Revista Qué

4 Jul 2015 | Ciudad

BUE: cómo se implementará el nuevo sistema

Por primera vez, en las elecciones porteñas se utilizará la Boleta Única Electrónica. El nuevo sistema también se utilizará el próximo 19 de julio, en caso de que hubiera segunda vuelta.

Semanas atrás, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad “aprobó la aplicación de tecnologías electrónicas en la emisión de voto, escrutinio de sufragios y transmisión y totalización de resultados electorales provisorios para la elección del 5 de julio y eventual segunda vuelta el 19 de julio”.

Una vez aprobado, el Gobierno porteño puso a disposición el simulador de voto. Los porteños ingresaban en simuladorcaba.votar.com.ar, donde podían practicar cómo sufragar de acuerdo al nuevo sistema.

Con la BUE, también surgió la duda de cómo se impugna el voto. Mediante el nuevo sistema ya no se podrá poner fotos, imágenes de caricaturas o impresiones con frases dentro del sobre, que eran luego impugnados: no válidos o nulos.

Para el escrutinio final es necesario dejar constancia de cuántas personas decidieron hacerlo, por lo cual se crea la categoría de impugnado cuando el presidente de mesa se encuentra con un salame o nulo cuando se rompía la boleta. El voto en blanco sí es válido, por eso se tiene la opción, ya que influye en el número final.

bue 2

“El presidente de mesa impugna cuando hace el escrutinio. Agarra el sobre, ve que hay una estampa y se impugna porque no está previsto como categoría, como una opción para el elector. Se crea para hacer el escrutinio, no es una opción sino una acción que hace el votante”, le dijo al portal Infobae Daniel Ingrassia, director de Derechos Políticos y Observatorio electoral de la Defensoría del Pueblo.
Para el conteo definitivo, el sistema tiene previstos sobres que son enviados al Tribunal Superior de Justicia. Al no haber sobres ni papeletas de los partidos, las formas de impugnar y anular que se conocían quedan descartadas. Sin embargo, aunque pocas, hay maneras para que el voto sea categorizado como nulo -o impugnado- al momento del conteo provisorio.

Una de las opciones sería si la boleta no está impresa ni tiene información en el chip. Para hacer esto no habría que colocarla dentro de la máquina, sino directamente doblarla y ponerla en la urna. Pero esto no se podría hacer frente al presidente de mesa inmediatamente cuando le da la boleta porque sería voto cantado.

Asimismo, otra alternativa a tener en cuenta sería escribir la boleta, más allá de que esté impresa o no. Si luego de emitir el voto, el elector escribiera “anulado” con una birome o tachara una parte de la votación o dibujara cualquier otro garabato, ese sufragio no será contabilizado.

Compartir
?