Revista Qué

15 Jun 2017 | ambiente y espacio público

Casi 24 millones de pesos para residuos

A través de la Subsecretaría de Higiene Urbana, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público que conduce Eduardo Macchiavelli destinará $23.750.000 a una “línea de tratamiento para el compostaje de la fracción orgánica de los residuos”. Según consta en el Boletín Oficial de la Ciudad en la jornada de hoy, quedó aprobada la contratación directa […]

A través de la Subsecretaría de Higiene Urbana, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público que conduce Eduardo Macchiavelli destinará $23.750.000 a una “línea de tratamiento para el compostaje de la fracción orgánica de los residuos”.

Según consta en el Boletín Oficial de la Ciudad en la jornada de hoy, quedó aprobada la contratación directa Nº 8503-0550-CDI17. La apertura se llevará a cabo el día 19 de junio del 2017 a las 12 horas.

El pliego tramita la “provisión, instalación y puesta en marcha de una línea de tratamiento para el compostaje de la fracción orgánica de los residuos. Etapa 2”, con destino a la Dirección General Tratamiento y Nuevas Tecnologías, que depende de la Subsecretaría de Higiene Urbana.

Cabe mencionar que la recolección de residuos es el tópico que más dinero se devora del presupuesto general porteño. Como informó Qué en su edición #126, por diversos motivos, los procesos de higiene urbana en la Ciudad siempre distan bastante de resultar los ideales. Y en la actualidad, esa regla se cumple.

El contrato de la basura es el más caro de la Ciudad. Los números indican que, antes del traspaso de la Policía, ítem que incrementó el presupuesto general porteño, el tópico de limpieza se devoraba el 10 % del gasto. Hoy, la cifra representa el 7 % y llega a poco más de $ 12 mil millones.

Según el análisis que brindaron a Qué desde la Auditoría General de la Ciudad, uno de los aspectos clave es el de los contenedores. A lo largo de la gestión del PRO, se compraron diversos tipos de estos recipientes, pero la problemática no halló solución. “La prometida contenerización soterrada en el Microcentro, que evitaría que la basura esté en la vía pública, no avanzó, y la basura desborda”, indicaron en un informe.

Y añadieron que, en muchos casos, los contenedores son de tamaño inadecuado. “Por ejemplo, los tachos con tapa, que no poseen pie impulsor, complican a las personas de baja estatura o edad avanzada”, señalaron.

En diálogo con este medio, la titular de dicho organismo de control, Cecilia Segura, advirtió que Buenos Aires es la ciudad que más dinero gasta en la gestión de sus residuos. “Sin embargo, no está ni cerca de ser la más limpia”, indicó Segura. Y ahondó: “Esto sucede por la falta de una política integral, planificada y ambientalmente sustentable. Hubo idas y vueltas, errores, demoras y dos marcas típicas del macrismo: mucho marketing y un montón de promesas incumplidas”.

Compartir
?