Revista Qué

1 Jul 2015 | Elecciones

Candidaturas por duplicado

En un mismo año, son varios los dirigentes políticos que se presentan a los comicios para competir por más de un cargo. Se trata de elecciones desdobladas y/o simultáneas. El caso de Gabriela Michetti.

Aunque parezca confuso y le despierte suspicacias a varios, dirigentes políticos de distintos espacios estarán este año en más de una boleta, algunos ya figuraron en elecciones distritales anteriores y repetirán en los comicios nacionales, otros en cambio, lo harán a la vez el mismo día.

Sin embargo, todo es legal. El Código Electoral no lo prohíbe y eso echa por tierra las críticas que pueda haber. La discusión representa más un bien que un debate personal o intrapartidario. Se trata, de cualquier manera, de un recurso al que gran parte del arco político ha echado mano, con mayor o menor visibilidad.

El caso que despertó la atención los últimos días es el de Gabriela Michetti, que recibió un intento de impugnación porque ya participó de la elección porteña y ahora se presenta en la contienda nacional. El argumento es que se presenta para más de un cargo electivo, según la ley de Primarias 26571.

“Los precandidatos que se presenten en las elecciones primarias sólo pueden hacerlo en las de una (1) sola agrupación política, y para una (1) sola categoría de cargos electivos”, dice la norma en su artículo 22, algo que sólo tiene alcance para el país, entendido como distrito único.

El ciudadano Norberto Urso radicó la denuncia en la secretaría Electoral de la Justicia Federal de Ciudad de Buenos Aires, aunque fue desestimado de inmediato por juristas y especialistas. Incluso, el propio director nacional electoral Alejandro Tullio sostuvo que “carece de fundamento legal”. “Las limitaciones de la ley 26571 se refieren a candidaturas nacionales”, agregó.

“Es legal, no hay nada que lo prohíba. Se trata de presentación para cargos de órbitas distintas. Lo único que se impone es que, llegado el caso, el dirigente en cuestión tiene que renunciar a uno, si es que hubiera logrado dos”, le dijo a Qué el abogado constitucionalista Félix Loñ.

Otro caso que llamó la atención es el de Vilma Ripoll. La referente del MST se anota el 9 de agosto como precandidata a gobernadora bonaerense, pero también como postulante a la Vicepresidencia. Pero es una competencia en distritos diferentes. Su situación no es muy diferente de la de Michetti.

Más allá de haber quedado en el camino, la dama del PRO compitió por el máximo cargo ejecutivo y ahora figura como compañera de fórmula para la Presidencia de su conductor político. Los motivos, su potencialidad electoral y su conocimiento, una cualidad a la que, por distintos motivos, apelan varios espacios políticos.

En la Ciudad, no obstante, hay nombres aún vigentes, como el de Myriam Bregman. La candidata del Frente de Izquierda y de los Trabajadores para la Jefatura de gobierno porteño el próximo 5 de julio es, además, precandidata a vicepresidente de la Nación de una de las listas de su espacio el próximo 9 de agosto.

Como se dijo, no hay ninguna violación legal. Loñ destacó que la incompatibilidad aparece en el caso de que un dirigente se presentara para dos cargos electivos dentro de un mismo distrito como puede ser presidente y diputado nacional, mientras que no hay inconvenientes para cargos de diferentes jurisdicciones.

candidaturas por duplicadoPor lo tanto, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires corren por separado. Vale recordar que el gobernador K de Tucumán José Alperovich promovió hace poco la prohibición de “dobles candidaturas” (ver aparte) a cargos nacionales y provinciales, pero la Justicia frenó esa iniciativa, cuestionada por la oposición.

A todo esto, los casos abundan. La ex candidata a jefa de gobierno porteño por el Nuevo Más, Manuela Castañeira, también se presenta como precandidata a presidenta de la Nación, al igual que el actual legislador porteño Alejandro Bodart (MST) que también va por el sillón de Rivadavia y se anotó meses atrás para renovar su banca en la Legislatura, aunque no alcanzó el piso del 1,5%.

Otro caso es el de Claudio Lozano, quien se postuló para la Jefatura de Gobierno por Camino Popular y estuvo a sólo unas décimas de superar el piso exigido. Ahora, se anotó como precandidato a diputado nacional por el Frente Popular de Víctor de Gennaro.

Gustavo Vera, diputado de Bien Común y referente de la Fundación contra la Trata, La Alameda, es otro de los dirigentes presentes en los dos escenarios. En abril se presentó para el máximo cargo ejecutivo y ahora es precandidato a diputado nacional en tercer lugar por el moyanista Partido de la Cultura, Educación y el Trabajo (CET).

El economista Guillermo Nielsen no escapa de esta clasificación. El economista y el otrora elegido de Sergio Massa para competir en la Ciudad por el sillón de Macri disputa ahora el cargo de parlamentario del Mercosur por la Ciudad de Buenos Aires, al igual que la kirchnerista Gabriela Cerruti.

La referente porteña de Martín Sabbatella compitió en las Primarias del Frente para la Victoria por la candidatura a jefe de gobierno, que perdió a manos de Mariano Recalde. Desairada por el jefe de las aeronaves que eligió a Leandro Santoro como compañero de fórmula a pesar de sus intentos en ese sentido, va en busca de lograr la diputación distrital del parlamento regional.

La lista de dobles candidaturas crece si se tienen en cuenta los que integraron la boleta de legisladores o comuneros porteños y ahora son parte de la que postula precandidatos a diputados nacionales por la Ciudad.

De cualquier manera, la discusión es más extensa y alude a los motivos que llevan a los diferentes frentes a recurrir a las mismas figuras para distintas elecciones en un mismo año: devolución de gentilezas o necesidad electoral, son las explicaciones más usuales.

LEE LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 38 DE QUÉ

Compartir
?