también operador judicial del PRO, tenía como objetivo procurar remover al juez De Campos. Ese objetivo se cumplió hace tres semanas atrás. Varios inclusive denunciaron cierta complicidad de algunos de los fiscales, y de la procuradora además, para lograr ese objetivo.

La frutilla del postre tiene que ver con la persona encargada de la investigación, hasta ahora, de lo ocurrido. Se trata del Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires, el ex legislador porteño Martín Ocampo, quien no sólo representó a Angelici en algunos juzgados, sino que además es su mano derecha en el armado de los radicales PRO.

 

Compartir
?